Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Ecología

6 fórmulas para hacer limpiadores caseros


¿Limpiar con vinagre? ¡Un acierto! ¿Blanquear con bicarbonato de sodio? ¡Es de inteligentes! ¿Limpiar con productos naturales? ¡Es posible, ecológico y económico!

Te presentamos 6 fórmulas para hacer limpiadores caseros 100% naturales, efectivos, ecológicos y muy baratos. ¡Vamos a verlos!

Limpiar la casa de forma natural, es decir, a base de productos no químicos, es toda una ventaja. Para empezar, los productos naturales son menos nocivos. Por ejemplo, un abrillantador que nutre y deja los suelos de madera como nuevos se realiza a base de vinagre blanco.

De hecho, organizaciones como la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) también recomiendan limpiar con productos como el vinagre o el bicarbonato de sodio. Y esto es fantástico, pues es algo que se hacía desde hace tiempo y que va cobrando fuerza ahora.

Ahora bien, veamos cómo hacer limpiadores caseros, ecológicos y muy económicos.

1. Cáscara de frutas + vinagre blanco

Para hacer este limpiador casero para superficies duras, sumerge la piel de dos limones, naranjas o pomelos en una botella de vinagre blanco destilado durante una semana. Después cuela la mezcla en un frasco o botella con pulverizador.

¿En qué superficies se puede utilizar?

Utilízala para limpiar superficies duras, como lavabos, encimeras de madera, suelos de baldosa, suelos de madera, pero no el mármol. Este limpiador es excelente para evitar que la cal se acumule en la mampara de la ducha. De hecho, si se combina con un chorrito de jabón de platos, es un excelente para quitar el moho que aparece en las juntas y en la parte baja de la mampara.

2. Limón + bicarbonato sódico

Este limpiador y abrillantador casero para el acero inoxidable se hace en un santiamén. Corta medio limón y espolvorea por encima sal o bicarbonato, que es menos abrasivo. Después frota la superficie de acero inoxidable que quieras limpiar y abrillantar. ¡Es perfecto para limpiar el fregadero!

Como ya sabes, entre los mejores usos del bicarbonato de sodio, tenemos que es perfecto para eliminar las manchas amarillas de la ropa blanca, quitar el sarro del inodoro y el quemado de las ollas y sartenes. ¡Incluso se puede usar para limpiar la plancha de la ropa!

3. Vinagre blanco + agua + periódico

¿Quieres limpiar y dejar impolutos cristales, vidrios, espejos y ventanas? ¡Toma buena nota de esta fórmula!

Para ello, mezcla a partes iguales en una botella con pulverizador agua caliente y vinagre blanco. Añade unas gotas de limón y pulveriza sobre los cristales. Frota con papel de periódico para abrillantar y listo.

Si no tienes a mano papel de periódico, opta por usar un trozo de tela viejo que no suelte pelusas o un trapo de microfibra.

4. Sal + canela

¿Se te ha derramado algo dentro del horno? Esta combinación de sal y canela lo solucionará rápidamente. Espolvorea sal y canela sobre la mancha derramada cuando aún esté caliente. Deja que se enfríe y retira la sal con un trapo o cepillo si fuese necesario.

Otro limpiador que es excelente para el horno se prepara y aplica de la siguiente forma: En un bol mezcla 50 ml de agua + 150 g de bicarbonato de sodio +50 g de sal gorda.

Antes de aplicar este limpiador, humedece toda la superficie del interior del horno con una esponja. Luego, extiéndelo por toda la superficie interior y deja que actué toda la noche. Por la mañana, retira con agua caliente y listo. Si aún quedan restos no te pierdas esta guía para limpiar el horno con vinagre y bicarbonato de sodio. ¡Una limpieza más exhaustiva!

5. Esencia de árbol del té + agua

El aceite esencial de árbol de té es un potente agente antibacteriano capaz de desinfectar diferentes superficies del baño y la cocina. Además, es muy fácil de realizar.

Para elaborar este desinfectante casero, vierte el agua en el pulverizador y añade de 8 a 10 gotas de árbol de té. A continuación, agítalo bien y deja que repose durante, al menos, 24 horas. ¡Dejará ese olor a fresco y limpio que tanto nos gusta!

El aceite esencial de árbol de té también se será muy útil para perfumar un suavizante casero y ecológico.

6. Agua + vinagre + jabón natural

Añade en un recipiente con pulverizador ocho tazas de agua caliente, 1 de taza de vinagre blanco y dos cucharadas de jabón natural. Para dar aroma, puedes añadir un aceite esencial de tu preferencia. ¡El de limón es el mejor! Agita la mezcla y pulveriza sobre la mopa.

Esta mezcla es válida para abrillantar suelos de madera, pero primero haz la prueba en una parte poco visible ya que no todas son iguales.

Cómo hacer limpiadores caserosSi quieres conocer más fórmulas para hacer limpiadores caseros, no pierdas detalle de estas 5 fórmulas para elaborar tu propio desinfectante casero. ¡Te encantará!