Ropa y tejidos

Trucos y consejos para que no resbalen los zapatos

Trucos y consejos para que no resbalen los zapatos

La lluvia es nuestro peor aliado en invierno, sobre todo si llevamos prisa. Te enseñamos algunos trucos que te ayudarán a que tus zapatos se adhieran mejor.

Autor: Hogarmania

¿Has visto la hora? Llegas tarde a trabajar y tienes que ir corriendo al tren… ¡y está empezando a llover! Así que el suelo de baldosa se convierte en tu peor enemigo. Tus zapatos comienzan a deslizarse… ¡te vas a caer!

Se trata de una situación de lo más común en invierno, ¿verdad? Pero no te preocupes, porque nosotros te vamos a dar algunos trucos y consejos infalibles para que tus zapatos no resbalen más.

Trucos y consejos para que tus zapatos no resbalen

Te mostramos cinco trucos geniales para que la suela de tu calzado no resbale y puedas ponértelo también los días de lluvia. Eso sí, si ves que se avecina un diluvio universal, nada mejor que unas buenas botas con adherencia e impermeables.

Patata

El viejo truco de la patata nunca falla. Corta una patata por la mitad y restriega por la suela de tus zapatos o botas. El almidón de la patata crea una capa antideslizante que te permitirá caminar con más soltura por entornos mojados o suelos resbaladizos.

Trucos y consejos para que no resbalen los zapatos.Si la suela tiene pocos dibujos es frecuente que tus zapatos resbalen.

Laca para el pelo

Rociar la suela con laca es un buen truco, sobre todo si el suelo está mojado pero tampoco llueve a mares. Rocía laca por la suela de tus zapatos y deja secar unos segundos, lo suficiente para que no se pegue al suelo de tu casa y manche.

La laca crea una especie de película plástica que evita que el agua contacte directamente con la goma de tus zapatos y esta comience a resbalar. Si vas a pasar un largo periodo fuera de casa, un bote pequeño de laca en tu bolso o mochila no estará de más.

Ralla la suela

Si la suela de tus zapatos es muy lisa, apenas sin dibujos, es probable que resbalen incluso si no está lloviendo.

Para solucionar esto, lo mejor es que cojas un cuchillo que corte bien o una navaja y realices unas marcas alargadas y cruzadas en la suela. Estas funcionarán a modo de hendidura y harán que tus zapatos no resbalen más.

Lija

Otra opción para suelas con poco dibujo o suelas de goma brillantes es lijar. Con una lija fuerte y plana, pasa por la suela de tu zapato, haciendo especial hincapié en la zona delantera y planta.

Este truco hará que desaparezca esa capa que, hasta que los zapatos hayan recibido mucho uso, continúa resbalando.

Silicona para que los calcetines no resbalen. La silicona es un truco infalible para los calcetines de andar por casa.

Silicona caliente

La silicona no es un truco infalible para un zapato que vayas a llevar a la calle, porque terminaría cayéndose con el roce del pavimento. Sin embargo, es un truco excepcional para el calzado de casa, y hará que tus zapatillas y calcetines no resbalen nunca más.

Si tus calcetines resbalan sobre la madera o la baldosa de la cocina o baño, pon bolitas de silicona con una pistola de silicona caliente en la planta para que se adhieran mejor y deja secar (la silicona tarda muy pocos minutos en secar).

Cuando hayan secado y la silicona esté correctamente pegada a la suela de tu calcetín comprobarás que ya no resbala nada de nada, se trata de un truco muy sencillo y práctico.

Si te resbalan las zapatillas de casa, prueba a dibujar hondas horizontales por toda la suela y, de la misma manera, deja secar.

Trucos y consejos para que tus zapatos no resbalen

Tags relacionados zapatos zapatero

Además