Hogarmania.com
Hogarmania.com

Ropa y tejidos

Cómo blanquear la ropa sin cloro o lejía


¿Sabías que puedes blanquear la ropa con jugo de limón o leche? Son solo dos productos naturales que son muy utilizados para devolverle a las prendas blancas todo su esplendor.

Hoy te mostramos todas las soluciones naturales para blanquear la ropa sin recurrir a blanqueadores químicos como el cloro.

Sabemos que la lejía, comúnmente conocida como cloro y lavandina, es uno de los químicos más utilizados para blanquear la ropa afectada por manchas de sudor, de desodorante, de orina o de colorantes alimenticios. No obstante, no es -ni de lejos- la única solución.

De hecho, utilizar cloro para blanquear tejidos delicados como la seda, la lana, la licra o el polipropileno está totalmente desaconsejado, ya que rompería las fibras de la ropa, estropeando y afeando su aspecto.

Para evitar estos problemas, te decimos cómo blanquear la ropa sin cloro y utilizando únicamente blanqueadores naturales (y muy económicos).

Cómo blanquear ropa sin cloro ni lejía

Estas seis soluciones caseras y naturales dejarán tus camisas y poleras tan blancas como de fábrica:

1. Utiliza zumo natural de limón

El limón es un astringente natural que ayuda a limpiar, desinfectar y blanquear la ropa de forma casera y ecológica. ¿Lo mejor? Será sumamente efectivo en prendas de diversas texturas (seda, lino, algodón, poliéster, etc.).

Entonces, para blanquear la ropa mezcla zumo de limón con 5 litros de agua caliente en un balde y deja la ropa blanca a remojo durante dos horas. Enjuaga las prendas, ponlas a secar, preferiblemente al sol.

Para finalizar la limpieza, realiza un último lavado de la prenda de manera habitual en la lavadora o a mano.

2. Utiliza carbonato de sodio

El carbonato de sodio o soda de lavado (Na2CO3) es una sal blanca que también sirve para blanquear la ropa. En este caso, para que sea más efectivo, aconsejamos potenciarlo con agua oxigenada.

De esta forma, para blanquear la ropa rápidamente, en un recipiente pequeño mezcla 2 cucharadas de agua oxigenada más 1 cucharada de carbonato de sodio o soda de lavado. Introduce la mezcla en el microondas a máxima potencia por 15 segundos, remueve bien y aplícala sobre las manchas que deseas eliminar. Deja que repose por 15 minutos y luego lava la prenda de manera habitual. ¡La mancha habrá desaparecido!

Es importante tener cuidado con esta mezcla y manipularla siempre con guantes, ya que al calentarse la solución provoca una reacción espumosa que puede irritar los ojos y la piel (si ésta es sensible).

3. Utiliza agua oxigenada

No existe mejor solución para las manchas de sangre y de vino que aplicar un poco de agua oxigenada. ¡Las manchas se evaporarán como por arte de magia! De hecho, otro de los usos que le podemos dar al agua oxigenada (peróxido de hidrogeno) es que es perfecto para blanquear la ropa sin necesidad de hacer uso de cloros o lejías.

¿Cómo utilizarlo? Si tienes varias prendas blancas, opacas o amarillentas, introdúcelas en la lavadora y agrega junto a tu detergente habitual 1/2 taza de agua oxigenada. Activa el ciclo de lavado y pera, ¡saldrán como nuevas!

4. Utiliza leche cruda para blanquear la ropa delicada

Las prendas de seda, hilo o lino son muy delicadas y es necesario limpiarlas con productos no abrasivos. Por ello, la mejor solución para blanquear una prenda delicada es ponerla a remojo en leche cruda durante dos horas aproximadamente. Después, enjuaga la prenda y lávala como de costumbre.

5. Utiliza percarbonato de sodio

El percarbonato de sodio es otro blanqueador natural para la ropa. ¿Lo mejor? Es económico y tiene una gran variedad de usos. Por ejemplo, es ideal para desengrasar el horno y suavizar la ropa de forma natural.

En este caso, para blanquear la ropa con percarbonato de sodio añade entre 3 y 4 cucharadas en la lavadora, junto a tu detergente habitual y listo. Esta cantidad es ideal para unos 5 kilos de ropa, si añades más ropa, añade más percarbonato de sodio.

6. Utiliza vinagre blanco

El vinagre blanco es un gran multiusos natural en la limpieza del hogar. En lo que respecta a los tejidos, funciona como suavizante natural para la ropa y es perfecto para eliminar los malos olores que provoca la humedad.

Ahora bien, para blanquear la ropa con vinagre vierte en un barreño o balde 1/4 taza de vinagre blanco junto a tu jabón habitual y lava la prenda como lo harías normalmente.

Si la prenda tiene manchas amarillas o de maquillaje, es conveniente aplicar directamente vinagre sobre la mancha, dejar a reposo y lavar la prenda cuando haya pasado 1 o 2 horas. ¡Quedará perfecta!