Pescados y mariscos

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz: un tradicional plato onubense por Karlos Arguiñano


Karlos Arguiñano elabora una receta regional típica de Huelva y Galicia: Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz, un plato sencillo, delicioso y fácil de preparar.

Podemos considerar este plato como una receta de "casa de la abuela" y recuerda el sabor de la tradición. Un autético festín gastronómico ¿te apuntas?

Karlos Arguiñano

Ver el programa completo de: Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz: un tradicional plato onubense por Karlos Arguiñano

Tiempo de preparación: 25 minutos | Tiempo total: 1 hora 05 minutos


Ingredientes (4 personas):

  • 8 chocos pequeños (limpios)
  • 2 cebollas
  • 200 g de arroz
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil

Elaboración de la receta Chocos (sepia, jibia) encebollados con guarnición de arroz por Karlos Arguiñano:

Corta las cebollas en juliana fina y ponlas a rehogar en una cazuela con un chorrito de aceite hasta que se doren un poco (15 minutos aprox.). Añade la hoja de laurel y el vino. Cocínalo un poco para que se evapore el alcohol.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Corta los chocos (limpios) en trozos y añádelos a la cazuela. Sazona, vierte 200 ml de agua, tapa y cocínalos durante 20 minutos a fuego suave-medio.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Aplasta 2 dientes de ajo (déjalos con piel), colócalos en una cazuela con un chorrito de aceite y dóralos un poco. Agrega el arroz, vierte el agua (el doble y un poco más), sazona y cocínalo durante 18-20 minutos.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Para servir, pon unas gotas de aceite en un recipiente (bol), coloca en el fondo una hoja de perejil, rellénalo con arroz y vuélcalo sobre un plato. Repite el proceso otras 3 veces. Reparte los chocos en los 4 platos al lado del arroz.

Chocos (sepia) encebollados con guarnición de arroz

Consejo:

La sepia tiene un hueso interno compuesto de carbonato de calcio y es utilizado como alimento para las aves de compañía.