Hogarmania.com

Ensaladas y verduras

Ensalada de aguacate, salmón y gambas, ¡una original, saludable y fresca receta!


Presentamos una rápida y deliciosa ensalada de aguacate, salmón ahumado y mostaza a la Antigua en una perfecta combinación de sabores.

Para los amantes del aguacate, el salmón y las gambas, ¡este plato os encantará!

En esta ocasión vamos a preparar una ensalada muy sencilla, en muy poco tiempo, para disfrutar, compartir y sorprender. Os invitamos a elaborar y probar esta combinación de sabores irresistible, en una de las presentaciones más frescas y originales entre los clásicos platos de ensaladas.

Comenzaremos por juntar dos de nuestros ingredientes favoritos: el aguacate y el salmón ahumado. Los acompañaremos por queso mozzarella y le daremos el toque definitivo con la salsa mostaza Maille a la Antigua.

Con su textura granulada al estilo de las antiguas mostazas y su sabor intenso, hará que nuestra ensalada triunfe en su mejor versión. Además, con el nuevo formato squeeze, podemos disfrutar de su sabor tradicional ¡ahora más cómodo que nunca! Una ensalada sin lechuga perfecta para disfrutar de manera informal o como entrante en cualquier ocasión especial. No os perdáis esta irresistible receta y sorprended a todos con una idea única y diferente. ¡Lista en 15 minutos!

Hogarmania

Tiempo de preparación: 15 minutos | Tiempo total: 35 minutos


Ingredientes:


Elaboración de la receta Ensalada de aguacate, salmón y gambas:

Comenzamos vaciando el aguacate dejando una fina capa de la pulpa, de manera que luego quede más vistoso al emplatar en él. Así que recuerda, ¡no debes tirar la cáscara!

Corta la pulpa del aguacate en dados y trocea el salmón y las gambas (reserva unas pocas para decorar). Desmenuza el queso fresco mozzarella.

En un bol mezcla el aguacate con el salmón, el queso y las gambas. A continuación, añade un chorrito de aceite y una pizca de sal. Rellena las cáscaras del aguacate con la mezcla ya preparada y reparte por encima las pipas y un par de gambas para decorar. Por último, añade la salsa mostaza Maille a la Antigua (formato squeeze) ¡y a disfrutar!

Llega el momento de servir esta original ensalada de aguacate, fresca y sencilla, que estamos seguros de que triunfará. ¡Sorprende a tus comensales con esta receta tan espectacular!

Paso a paso de la receta Ensalada de aguacate, salmón y gambas:

Ensalada de aguacate, salmón y gambas

Vacía el aguacate dejando una fina capa de la pulpa y reserva la cáscara.

Ensalada de aguacate, salmón y gambas

Corta el aguacate en dados. Trocea el salmón y las gambas (reserva unas pocas para decorar). Desmenuza el queso mozzarella.

Ensalada de aguacate, salmón y gambas

En un bol mezcla el aguacate con el salmón, el queso y las gambas. Añade un poco de aceite y sal.

Ensalada de aguacate, salmón y gambas

Rellena las cáscaras del aguacate con la mezcla y reparte por encima las pipas y las gambas reservadas. Por último, añade la salsa mostaza a la antigua de Maille ¡y a disfrutar!

Ensalada de aguacate, salmón y gambas

Sirve esta fresca y original ensalada de aguacate ¡y sorprende con una receta original!

Ensalada de aguacate, salmón y gambas

Consejos y trucos

¿Cómo evitar que el aguacate se oxide?

Un truco muy sencillo y conocido para que el aguacate mantenga su color verde durante más tiempo es añadir unas gotitas de limón. Éste actuará como un antioxidante natural.

Aunque debes de tener en cuenta que es mejor preparar la ensalada unos minutos antes de servir, que pasarnos añadiendo el limón, ya que este podría estropear el sabor final de la receta.

¿Cómo saber si un aguacate está maduro?

Si queremos saber si un aguacate está maduro debemos fijarnos en el color, en el taco y en el tallo.

El color verde del aguacate

Si el aguacate está verde significa que todavía no está maduro, y si, por el contrario, está demasiado oscuro o casi negro, quiere decir que ese aguacate ya está pasado.

El punto perfecto de maduración es reconocible por un color verde oscuro con tonalidades moradas.

Un tacto firme

En lo que se refiere al tacto, presiona ligeramente el aguacate. En el caso de que esté duro significa que todavía no está maduro, y si está demasiado blando, es una señal de que se ha pasado.

Para saber que está en su punto idóneo de madurez, los dedos deben hundirse un poco, pero no demasiado.

La resistencia del tallo y su color

El tallo también nos puede otorgar mucha información. Lo primero es analizar la facilidad con la que se extrae el tallo, puesto que una vez maduro debemos retirarlo de forma sencilla.

En el momento de retirar el tallo y destapar esa zona del aguacate, tenemos que fijarnos en el color.

Si es verde, significa que está todavía inmaduro y, sin embargo, un color oscuro significa que ya no está en buenas condiciones para su consumo.

En el caso de que el aguacate esté en su punto debemos encontrarnos un color amarillento bajo el tallo.