Hogarmania.com
Hogarmania.com

Aves

Agapornis o lovebirds, ¡los pájaros del amor!


Estos pájaros de gran colorido esconden muchas curiosidades que quizás desconozcas. ¿Sabías que no son tan fieles como parecen? Aunque la pareja que eligen es para toda la vida, se reproducen con otros agapornis.

No te pierdas estos y otros aspectos curiosos sobre esta pequeña y preciosa ave y ¡toma nota de sus características y cuidados! ¿Tienes una de mascota?

Animal: Agapornis

Género: Ave

Familia: Psitácidas o Psittacidae

Orden: Psitaciformes o psittaciformes

Hábitat: zonas con clima cálido y tropical

Territorio: África subsahariana, Tanzania, Kenya y Madagascar

Tamaño: entre 13 y 16 centímetros

Agapornis en grupo sobre una rama
Puede que te interese saber cuáles son las ventajas de tener un loro de compañero de vida. ¡Te lo contamos!

El agapornis es un ave exótica de la familia de los loros procedente de las zonas tropicales africanas. Habita en la África subsahariana, Tanzania, Kenya y Madagascar y puede llegar a vivir entre 10 y 15 años.

Su nombre proviene del griego y significa pájaro del amor (ágape - amor; ornis - pájaro), calificación derivada de su monogamia y de los fuertes vínculos que establece con su pareja. Por ese mismo motivo es conocido también como el inseparable o lovebird.

Características del agapornis

Se trata de un loro pequeño con plumas de gran colorido, cuerpo sólido y con una medida de entre 13 y 16 centímetros de altura según la especie. Tiene un fuerte pico y mucha versatilidad en las patas (que utiliza tanto para caminar como para alimentarse).

Su cola es corta y redondeada y el plumaje muy colorido, predominando el verde y el rojo o anaranjado, aunque hay muchas mutaciones entre las que se pueden encontrar ejemplares azules, violetas o grises.

Es imposible distinguir a primera vista si un agapornis es macho o hembra, ya que sólo presentan dimorfismo sexual 3 especies (taranta, cana y pullarius), mientras que para conocer el sexo de las restantes es necesario un análisis veterinario o una prueba de ADN.

Agapornis de cara

Qué comen los agapornis

El agapornis se alimenta principalmente de semillas de avena, alpiste o pipas de girasol, normalmente mezcladas. Esta mixtura especial para agapornis puede comprarse sin problemas en tiendas especializadas.

Como complemento pueden comer fruta fresca (manzana) o verduras (lechuga, zanahoria) y sólo de forma esporádica papillas preparadas a base de huevo. Por otro lado, es importante colocar en la jaula un hueso de jibia para proporcionarles calcio, ya que esto es necesario para crecer adecuadamente.

Comida para agapornis (Amazon)
La comida para agapornis más vendida de Amazon basada en una mezcla de semillas, pipas de girasol y alpiste.

Comportamiento del agapornis

Suelen ser animales bastante confiables con el ser humano, aunque mucho más con los de su propia especie y otras aves. Por norma general no suele ser un animal violento ni suele atacar, salvo que se sienta muy amenazado.

Los agapornis son aves alegres, divertidas, juguetonas y sociables. Son extremadamente cariñosas, sobre todo con su pareja. No obstante, son muy territoriales y no aceptan de buen grado la presencia de un extraño en su espacio, a no ser que se haya acostumbrado a él previamente.

Una pareja de agapornis besándose

Reproducción del agapornis

La mejor época para la reproducción del agapornis es durante el comienzo de la primavera, ya que no soportan las temperaturas extremas. La pareja construye el nido a base de ramitas de árbol, corteza o serrín.

Normalmente la hembra pone de 4 a 6 huevos que incuba durante aproximadamente 20 días hasta que nacen los polluelos, que serán atendidos por sus padres en el primer mes y medio o dos meses de vida. Pasado este tiempo las crías comienzan a ser independientes.

Pareja de agapornis acurrucándose
No dudes en informarte sobre qué hacer si te encuentras un polluelo huérfano.

Tipos de agapornis

Cinco de sus miembros se destacan por construir su nido en las ramas de los árboles, en lugar de anidar en cavidades como la mayoría de los psittaciformes. No obstante podemos encontrar 9 especies diferentes de agapornis:

  • Agapornis personata, Agapornis personatus o inseparable cabecinegro
  • Agapornis lilianae o inseparable del Nyasa
  • Agapornis nigrigenis o inseparable cachetón
  • Agapornis swinderniana o inseparable acollarado
  • Agapornis de Fischer, Agapornis fischeri o inseparable de Fischer
  • Agapornis canus o inseparable malgache
  • Agapornis pullarius o inseparable carirrojo
  • Agapornis taranta o inseparable abisinio
  • Agapornis roseicollis o inseparable de Namibia

Una pareja de diferentes agapornis

Cómo cantan los agapornis

Tienen un canto intenso pero no resulta ruidoso. Pueden imitar sonidos pero es difícil que aprendan a hablar como otros loros.

Dependiendo de la forma en la que cante, podemos saber cómo se siente nuestro agapornis. Normalmente sus sonidos siempre indican felicidad y buen humor, por lo que si le oyes silbar y cantar, ¡puedes estar seguro que está totalmente feliz!

Por otro lado, puede hacerlo durante muchas horas seguidas al día si se siente contento y tranquilo. ¡E incluso puede llegar a erizar sus preciosas plumas de la cabeza!

Romeo y Julieta, dos agapornis cantando frente a cámara. Vídeo de Animalitos Bonitos desde Youtube.

¿Te gustaría saber qué te quiere decir con su canto y sus gestos? No te pierdas este artículo tan interesante sobre el idioma de los periquitos y los agapornis. ¡Te sorprenderá!

Cuidados del agapornis

Los agapornis son animales muy activos y necesitan mucho espacio para vivir cómodamente. Consíguele una jaula muy amplia (de al menos 60 centímetros de alto y de largo, aunque cuanto más grande mejor). Intenta esta sea de metal y los barrotes sean horizontales para que pueda escalar.

Jaula amplia para ninfas y agapornis (Amazon)
Jaula amplia para ninfas y agapornis que incluye 2 juguetes, un columpio y una escalera.

Coloca perchas de distintos grosores a diferentes alturas para que pueda saltar de una a otra (es 100% aconsejable para que se mantenga activo). También proporciónale juguetes para entretenerse y divertirse: cuerdas, columpios o ramas para picotear.

Algo muy importante es que no le gusta la soledad, por lo que debes buscarle una pareja para que no viva solo. Pero nunca pongas un espejo en la jaula, ya que el animal puede confundir su reflejo con el de otro agapornis e intentará relacionarse ¡sin éxito alguno!

Para conseguir que conviva con un nuevo inquilino sin problemas lo mejor es colocarlos durante las primeras semanas en jaulas individuales, una al lado de la otra, para que puedan verse y acostumbrarse sin que haya peleas.

Pareja de agapornis

En cuanto a las estaciones del año más fuertes, evita exponerle a temperaturas extremas en verano y corrientes de aire en invierno. Necesita vivir en una temperatura de entre 18 y 25ºC. Por esa razón, es la mascota ideal para vivir dentro de nuestro hogar.

Recuerda protegerle siempre del frío colocando su jaula en un lugar seco, libre de corrientes y evitando que se moje. La alimentación también es clave para poder mejorar su plumaje y protegerse en invierno. ¡No te olvides de proporcionarle calcio!

Por último, no te olvides de facilitarle un plato o bañera con agua para que pueda asearse. ¡Y sobre todo no te dejes su bebedero y comedero!

Con cuidados óptimos, el agapornis puede vivir hasta 15 años.

Agapornis sobre una rama

Curiosidades sobre el agapornis

  • ¿Cómo nos ven a los humanos? A diferencia de la vista de los perros, el agapornis tiene una visión monocular, es decir, puede ver desde cada ojo de manera independiente sin necesidad de usar ambos ojos para una vista completa. Además, su vista es muy buena a pesar de lo pequeñito que es.
  • No le gusta la soledad, por lo que él siempre será más feliz si vive con una pareja de su misma especie.
  • Cuando observes que el agapornis no deja de moverse, emite sonidos sin cesar, se peina el plumaje seguido y observa con curiosidad todo lo que hay a su alrededor, ¡es muy buena señal! Significa que está alegre, contento y de muy buen humor.
  • En cambio, si ves que no interactúa, no es sociable y no se mueve como siempre, significa que está triste.
  • Lo que más le gusta a un agapornis es estar acurrucado a su pareja.
  • No le gusta que le acaricien en el lomo, las plumas o las patas, es mejor hacerlo en la cabeza (la zona adecuada). Disfruta con el acicalado de su cabeza y cuello.
  • Aunque sean los pájaros del amor, no son del todo fieles a su pareja ya que pueden reproducirse con otros agapornis y luego volver con su pareja.

Pareja de agapornis jugando

Pero aunque no lo parezca, la fidelidad sí existe en el reino animal. Te contamos qué animales son fieles a su pareja. ¿Te lo vas a perder?

Tags relacionados animales domésticos aves