Hogarmania.com

Carnes

Ossobuco guisado con patatas: un espectacular plato elaborado por Karlos Arguiñano


Karlos Arguiñano elabora un plato sencillamente impresionante: Ossobuco (morcillo o zancarrón) guisado con patatas, un plato de origen italiano y otoñal que hará las delicias de nuestros paladares ¿sigues esperando a prepararlo?

Karlos Arguiñano

Ver el programa completo de: Aguacate relleno de cuscús - Ossobuco de con patatas

Tiempo de preparación: 25 minutos | Tiempo total: 45 minutos


Ingredientes (6 personas):

  • 4 rodajas de ossobuco (morcillo con hueso)
  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 8 champiñones
  • 2 patatas
  • 200 ml de vino tinto
  • harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • perejil

Ossobuco guisado con patatas


Elaboración de la receta Ossobuco guisado con patatas por Karlos Arguiñano:

Pela las cebollas, las zanahorias y los ajos. Corta todo en dados y ponlos a rehogar en una cazuela amplia con un chorrito de aceite. Lava el pimiento, retírale el tallo y las semillas, córtalo en dados y agrégalo. Sazona y rehoga las verduras durante 10-15 minutos.

Ossobuco guisado con patatas

Salpimienta los trozos de ossobuco, pásalos por harina y dóralos en una sartén con aceite. Añade los trozos de carne a las verduras. Vierte el vino, dale un hervor para que se evapore el alcohol. Cubre con agua, tapa la cazuela y guisa el ossobuco durante 1 hora.

Ossobuco guisado con patatas

Pela, trocea las patatas (cascándolas) y fríelas en una sartén con abundante aceite.

Ossobuco guisado con patatas

Retira la parte inferior del tallo de los champiñones, enjuágalos, seca y córtalos en cuartos. Cuando las patatas estén casi hechas, incorpora los champiñones a la sartén y fríelos brevemente. Incorpora las patatas y los champiñones al guiso y cocina conjuntamente durante 5 minutos.

Ossobuco guisado con patatas

Espolvoréalo con perejil picado y sirve. Adorna los platos con unas hojas de perejil.

Ossobuco guisado con patatas

Consejo:

Si tenéis pensado congelar el guiso, conviene hacerlo un poco más soso de lo normal, ya que la congelación pronuncia los sabores. Además hay que esperar a que esté frío antes de congelarlo.

Presentación de la receta Ossobuco guisado con patatas por Karlos Arguiñano:

Ossobuco guisado con patatas