Sopas y cremas

Crema de col lombarda por Karlos Arguiñano: una rica y vistosa receta vegana


Karlos Arguiñano nos presenta en Cocina Abierta una deliciosa y nutritiva receta: Crema de col lombarda, una propuesta vegana llena de sabor y colorido, muy fácil de preparar, saludable gracias a sus propiedades nutricionales y sumamente deliciosa. Ideal para preparar en invierno y una buena forma de introducir esta verdura en la dieta de los más pequeños ¡pruébala!


Karlos Arguiñano

Ver el programa completo de: Crema de col lombarda por Karlos Arguiñano: una rica y vistosa receta vegana

Tiempo de preparación: 20 minutos | Tiempo total: 45 minutos


Ingredientes (4-6 personas):

  • 1 col lombarda (pequeña)
  • 1 puerro
  • 1 manzana
  • 1 cebolleta
  • 2 patatas
  • 80 g de pan (de víspera)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil

Elaboración de la receta Crema de col lombarda por Karlos Arguiñano:

Calienta un chorrito de aceite en una cazuela grande. Retira la parte inferior, superior y la primera capa del puerro. Hazle un corte en cruz por la parte superior (la verde) y enjuágalo bien. Córtalo en cuartos de luna y agrégalo a la cazuela. Corta la cebolleta en dados e incorpórala. Descorazona la manzana, pela, trocea y añádela. Rehoga todo durante 6-8 minutos a fuego suave.

Crema de col lombarda

Pela las patatas, trocea (cascándolas) y añádelas. Corta la col lombarda en juliana y agrégala. Cubre con agua, sazona, tapa la cazuela y cuece todo a fuego suave durante 20 minutos. Tritura los ingredientes con una batidora eléctrica hasta conseguir una crema homogénea.

Crema de col lombarda

Corta el pan en rodajas finas y fríelas en una sartén con aceite. Retira y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Crema de col lombarda

Sirve la crema y riega los platos con un chorrito de aceite. Acompáñala con los panes fritos y decora los platos con unas hojas de perejil.

Crema de col lombarda

Consejo:

La col lombarda es una de las verduras estrella de la Navidad, sin embargo, sus propiedades la convierten en un ingrediente ideal para consumir durante todo el invierno.