Limpieza y orden

8 usos del agua oxigenada

8 usos del agua oxigenada

Al igual que otros productos como el bicarbonato de sodio, vinagre o lejía, el agua oxigenada es un producto económico, sencillo y muy eficaz en la limpieza de superficies, en el cuidado del jardín o la restauración de obras de arte.

El peróxido de hidrógeno (h2O2) o más comúnmente conocido como agua oxigenada es un poderoso desinfectante y antiséptico que tiene diversos usos en el hogar. Aquí te dejamos los más útiles y curiosos:

1. En la limpieza

La gran variedad de usos del agua oxigenada en la limpieza lo convierten en un producto estrella al igual que el bicarbonato de sodio, el vinagre o la lejía:

  • Manchas en textil: puedes eliminar fácilmente manchas de sangre, de bolígrafo, de vino, de tomate frito… basta con aplicar un poco de agua oxigenada sobre la ropa, dejar actuar unos cinco minutos y luego lavar la prenda. Si se trata de manchas secas, que llevan mucho tiempo, pon a remojo la prenda y luego aplica el agua oxigenada sobre la mancha.
  • Cocina: al ser un producto de bajo coste y alto rendimiento, puedes utilizarlo como producto de limpieza en los cristales de tu hogar (vidrios, espejos, ventanas). También puedes utilizarlo para eliminar los malos olores que pueden generar los electrodomésticos o el fregadero, así como eliminar la grasa de la encimera o de los utensilios de cocina.
  • Paredes: También es muy útil para eliminar las manchas de humedad que aparecen en las paredes.
  • Baños: ¡Si! Al ser un producto que actúa contra los microorganismos que pueden aparecer en tu hogar, puedes utilizarlo para desinfectar las superficies de tu baño, como los azulejos, el inodoro, los grifos, la mampara, la cortina, entre otros. Para ello, vierte dos tapones de agua oxigenada en un pulverizador con agua. Mezcla bien y luego aplica la mezcla sobre la superficie.


limpiar cristales

2. Como desinfectante

Al igual que la lejía, el agua oxigenada es un desinfectante muy eficaz, sobre todo en la limpieza de superficies inanimadas. Elimina microorganismos como las bacterias, las levaduras, los hongos o las esporas.

  • Por ejemplo, puedes desinfectar los juguetes de los niños. Lo puedes hacer pasando un trapo o paño húmedo previamente empapado con agua oxigenada.
  • También puedes desinfectar tu cepillo de dientes. Sumérgelo en una disolución de agua oxigenada durante unos minutos y luego aclara con agua fría.

Consejo: no utilices el agua oxigenada para desinfectar pequeñas heridas, ya que no solo eliminará las bacterias que se puedan acumular en la herida, sino que afectará a las células de tu piel, algo que perjudica el proceso de sanación. Lo mejor es que limpies la herida con agua y jabón.

3. En tu jardín

¡Si! También es muy útil para el cuidado de jardines y huertos porque ayuda a las raíces de las plantas a absorber los nutrientes, trata su podredumbre, además de eliminar y prevenir la aparición de hongos y bacterias (control de plagas).

  • Pon en un pulverizador o botella una cucharada de agua oxigenada, al 3 %, por cada taza de agua que eches. Puedes rociar esta solución en las plantas del hogar o de tu jardín cuando sea necesario.
  • Consejo: Si usas grandes dosis de agua oxigenada o de alta concentración, recuerda también añadir grandes cantidades de agua.


plantas tratar

4. En belleza

Quizá, el uso más habitual y conocido sea en el aclarado del cabello. Sin embargo, también es muy útil para eliminar las manchas de la piel o limpiar y aclarar las axilas.

Recuerda, al igual que en las plantas, conviene que utilices la cantidad y concentración adecuadas. Un excesivo uso de agua oxigenada para aclarar el cabello puede dañarlo, incluso romperlo. ¡Ten cuidado!

5. En la cocina

También es muy útil en la cocina. A nivel industrial se utiliza para blanquear quesos, pollos, carnes, huesos y para elaborar aceites vegetales.

Además, puedes utilizarlo para desinfectar las frutas y verduras de tu despensa. Para ello, vierte en un bol una cucharita de agua oxigenada y agua fría. Deja reposar unos 15 o 20 minutos y listo.

6. En la industria

En la industria el uso de agua oxigenada es común en el blanqueo de telas, algodón y la pulpa del papel.

7. En medicina

Debido a sus propiedades, el peróxido de hidrogeno es muy importante en la elaboración de fármacos.

Además, también se utiliza en la limpieza de aparatos bucodentales y ópticos. Por ejemplo, en la limpieza de dentaduras, desinfección bucal, el blanqueo dental y en la desinfección de lentes de contacto.

8. En el arte

¡También en el arte! Este es, quizás, uno de los usos menos conocidos. Sin embargo, el agua oxigenada se emplea, habitualmente, en trabajos de restauración, sobre todo en pinturas antiguas.

Además