Comportamiento

Trucos para conseguir que tu gatito no te muerda

Trucos para conseguir que tu gatito no te muerda

Son esbeltos, elegantes y tiernos. Sin embargo, nuestros felinos no se caracterizan por ser, excesivamente, cariñosos. En ocasiones, incluso llegan a mordernos o arañarnos. ¿Por qué lo hacen? ¿Se han ganado su fama de «ariscos» a posta?

Lo primero que debemos empezar a asumir es que sí se puede educar a los gatos. Es decir, si tu felino te muerde o araña, es porque cree que cuando lo hace está bien.

Al igual que los perros, los gatos también pueden aprender a no morder a sus dueños. Te traemos unos consejos para que tu minino deje de morderte.

La hora del juego

Para que tu felino no te muerda o arañe, proporciónale juguetes y objetos que pueda morder. Por ejemplo, una caja de cartón, un ovillo de lana, plumas o cintas. Pero, nunca utilices tus manos y tus pies para jugar con él.

Recuerda que el tiempo de juego es vital para tu felino, pues para ellos es algo tan natural y necesario como los alimentos.

gato juguete

Amonesta su actitud

Si a tu felino le encanta jugar y morderte un poco fuerte o fuerte es porque, en el pasado, se ha comportado de esa manera sin ningún tipo de reproche. Tu gato es como un niño, si desde pequeño le enseñas que morder fuerte está mal, no adoptará esta costumbre.

Si tu gato es adulto, no te preocupes, también se le puede educar. Lo que puedes hacer cada vez que te muerda es restar la atención sobre él o alejarle de ti. A tu amigo le encanta que tú te muevas y juegues con él. Si retiras tu atención cuando se porta mal, lo percibirá como un «castigo».

Por el contrario, si se porta bien y te muerde de forma cariñosa, recompénsale, bien con una golosina o con una dosis de cariño extra. Con el tiempo, aprenderá a jugar de forma saludable contigo y otras personas de su entorno.

¿Parece difícil? ¡Lo es! Cada gato es un mundo y pueden reaccionar de distintas formas. Recuerda que estamos hablando de animales muy inteligentes y sumamente independientes.

Aprende a jugar con tu mascota

Tan importante es corregir su comportamiento como el tuyo. ¿Sueles acariciarle la tripa y las patas traseras? ¡No lo hagas! Por su naturaleza e instinto, los gatos perciben estas zonas como zonas vulnerables.

Lo mejor es que, si detectas que tu felino te muerde cuando le acaricias determinada zona de su cuerpo, dejes de hacerlo. Morderte es su forma de decirte: «¡No me gusta!».

Nunca obligues a tu gato a jugar contigo. Lo único que conseguirás es un buen mordisco acompañado de bufidos, maullidos de alerta, además de estresar a tu mascota.

Mi gato se resiste, ¿cómo saco su lado más humano?

Utilizando el truco de la estatua humana. Este truco consiste en que cada vez que tu gato te muerda, sueltes un «ay» y te quedes muy quieto, como una estatua. Tu mínimo perderá interés en ti y le darán menos ganas de morderte o arañarte.

Seamos realistas, tu gato nunca aprenderá a tirar de la cadena como el gato de Jack Byrnes (Robert de Niro) en Los padres de ella, pero al menos será un compañero más humano para tu faceta más gatuna.

Además