Hogarmania.com

Árboles

Tipos de árboles: nombres y características


Quizás una de las primeras palabras sobre la naturaleza que aprendemos en nuestra edad más temprana sea esta: "árbol". Sin embargo, es posible que nos cueste definir exactamente qué es, aunque lo sepamos reconocer. En este artículo hablaremos de qué es un árbol, qué partes lo conforman, algunas clasificaciones y muchas curiosidades. ¡Algunas os sorprenderán!

¿Qué es un árbol?

"Árbol" es una clasificación genérica que se le da a una gran cantidad de plantas. A rasgos generales, para poder considerar un individuo como árbol, decimos que este debe ser capaz de lignificar, es decir, de contar con un tronco leñoso ("endurecido") y ser de un tamaño considerable, normalmente, superando los 2 metros.

Además, debe ser capaz de producir ramas secundarias en cada crecimiento anual y que estas salgan de un único tronco, de manera que adquiera la típica figura que todos reconocemos como árbol: un tronco en cuya parte superior se encuentra una copa de hojas.

Existen muchos ejemplares que cumplen algunos, pero no todos de estos requisitos, bien por no alcanzar un tamaño suficiente, bien por poseer más de un tronco. Estos individuos reciben el nombre genérico de "arbusto" y suelen estar muy relacionados los unos con los otros, ocurriendo muchas veces que una especie recibe un nombre u otro en función de su altura.

Se cree que los árboles existen en la Tierra desde hace unos 370 millones de años y que, en la actualidad, hay unos 3 billones en el mundo, aunque lamentablemente cada año su número se reduce drásticamente por la deforestación y otros fenómenos.

Hay ejemplares realmente sorprendentes como el famoso Hyperion, una secuoya ubicada en el Parque Nacional Redwood (EEUU), que es considerado el árbol más alto del mundo con una altura de 115,85 metros, o el "Gran Abuelo" en Chile, un pino alerce que se cree que es el árbol más antiguo con casi 5.500 años de historia.

Por si esto no nos pareciera suficiente, existe en India un bosque de 19.000 m2 que está conformado por... ¡un único árbol! Se trata de un Ficus benghalensis conocido como Thimmamm Marrimanu que se ha ido extendiendo de manera horizontal y que, aunque parezca un bosque de diferentes individuos, en realidad todos pertenecen al mismo.

Partes de un árbol y sus funciones

Los árboles se componen fundamentalmente de tres partes: raíz, tronco y hojas.

Raíces

Las raíces son las estructuras que permiten a los árboles fijarse al suelo y sostenerse gracias a que profundizan en la tierra para absorber los nutrientes y el agua.

Suelen asociarse con micorrizas (hongos) para abarcar una mayor superficie de absorción, aunque muchas veces no les hace falta profundizar en busca de agua debido a los riegos artificiales. Esto puede causar problemas en las ciudades, donde grandes árboles no han desarrollado raíces profundas y pueden caerse debido a ráfagas de viento.

raíces de un árbolFunciones de las raíces

Existen algunos árboles, como los ficus o los manglares, que son capaces de generar estas raíces por encima del suelo y se conocen como "raíces aéreas". Además de ayudar a absorber recursos del suelo, actúan como raíces columnares, es decir, sirven para repartir mejor el peso del árbol de manera que se pueden desarrollar ejemplares más grandes.

raíces de ficus

Tronco

El tronco es la estructura que sostiene al árbol y le permite elevarse del suelo. Tiene una parte exterior, la corteza, que realmente no es una parte viva de la planta. Sirve como protección, no solo contra depredadores o patógenos, si no también contra el frío y el calor, variando el espesor, color y forma en función de la especie.

Justo por debajo de la corteza encontramos la parte más externa del interior del tronco, la albura, que es la única parte viva, y en su centro encontramos el duramen. Esto explica por qué es posible que existan árboles completamente huecos, en cuyo interior pueden vivir algunas aves: la única parte viva del árbol es la externa, el interior solo ayuda a sostenerlo.

tronco de los árboles

Cuando los árboles de zonas templadas son talados y el interior de su tronco queda expuesto, aparecen los conocidos como "anillos de crecimiento". Estos anillos nos permite conocer la edad del árbol, ya que cada año se genera uno nuevo de mayor o menor tamaño en función de los factores ambientales.

anillos de un árbol

Hojas

Del tronco emergen las ramas que finalmente dan lugar a las hojas. Estas cumplen una función vital: permiten que los árboles realicen la fotosíntesis gracias a la clorofila que contienen. Las hojas tienen una parte superior, el haz, que actúa como "placa solar" y otra inferior, llamado "envés", que actúa como conducto de ventilación gracias a pequeñas perforaciones llamadas "estomas".

hojas de un árbol

Las hojas, en función de la especie, pueden adoptar formas muy distintas a las que comúnmente imaginamos, como pueden ser las acículas de los pinos, las hojas escuamiformes de los cipreses, las espinas de los cactus... Pero, ¿y si os dijésemos que las hojas pueden adoptar aún formas aún más raras? Un claro ejemplo son las flores y, por tanto, los frutos a los que dan lugar.

Realmente las flores son un conjunto de hojas modificadas que se especializan en diferentes formas y funciones para, al unísono, participar en la función reproductiva.

flores y hojas de un árbol

¿Qué tipos de árboles existen?

La principal diferenciación que se realiza entre los árboles es en función de si mantienen las hojas durante el invierno (perennifolios) o si las pierden (caducifolios). Sin embargo, existen otras clasificaciones más utilizadas en botánica como, por ejemplo, si tienen la capacidad de producir frutos o no, pudiendo intercalarse ambas clasificaciones.

Árboles perennifolios

Árboles perennifolios

Son aquellos que mantienen sus hojas durante todo el año, renovándolas continuamente. El grupo más conocido son las coníferas, donde encontramos diferentes especies de pinos entre otras muchas.

Árboles caducifolios

Árboles caducifolios

Son aquellos que, durante la época desfavorable del año (otoño e invierno), pierden sus hojas para recuperarlas durante la primavera, ya que les resulta más costoso mantenerlas que volverlas a producir cuando las condiciones son más beneficiosas.

Gimnospermas

Nos referimos en este grupo a los árboles que no pueden producir frutos, aunque su reproducción es igualmente por semillas. Son más antiguos que los productores de frutos y, de nuevo, el grupo más destacado son las coníferas.

Angiospermas

Angiospermas

Son los árboles más recientes y tienen la capacidad de producir frutos que envuelven a la semilla facilitando su dispersión y germinación. Dentro de este grupo englobamos a todos los árboles frutales, estando la mayoría de ellos domesticados para la producción de frutas.

¿Por qué hay tantos árboles que se parecen unos a otros?

Es bastante común que podamos confundir algunas especies entre sí, sobre todo cuando hablamos de árboles que conviven en un mismo lugar. Esto no se debe a una falta de conocimientos, ya que hay muchas plantas que, aun siendo evolutivamente muy diferentes, son muy parecidas.

Este hecho recibe el nombre de "evolución convergente" y también se puede apreciar en el mundo animal. Se trata de un proceso que se da cuando dos o más especies, que no están emparentadas, se adaptan a un medio común. Aunque al principio de su convivencia puedan ser diferentes, tras miles de años de evolución adaptativa, acaban desarrollando estructuras muy similares ya que es la forma más eficiente de habitar un determinado lugar.

evolución convergente

Como habréis podido ver, los árboles son realmente sorprendentes y esconden muchas más curiosidades de las que hemos contado. Sin ellos la vida no sería posible, por lo que debemos protegerlos para poder seguir disfrutando y aprendiendo de ellos.

Tags relacionados árboles árboles frutales