Hogarmania.com

Pintura

Cómo limpiar paredes blancas y librarte de pintar


Las paredes blancas se ensucian muy fácilmente y, con el paso de tiempo, pueden aparecer pequeñas rozaduras o manchas antiestéticas. Te enseñamos cómo limpiar paredes blancas para que luzcan como el primer día con unos truquitos. ¡Manos a la obra!

Las paredes blancas están de moda y son una forma ideal de aportar luz, claridad y amplitud a una estancia. Además, pegan con casi cualquier decoración. El problema de estas paredes es que se ensucian con muchísima facilidad.

Para solucionar este problema no tienes por qué pintar de nuevo toda la pared, puedes dejarla impecable con unos pequeños trucos. A continuación, te enseñamos cómo limpiar paredes blancas.

Cómo limpiar paredes blancas con el borrador mágico o esponja de melamina

El borrador mágico es un producto de limpieza que elimina eficazmente las machas de bolígrafos, rotuladores y las machas amarillas de las paredes. De una forma muy sencilla y rápida eliminarás toda la suciedad y dejarás las paredes impecables.

1. Retirar objetos de la pared
Debemos retirar los cuadros o muebles cercanos a la macha que queremos eliminar.

2. Pasar un paño para retirar el polvo
Retiramos el polvo del trozo de pared que queremos tratar con un paño seco.

3. Aplicar el borrador mágico
Humedecemos el borrador mágico y con movimientos circulares lo aplicamos en la mancha que queremos eliminar.

4. Retirar el producto
Con una esponja humedecida en agua y jabón retiramos el exceso de producto.

5. Secar las paredes
Secamos la superficie tratada con un paño seco.

cómo limpiar paredes blancas 1

Limpiar las paredes blancas con una mezcla de vinagre y detergente

Esta técnica está pensada para paredes pintadas con pintura de aceite. Se trata de mezclar vinagre y detergente para limpiar la pared. Ideal para limpiar las paredes sucias de humo, grasa o manchas amarillentas.

1. Retirar objetos
Retiramos todos los objetos que se encuentren cerca de la pared para poder trabajar con mayor comodidad.

2. Limpiar el polvo de la pared
Limpiamos el polvo de la pared con una mopa o un trapo seco.

3. Hacer la mezcla del vinagre y el detergente
En un cubo añadimos un litro de agua tibia y le agregamos una cucharada de detergente y un cuarto de vaso de vinagre.

4. Limpiar las paredes
Con una esponja aplicamos la mezcla haciendo movimientos circulares. Si la mancha no se va, podemos aplicar un poco de desengrasante y dejarlo actuar unos minutos.

5. Retirar la mezcla con agua limpia
Tras aplicar la mezcla, limpiamos con agua limpia y una esponja la pared donde hemos aplicado el producto.

cómo limpiar paredes blancas 2

Cómo limpiar paredes blancas con agua tibia y un limpiador suave

Las paredes pintadas con pintura de látex son más sensibles a los productos, debemos aplicar una mezcla de agua con limpiador suave multiusos.

1. Despejar la zona
Retira todos los objetos y muebles que estén cerca de la pared a tratar.

2. Limpia las paredes de polvo
Elimina el polvo de la pared con una mopa o trapo seco.

3. Mezclar agua tibia y limpiador
En un cubo añadimos agua y la mezclamos con un limpiador suave. A continuación, aplicamos la mezcla en las machas con una esponja.

4. Enjuagar la pared
Con agua limpia y una esponja retiramos el producto de la pared y la secamos con un paño seco.

cómo limpiar paredes blancas 3

Eliminar las manchas de moho de las paredes blancas

Es muy habitual que encontremos moho en paredes con problemas de humedad. Para quitar el moho de las paredes podemos utilizar agua oxigenada o vinagre blanco.

  • El agua oxigenada tiene propiedades antibacterianas. Para limpiar el moho debemos rociar en la zona afectada agua oxigenada de 3% y dejar actuar 10 minutos antes de limpiar la superficie con agua limpia.
  • El vinagre blanco es otro de los productos estrella para eliminar las manchas de moho por sus propiedades antifúngicas. Debemos aplicarlo en la zona afectada directamente y esperar un par de horas antes de limpiarlo con agua limpia.

cómo limpiar paredes blancas 4

Otros trucos para limpiar las paredes blancas de manchas difíciles

Utilizar amoniaco

Si en una primera limpieza no se limpian las manchas, se puede utilizar una mezcla de amoniaco. Para ello, debes mezclar un litro de agua con una cucharada de amoniaco y limpiar la pared con un paño humedecido de arriba abajo. Tras aplicar la mezcla, limpiamos la pared con agua limpia y una esponja y la secamos. Se puede repetir el proceso si vemos que la mancha ha resistido.

Utilizar bicarbonato

Para utilizar este producto en las manchas de las paredes, debemos diluir dos cucharadas de bicarbonato en agua tibia. Con movimientos circulares lo aplicamos en las manchas y dejamos actuar. Posteriormente, retiramos el producto con agua limpia en la superficie y la secamos.