Hogarmania.com
Hogarmania.com

Suelos y paredes

Cómo limpiar las superficies de mármol


Las superficies de mármol son muy delicadas y se dañan en seguida tras la aplicación de detergentes muy corrosivos o la aplicación de esponjas y lanas de acero.

Por ello, en esta guía te explicamos cómo limpiar las superficies de mármol, ya sean revestimientos de pared, encimeras y suelos.

El mármol ha sido y sigue siendo uno de los materiales favoritos a la hora de elegir el revestimiento de encimeras de cocinas, baños, pavimentos (suelos) y elementos decorativos. Sin embargo, también se trata de un material muy delicado, que puede perder el brillo con facilidad si no se aplican los productos de limpieza más adecuados.

De hecho, el mayor inconveniente que presenta el mármol es que se raya con facilidad y absorbe manchas que dañan su acabado brillante. No obstante, no te desanimes, la gran ventaja del mármol es que no necesita mucho para mantenerse como nuevo durante muchos años.

A continuación, te explicamos cómo limpiar, cuidar y mantener las superficies de mármol para que se conserven como nuevo. Pero antes, es muy importante que no utilices detergentes abrasivos sobre el mármol: cloros, lejías, zumos de limón, refrescos gaseosos, anticales o desengrasantes quedan totalmente prohibidos. De igual manera, no utilices lanas de acero o esponjas muy rugosas para su limpieza.

Cómo limpiar el mármol sin dañarlo

Cómo limpiar el mármol (sin dañarlo)

Como el mármol es una piedra suave, porosa y relativamente delicada, es necesario que reciba unos cuidados frecuentes para mantenerse limpio y con su brillo natural.

Así, para limpiar el mármol primero debes quitar el polvo y luego pasar un trapo de microfibra ligeramente humedecido en agua y jabón neutro. La elección del jabón es crucial para mantener su brillo: éste debe ser

Si quieres hacer una limpieza más intensa, también puedes echar un poco de amoníaco líquido o alcohol isopropílico sin detergente en un paño de microfibra y extenderlo por toda la superficie. Después, seca el mármol con ligeros golpecitos.

Finalmente, para dar brillo al mármol utiliza un abrillantador de mármol comercial.

Cómo limpiar suelos mármol

Para limpiar el suelo de mármol utiliza una esponja con agua templada y una solución jabonosa apta para mármol. Después de frotar, aclara y seca la superficie con una mopa de microfibra.

Si en el suelo hay manchas difíciles, puedes poner en práctica un truco muy sencillo es aplicar zumo de limón natural sobre la mancha en el mármol y dejarlo actuar durante dos minutos.

Ya os hemos comentado las maravillas del vinagre blanco como producto de limpieza. En el mármol, ¡también funciona! Mezcla vinagre con agua tibia y retira el limón del mármol. Después aclara con agua fría y pasa un paño para secarlo.

Cómo limpiar los suelos de mármol

  • Consejo: Ten cuidado a la hora de aplicar el limón y el vinagre, ya que ambos productos pueden ser abrasivos. No dejes que actúen mucho tiempo sobre la superficie, ya que podría arruinar su acabado brillante.

Cuidados y protección del mármol

Para proteger el mármol y que dure más tiempo puedes esparcir polvos de talco y retíralos con un paño seco. También existen en el mercado ceras específicas para mármol que mitigarán la aparición de futuras manchas.

También te aconsejamos que, con regularidad, pases un paño humedecido en agua para retirar el polvo y otras manchas. Recuerda secar siempre el mármol, ya sea después de cocinar o salir de la ducha.

Si lo que buscas es dejarlo como nuevo, utiliza una mezcla de bicarbonato de sodio con una pequeña cantidad de agua. Crea una pasta y luego espárcela por las superficies que necesites. Deja actuar la mezcla una media hora. Después, retira la pasta, enjuaga y límpialo con un paño seco. Además, también podéis pulir mármol para dejarlo sin arañazos.

Cómo limpiar el mármol sin dañarlo

El agua oxigenada también te ayudará en esta labor. Con una disolución de agua oxigenada y agua podrás darle brillo. Además de darle brillo, también lo desinfectarás. ¡Pruébalo!

Manchas de grasa sobre el mármol

En la cocina se puede acumular grasa sobre el mármol y para eliminarla la mejor opción es emplear un trozo de papel de cocina impregnado en acetona y cubrirlo con un plástico durante una hora. En este tiempo el papel habrá absorbido la grasa.

Por último, te aconsejamos que nunca emplees limpiadores abrasivos en las superficies de mármol travertino o cualesquiera que sea su tipo. Los arañazos profundos debe repararlos un profesional.

Tags relacionados limpiar manchas limpiar suelos