Consejos

Cómo cuidar a tu bulldog en verano

Cómo cuidar a tu bulldog en verano

Los bulldogs (francés y especialmente inglés) sufren más que otras razas con el calor del verano. Te damos algunos consejos para que tu perro se sienta mejor en épocas calurosas.

Los perros de raza bulldog sufren más que otras razas con las altas temperaturas debido a su condición de branquicéfalos (perros de nariz achatada y hocico corto), su peso y complexión y su piel sensible.

Si tenemos un bulldog inglés o un frenchie debemos tener en cuenta algunas cuestiones para que estén saludables y también puedan disfrutar de caminar relajados los días de calor.

Te damos consejos y recomendaciones esenciales para que tu bulldog esté sano en verano.

Parásitos externos

Todos los perros se ven expuestos a los parásitos externos como pulgas, garrapatas o mosquitos cuando llega el verano y las altas temperaturas.

Estos se encuentran por las zonas verdes de hierba y prados y aprovechan la vulnerabilidad de nuestras mascotas.

Sin embargo, los bulldogs, especialmente los ingleses, tienen la piel extremadamente sensible, por lo que los efectos de los parásitos pueden ser peores para ellos y su curación más lenta.

Es hora de adquirir pipetas y collares antiparasitarios. En el mercado existen multitud de tipos, pero si tienes dudas, tu veterinario te recomendará cuál es el mejor según las características de tu mascota.

Pipeta desparasitante para bulldog francésNuestro veterinario nos aconsejará cómo prevenir a nuestra mascota de los parásitos.

Hidratación continua: Mucha agua en casa y en la calle

Los perros de raza bulldog sufren dificultades para respirar si el ambiente está especialmente cargado o es demasiado caluroso. Su hidratación es esencial, tanto dentro como fuera de casa. Si tienes un bulldog no puedes olvidarte de sacar una botellita de agua para que beba y se refresque, o visitar con frecuencia las fuentes que te encuentren por el camino donde vayáis a andar.

También debes refrescar su piel ya que por su envergadura son animales que tienden a acumular grasa y pasar más calor que otras razas.

Además, es muy probable que a tu perro le resulte divertido que le mojes, ¡Aprovecha para jugar con él cuando toque refrescar la piel!

También existen unas botellas de agua especiales para perros, son muy prácticas para que tu perro beba agua por la calle y puedes adquirirlas en tiendas especializadas en mascotas.

Los bulldog necesitan hidratación continuaNuestro perro debe tener siempre agua a su disposición.

Cuida su piel: Pueden quemarse

La piel de los bulldogs es muy sensible y fina y por sus pliegues es normal que sufran irritaciones. Además debido a su pelaje corto y en muchas ocasiones su piel clara, es muy fácil que si están expuestos durante mucho rato al sol puedan quemarse la piel.

Evita ir a pasear a espacios donde el sol vaya a darle de forma directa y continuada, camina por la sombra y aplica un protector solar especial para perros.

Si llevas a tu perro a la playa deberás darle un chapuzón con agua dulce después del baño ya que el agua salada resecará su piel.

Aplicar protector solar a nuestro bulldogDebemos controlar que nuestro bulldog no se exponga al sol directamente.

No dejes que sus almohadillas se quemen

Recuerda, si el suelo quema para ti, también quema para tu perro. Si ves que hace muchísimo calor y te imaginas que el suelo puede estar ardiendo no saques a tu mascota a pasear y espera a que caiga el sol para caminar con él.

Las almohadillas de esta raza son especialmente sensibles y pueden hacerse heridas fácilmente.

Si tienes dudas sobre si el suelo está muy caliente, baja a la calle y toca una baldosa por unos segundos, si tu mano no aguanta esa temperatura no saques a tu mascota aún.

Las almohadillas de los bulldog son muy sensiblesCuida las patitas de tu mascota y protégelo del calor del asfalto.

Además