Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Ventanas

Cómo limpiar los cristales con vinagre y amoniaco


A la hora de limpiar los cristales, ventanas y espejos, siempre suelen quedar marcas blanquecinas o huellas en su superficie. ¿Es posible evitarlas? ¡Sí!

Te explicamos cómo limpiar los cristales con amoniaco líquido, vinagre blanco y jabón de platos. ¡Es una limpieza ecológica, económica y eficaz!


Los vidrios, cristales, ventanas y espejos de la casa tienden a acumular polvo y manchas de diversos tipos, especialmente huellas y manchas blanquecinas que afean su aspecto. Una buena solución puede ser limpiarlos con un multiusos comercial o recurrir a los trucos de limpieza de la abuela. Sí, trucos en los que se limpia con productos como el vinagre blanco, el jabón de platos o el amoniaco líquido.

Para garantizar una máxima seguridad y conseguir una limpieza 100% eficaz, te explicamos cómo limpiar los cristales con vinagre blanco, amoniaco o jabón. ¡Son soluciones económicas!

Pero antes, procura retirar todo el polvo acumulado en el cristal con una bayeta o trapo que no suelte pelusas. Si lo que vas a limpiar son ventanas, lo más probable es que su repisa esté cubierta por una capa de polvo. Es necesario que lo retires con un trapo viejo o con papel de periódico. De lo contrario, podrías manchar el trapo o el papel con el que estás limpiando la superficie de cristal.

Cómo limpiar los cristales, espejos y ventanas de casa con vinagre

Limpiar cristales con vinagre

El vinagre blanco (específico de limpieza) es uno de los mejores limpiadores multiusos que existen. Su acidez le permite retirar la grasa más difícil de la cocina, aclarar las manchas amarillas en la ropa o incluso acabar con el moho y el mal olor del interior de lavadoras y del lavavajillas. En el caso de los cristales, no solo los deja impecables, también es ideal para retirar la cal que se acumula en vasos, copas y jarrones de cristal.

Para limpiar espejos, ventanas, mesitas de vidrio o cristal, recurre a la siguiente fórmula:

  • 1. En un atomizador vierte vinagre blanco y agua caliente a partes iguales. Puedes agregar unas gotas de limón para dar un toque de aroma limpio y fresco.
  • 2. Pulveriza la mezcla por toda la superficie a limpiar y retírala con un trapo que no suelte pelusas. También puedes hacerlo con un paño de microfibra (es el que mejor atrapa la suciedad) y con papel de periódico (si te gusta reciclar).
  • 3. Para evitar dejar marcas o huellas, procura pasar el trapo siempre de arriba hacia abajo y listo. Si se trata de un espejo, no olvides limpiar el marco. Si es de madera, utiliza un limpiador de madera o un nuestra mezcla, pues no contiene sustancias peligrosas.

También en pantallas electrónicas

¿Puedo limpiar la pantalla del televisor o del ordenador con vinagre? Esta es una de las preguntas más frecuentes a la hora de limpiar con vinagre. Y la respuesta es sí, puedes hacerlo perfectamente. Sin embargo, aplica el limpiador siempre en el paño, nunca sobre la pantalla del televisor. Además, procura utilizar un paño suave y que no suelte pelusas para retirar todas las manchas y el polvo.

Otro producto que deja las pantallas electrónicas impecables es el alcohol isopropílico, diluido con agua destilada a partes iguales. De hecho, es el mejor truco para dejar impecables pantallas de ordenador, de móviles, los retrovisores del coche e incluso las lentes de las cámaras.

Cómo limpiar los cristales, espejos y ventanas con amoniaco

Limpiar cristales con amoniaco

Otro producto que es famoso por dejar los vidrios sin huellas ni marcas blanquecinas es el amoniaco líquido o líquido amoniacal. Se dice que el amoniaco es el rey de los desengrasantes y un imprescindible para quitar el mal olor de la ropa. Eso sin contar con que es un producto muy económico que se puede adquirir en cualquier supermercado o gran superficie.

Ahora bien, para limpiar los cristales de casa con amoniaco primero debes diluirlo en agua. Así pues, por cada litro de agua, vierte 20 ml de amoniaco líquido. Es muy necesario que realices esta limpieza con las ventanas y puertas abiertas, ya que este detergente tiene un olor muy característico. Para hacerlo de forma segura, sigue estos pasos:

  • Pulveriza la mezcla de amoniaco y agua sobre la superficie acristalada.
  • Frota de arriba hacía abajo con trapo que no suelte pelusas o una bayeta de microfibra.
  • Para secar los cristales, puedes usar papel de cocina, papel de periódico o un trapo seco y limpio.

De igual forma que en el anterior caso, pasa un trapo siempre de arriba hacia abajo (movimientos verticales y consistentes) para evitar dejar marcas y huellas durante la limpieza.

¿Qué más puedo limpiar con amoniaco?

Al ser un desengrasante muy potente, puedes limpiar con amoniaco tapicerías, moquetas, manchas de comida y bebida en las alfombras, manchas de grasa del horno o la campana, manchas de humedad de la ropa y, sobre todo, las manchas de moho que aparecen en las juntas y los azulejos de los baños.

Sin embargo, este producto nunca debe mezclarse con otros productos de limpieza, ya que la mezcla podría desencadenar unos vapores altamente tóxicos.

Cómo limpiar vidrios con amoniaco y vinagre

¡Conoce todos los usos del amoniaco líquido en la limpieza de tu casa!

Limpiar los cristales con lavavajillas

Otra solución, más económica es utilizar el jabón de platos (lavavajillas) para limpiar los cristales. En un barreño pequeño o atomizador vierte 1 litro de agua caliente y un buen chorro de jabón líquido. Después, humedece un trapo viejo o una esponja en la solución, escurre bien y pásala por todo el cristal. Si las manchas no salen, frota con fuerza.

Para secarlos cristales puedes utilizar una bayeta seca de microfibra o papel de periódico. En cualquier caso, seca siempre la superficie acristalada para evitar que queden pequeñas manchas en forma de gotículas.

Esta solución también es ideal para limpiar las repisas de las ventanas o balcones. En este último punto debes tener presente que estas zonas, además de polvo, presentan otro tipo de manchas que afean su aspecto. Y ya si estás por la labor de limpiar las ventanas y las repisas, no descuides la limpieza de las persianas, un accesorio que casi nunca se limpia por encontrarse en el exterior de la casa.

Cómo limpiar los cristales con lavavajillasPuedes usar estos 3 métodos para limpiar cristales grandes, ventanales exteriores o fijos.