Alimentación

¿Cuántas veces al día debe comer un perro?

¿Cuántas veces al día debe comer un perro?

Nuestro amigo de cuatro patas nos pediría comida a todas horas, pero ¿cada cuánto tiempo deberíamos darle su ración? ¡Conoce todas las cantidades que necesita en cada etapa!

La salud de tu perro depende tanto de la calidad como de la cantidad de su comida. Por eso, además de ofrecer a tu peludo un pienso personalizado, es importante repartir su alimentación diaria en el número correcto de tomas.

Perro con su cazuelita de pienso

¿Cuántas veces al día come un perro según su edad?

La etapa vital de tu perro es determinante para saber cuántas tomas diarias de comida debes darle a tu peludo:

Cachorros

Hasta los 3-4 meses, se recomienda repartir la ración de comida diaria de los cachorros en 4 tomas al día. A partir de los 4 meses de edad el cachorro puede pasar a comer en 3 tomas. Entre los 6 y los 12 estará preparado para comer 2 veces al día. Sin embargo, los cachorros de razas muy pequeñas, como el chihuahua, deben comer hasta 5 veces al día para mantener estables sus niveles de glucosa en sangre.

Cachorro comiendo

Perros adultos

Cuando un perro sano alcanza su etapa adulta, lo recomendable es dosificar su comida, como mínimo, en 2 raciones diarias (“desayuno” y “cena”). A partir de aquí, iremos adaptando el número de tomas a su salud y condición física. Por ejemplo, si tu perro tiene que bajar de peso, tendrás que ofrecerle varias tomas pequeñas de comida a lo largo del día.

Perro adulto comiendo

Perro senior

A medida que los perros envejecen, la capacidad de movimiento de su intestino se reduce y sus digestiones son cada vez más pesadas. Por eso, cuando un perro llega a su madurez, conviene aumentar el número de comidas a 3 tomas diarias para facilitar su digestión.

Perro senior comiendo

¿Qué otros factores influyen en la frecuencia de alimentación de un perro?

Además de la edad, hay otros factores que pueden modificar el número de tomas diarias de comida que necesita un perro:

  • Esterilización y castración: Los perros castrados o esterilizados tienen necesidades nutricionales distintas y son más propensos al aumento de peso. Por eso conviene adaptar su alimentación y aumentar el número de dosis a 3 raciones diarias.
  • Gestación: A medida que avanza el embarazo de una perra, es importante adaptar la frecuencia de su alimentación, ya que cada vez podrá ingerir menos cantidad de comida en cada toma.
  • Sensibilidad digestiva: Para facilitar la digestión de los perros con sensibilidad digestiva, se recomienda repartir su ración de comida diaria en 3 tomas al día.
  • Ansiedad: En perros con ansiedad conviene incrementar la frecuencia de alimentación hasta un máximo de 4 raciones diarias.

Perro sosteniendo su plato con la boca

Además de todo esto, es importante respetar siempre las mismas horas para cada toma, ya que los perros son animales de costumbres. Y recuerda que estas recomendaciones son orientativas. Si tienes alguna duda, pide consejo a tu veterinario, él es quien mejor puede asesorarte.

Además