Consejos

7 cosas que a tu gato no le gustan

7 cosas que a tu gato no le gustan

Autor: Hogarmania

Los gatos son animales hogareños y mimosos, pero no siempre les gustan todas nuestras muestras de afecto y cariño, ¡descubre 7 cosas que a tu gato no le gustan!

Los gatos son mascotas hogareñas, mimosas y que generalmente disfrutan de nuestra compañía y cariño. Sin embargo nuestra forma de relacionarnos y comunicarnos es distinta, de modo que algunos gestos que para los humanos expresan claramente cariño y estima para ellos no significan lo mismo y no les gusta demasiado o no comprenden qué queremos expresarles.

Para que nos entendamos bien con nuestro gato y podamos tener una buena comunicación debemos conocer exactamente cuál es la forma natural de comportarse de nuestra mascota y de demostrarnos su aprecio, ¡descubre 7 cosas que a tu mascota no le gustan!

1. Cogerlos en brazos panza arriba

¡La panza es algo privado y delicado para un gato! Además se trata de una postura que para ellos mismos no resulta ni cómoda ni digna y se siente vulnerable, por lo que prefieren mantenerse al margen de posturas extrañas y acomodarse a sus anchas… eso sí, donde a ellos les apetezca, desde un libro, tu ropa o directamente tu cara si estás acostado en la cama.

2. No dejarles ir

Los gatos son animales muy independientes y aunque a veces puedan ser apegados a su familiar humano favorito sus muestras de afecto empiezan y acaban cuando ellos quieren, así que retenerles puede incluso ponerles furiosos.

3. Mirarles fijamente

Para la mayoría de animales mirarles a los ojos significa desafío, especialmente para los felinos. Lo que para nosotros es una muestra sincera de que les queremos un montón, para ellos significa (especialmente al principio, cuando aún no reconocen tu forma de comunicarte y expresar cariño como ser humano) más un reto que admiración.

4. Ruidos y vocerío

Su oído es muy fino y delicado, así que los ruidos en exceso (aunque sean de celebración) y el vocerío en extremo no son de su agrado. Debemos ser concisos y relajados si queremos que el gato se muestre igual de manso con nosotros.

A los gatos no les gusta que les toquen las patas.A los gatos no les suele gustar que les toquen las patas traseras ni las almohadillas.

5. Que les acaricien la panza, patas traseras y cola

Los gatos son animales más sofisticados de carácter (de forma natural) que los perros, por lo que eso de darse la vuelta y que les acaricien la panza, las patas traseras o la cola… no es precisamente de su agrado.

6. Que les toquen la nariz

Realmente se trata de un gesto que ni siquiera a las personas nos gusta, pero que tendemos a hacer con los animales porque su naricita nos resulta irresistible. Sin embargo a los gatos les resulta bastante incómodo tener un dedo tan cerca de su cara y de sus enormes ojos. Además, al tratarse de animales muy curiosos y observadores tienden a seguir la trayectoria de nuestro dedo hacia su nariz y, por ello, a ponerse bizcos.

7. La suciedad

Los gatos son animales muy limpios y aseados. Se asean más de una vez al día y necesitan que tú mantengas la limpieza total de las cuestiones que ellos no pueden controlar, como por ejemplo su arenero o los olores fuertes de detergentes, colonias y elementos de limpieza.

A los gatos no les gusta que les toquen la nariz.A los gatos les resulta incómodo que les toquen la nariz.

Tags relacionados gatos consejos gato