Hogarmania.com

Sopas y cremas

Sopa de gallina con crujientes de pasta brick por Karlos Arguiñano


La sopa de gallina puede ser una perfecta opción para servir en Nochebuena, en la comida de Navidad o en cualquier día del año. Y si además la acompañamos con un toque crujiente, ¡será fantástica! Es muy saludable y la podemos tener lista en un abrir y cerrar de ojos. ¡Un plato muy sencillo para triunfar!

En Cocina Abierta hemos preparado diferentes caldos y sopas con gallina o pollo (como la sopa de gallina al curry, la sopa de quinoa con verduras, la crema de sopa de ajo o la sopa de udon con pollo). En esta ocasión usaremos carne de gallina, un hueso de cañada, un hueso de jamón, zanahoria, puerro y apio.

Lo mejor es que una vez hecho, aprovecharemos la carne para rellenar y freír unos triángulos de pasta brick y acompañar la sopa con bocaditos crujientes rellenos de carne.

Algo a tener en cuenta es que la gallina tarda un poco más que el pollo en cocinarse, por el tipo de carne. Por lo que prepararemos el caldo casero en olla rápida durante 40 minutos aproximadamente. Y por otro lado, por cada hoja de pasta brick, nos saldrán 5 triángulos aproximadamente.

Elabora tú también esta sopa de ave siguiendo los pasos que nos enseña Karlos Arguiñano. ¡Es ideal para pequeños y mayores!

Hogarmania

Ver el programa completo

Tiempo de preparación: 15 minutos | Tiempo total: 55 minutos


Ingredientes para 4-6 personas:

  • 1 kg. de gallina troceada
  • 80 gr. de pasta para sopa (fideo, orzo, tapioca...)
  • 1 trozo de hueso de jamón
  • 1 hueso de cañada
  • 2 zanahorias
  • 2 puerros
  • 1 rama de apio
  • 3 hojas de pasta brick
  • 2 litros de agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil

Cómo hacer sopa de gallina

Calienta abundante agua en una olla rápida. Introduce la gallina, el hueso de jamón y el hueso de cañada.

Paso 1 de la sopa de gallina

Retira la parte inferior y superior de los puerros, elimínales 2 capas de hojas, córtalos por la mitad y añádelos. Corta la rama de apio por la mitad y agrégala. Pela las zanahorias, córtalas por la mitad e incorpóralas.

Paso 2 de la sopa de gallina

Sazona, cierra la olla y cuece los ingredientes durante 40 minutos.

Retira la grasa con un cacillo, cuela el caldo y ponlo a calentar en una cazuela grande.

Paso 3 de la sopa de gallina

Cuando empiece a hervir, añade la pasta y cuécela durante el tiempo que indique el paquete.

Saca un par de trozos de gallina a un plato y desmenúzala. Agrega el tuétano y un poco de perejil picado, y pica todo finamente. Pasa la farsa a un bol y mezcla bien.

Corta 12 tiras largas rectangulares de pasta brick y pon un poco de gallina a uno de los lados de cada tira. Envuelve la gallina con la pasta brick formando 12 triángulos.

Paso 4 de la sopa de gallina

Calienta una sartén con bastante aceite, añade los triángulos de pasta brick y fríelos por los 2 lados.

Paso 5 de la sopa de gallina

Retira y escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Sirve la sopa de gallina y acompáñalos con los triángulos de pasta brick.

Paso 6 de la sopa de gallina

Adorna los platos con unas hojas de perejil.

Truco para aprovechar al máximo la sopa

Por un lado, con el caldo que te sobre, puedes hacer varias cosas: congelarlo para poder hacer sopa en cualquier momento o bien usarlo para preparar platos de arroz con pollo y verduras.

Y por el otro lado, dado que al hacer los triángulos crujientes nos sobrará bastante carne, podéis aprovecharla para croquetas, canelones, lasaña o empanadillas.

¡En esta receta no se desperdicia nada!

Preguntas que te pueden surgir

Qué pasta usar para la sopa de gallina

En esta ocasión hemos empleado un tipo de pasta orzo, pero podéis emplear la que más os guste (fideos finos, lluvia, estrellitas, letras, tapioca o caracolas). 

Esta opción la dejamos a tu elección ya que la sopa de ave admite cualquier tipo de sopa. 

Cuántos triángulos crujientes servir por cabeza

Lo ideal es servir la sopa de gallina con 2 o 3 triángulos crujientes rellenos por cabeza. ¡La combinación será espectacular!