Hogarmania.com
Hogarmania.com

Suelos y paredes

Suelos de madera natural: Cuidados y limpieza (para que dure muchos años como nuevo)


Si estás pensado cambiar el suelo de tu hogar y no sabes exactamente cuál elegir, hoy te quiero hablar sobre los suelos de madera; sus ventajas, sus inconvenientes y cómo cuidarlos para que nos dure muchos años.

Ah, y cómo siempre, te enseño mi truco de limpieza para que luzca como nuevo todos los días del año. ¡No perderá brillo!

Rosa Garalva, 1 de febrero de 2023


Los suelos de madera tienen la particularidad de aportar mucha calidez al hogar, además de que encajan a la perfección con cualquier estilo de decoración, pues poseen una elegancia natural muy exclusiva. De hecho, una de las principales razones por las que he elegido este material en casa es por su estética. ¡Sus nudos y vetas lucen realmente únicos!

Otras razones por las que elegí este material es porque duran mucho tiempo, son fáciles de limpiar y cuidar, siendo el agua y el jabón mis principales aliados para mantenerlo como nuevo. Y estoy precisamente aquí para darte a conocer el método que llevo usando durante muchos años para que mi suelo de madera esté siempre perfecto, libre de manchas o rayones que entorpezcan su belleza.

Cuidados y limpieza de los suelos de madera natural

En general, es bastante sencillo cuidar los suelos de madera natural o parqué. Por ejemplo, para quitar el polvo, las pelusas y basurilla basta con pasar una mopa suave o una aspiradora.

Y, si vas a fregarlos, no mojes en exceso la fregona para evitar que se humedezca y pierda su brillo tan característico. La buena limpieza está en la inteligencia y por todos es sabido que los suelos de madera llevan mal el ser tratados con mucha humedad o detergentes abrasivos.

Respecto a los temidos arañazos, créeme, la mayoría de los arañones que tenía mi suelo fueron ocasionados por mover algún mueble o arrastrar objetos pesados. ¿La solución? Aprendí a evitarlos colocando trozos de tela debajo de las patas (o algún tapete o toalla vieja antes de arrastrar el mueble). Tú puedes seguir este ejemplo o descubrir tus propios trucos.

Otro aspecto a tener en cuenta es que si vives en un clima seco, puedes mantener hidratada la madera colocando de vez en cuando recipientes con agua en el suelo. De esta forma, la madera absorberá la humedad que necesita. Hazlo especialmente si te vas de vacaciones y tu casa permanece cerrada por un largo periodo de tiempo.

Limpieza frecuente de un suelo de madera natural

Por otra parte, para limpiar los suelos de madera no necesitas productos caros ni técnicas raras, solo un poco de agua y jabón, ¡tus mejores aliados! Yo lo hago de la siguiente manera:

Cuidados y limpieza de los suelos de madera natural

En un cubo con 5 litros de agua templada agrego una cucharadita de jabón líquido, mejor si es neutro (recomiendo el jabón de Marsella). A continuación, mojo la fregona y la escurro muy bien, asegurándome de que no chorrea, ya que cómo mencione antes, no es bueno mojar la madera en exceso. Tras escurrir bien la fregona comienzo a fregar el suelo. Si veo que ha quedado muy mojado, paso una mopa limpia y la termino de secar.

Con hacer esta limpieza una vez por semana es más que suficiente para mantenerlos limpios, frescos y con un aspecto muy acogedor.

¿Se puede utilizar vinagre y ceras en este tipo de suelos?

En más de una ocasión he oído que el vinagre en la madera puede dar muy buen resultado a la hora de limpiar la madera. Es verdad, pero lo hace al momento. Si se utiliza como una solución frecuente, el vinagre acaba por desgastar ese brillo tan bonito que tiene la madera natural, además de resecarla. Esto se debe, sin duda alguna, al pH ácido que tiene el vinagre. Por ello, es mejor usarlo de manera esporádica y no abusar de él. Confía en mi, el brillo de tu parqué o parquet lo agradecerá.

Respecto a las ceras, ¿es aconsejable utilizarlas? Por experiencia propia, no recomiendo el uso de ceras comerciales para dar brillo a los suelos de madera natural. Ocurre un efecto parecido al vinagre, solo que en este caso, la cera atraerá el polvo y, poco a poco, se formará una capa cerosa ¡muy difícil de limpiar!

En su lugar, te recomiendo adquirir productos específicos para hidratar y embellecer tu suelo de madera. No suelen ser económicos, pero quien algo quiere algo le cuesta y en cuestiones de brillo, no debemos escatimar.

Recuerda, hablamos de suelos de madera natural que tienen un coste alto, pero que son muy buena inversión a largo plazo. ¿Todavía no conoces sus ventajas? ¡Te las enseño a continuación!

Ventajas de los suelos de madera natural

  • Tienen la ventaja de funcionar como un aislante acústico y térmico: La madera natural se ajusta al clima, es cálido en invierno y fresco en verano, algo que notarás en la factura de luz o gas, ya que ahorrarás mucho dinero en calefacción y aire acondicionado.
  • Tiene un tacto agradable y cálido. Caminar descalzo es realmente agradable por su textura y calidez, en invierno no sufrirás al salir de la cama sin calcetines.
  • Se puede restaurar sin necesidad de reforma. Aunque es cierto que es un suelo resistente, también es propenso a sufrir rayones y manchas. Lo bueno es que lo podrás restaurar y dejarlo cómo nuevo con una buena pulida. Los fabricantes recomiendan hacerlo cada 10 años.
  • Su limpieza es realmente sencilla. Si has prestado atención, agua y jabón es todo lo que necesitas para dejarlo limpio y brilloso. ¡Nada de productos complicados o caros!

Ahora bien, para ser realmente honestos, debo informarte de que no todo son ventajas. A continuación, te enumero las principales desventajas que suponen los suelos de madera:

Desventajas de los suelos de madera natural

  • Suele generar ruidos. Una de las desventajas de tener suelos de madera (esto lo he notado tras varios años de su instalación) es el ruido que genera al caminar. Recordemos que es un material orgánico y que puede contraerse o expandirse ocasionando este peculiar crujido al caminar.
  • Son suelos muy delicados y deben tratarse como tal. Los arañazos y manchas de mucho tiempo es otra de las desventajas con las que me he encontrado. Finalmente, si optas por este tipo de suelo, debes tener muy presente esta desventaja, en especial si en tu casa hay mucho movimiento o, incluso, si vives en una zona donde abunda el polvo y la tierra. Si no lo he mencionado antes, lo hago hago ahora: ¡el polvo es el enemigo número uno de la madera!
  • Son suelos caros. Por lo general, cuanto más láminas tenga el suelo, más caro será. Así, un suelo de madera maciza es más caro que una tarima multicapa. De ahí que sea necesario cuidar su limpieza y mantenimiento.

Es así como llegamos al final del artículo, espero que esta información te haya resultado útil. Si deseas saber más recuerda que tienes un vídeo con muchos detalles sobre este tema en mi canal de YouTube y más consejos del hogar en mi perfil de Instagram. ¡Hasta la próxima!