Hogarmania.com

Pescados y mariscos

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz: un tradicional plato onubense por Karlos Arguiñano


Karlos Arguiñano elabora una receta regional típica de Huelva y Galicia: Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz, un plato sencillo, delicioso y fácil de preparar.

Podemos considerar este plato como una receta de "casa de la abuela" y recuerda el sabor de la tradición. Una recomendación gastronómica que también podemos preparar es esta receta de papas con choco, un clásico guiso marinero andaluz.

Karlos Arguiñano

Ver el programa completo

Tiempo de preparación: 25 minutos | Tiempo total: 1 hora 05 minutos


Ingredientes (4 personas):

  • 8 chocos pequeños (limpios)
  • 2 cebollas
  • 200 g de arroz
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil

Elaboración de la receta Chocos (sepia, jibia) encebollados con guarnición de arroz por Karlos Arguiñano:

Corta las cebollas en juliana fina y ponlas a rehogar en una cazuela con un chorrito de aceite hasta que se doren un poco (15 minutos aprox.). Añade la hoja de laurel y el vino. Cocínalo un poco para que se evapore el alcohol.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Corta los chocos (limpios) en trozos y añádelos a la cazuela. Sazona, vierte 200 ml de agua, tapa y cocínalos durante 20 minutos a fuego suave-medio.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Aplasta 2 dientes de ajo (déjalos con piel), colócalos en una cazuela con un chorrito de aceite y dóralos un poco. Agrega el arroz, vierte el agua (el doble y un poco más), sazona y cocínalo durante 18-20 minutos.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Para servir, pon unas gotas de aceite en un recipiente (bol), coloca en el fondo una hoja de perejil, rellénalo con arroz y vuélcalo sobre un plato. Repite el proceso otras 3 veces. Reparte los chocos en los 4 platos al lado del arroz.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Consejo:

La sepia tiene un hueso interno compuesto de carbonato de calcio y es utilizado como alimento para las aves de compañía.