Hogarmania.com

Plantas

Cinta o malamadre: características y cuidados


Las cintas o malamadre son unas pequeñas plantas de porte colgante muy luminosas y fáciles de cuidar.

Desde Jardinatis os contamos todo sobre el Chlorophytum comosum: sus características, curiosidades, cuidados y reproducción. ¡Tomad nota!


Descripción general de la cinta o malamadre

  • Nombre común: Cinta, malamadre o lazo de amor
  • Nombre científico: Chlorophytum comosum
  • Familia: Asparagaceae
  • Origen: Sudáfrica
  • Ubicación: interior y exterior (climas cálidos)
  • Luz: Luz (sin sol directo) y sombra parcial o total
  • Riego: moderado
  • Abono: cada quince días en las estaciones de primavera y verano

Características de la cinta o malamadre

El Chlorophytum comosum es una planta perenne perteneciente a la familia Agavaceae y originaria de Sudáfrica.

Se le conoce popularmente por los nombres de cinta, malamadre, araña o lazo de amor.

Es muy utilizada como planta de interior, debido a su fácil cultivo en maceta, pero también puede ubicarse en el exterior en climas cálidos. Es muy resistente, soporta hasta -2 °C.

Es de porte colgante, con unas hojas largas y luminosas. Desarrolla en ellas unos estolones y unas diminutas flores de color blanco.

Es muy fácil de reproducir y de cuidar. De hecho, es una planta recomendada para principiantes o para aquellos que tengan poca mano con ellas.

Cinta o malamadre: características y cuidadosPlantas seguras para gatos

Son ideales para decorar los cuartos de baño o cocinas, ya que son plantas que absorben la humedad, y son pet friendly por lo que no tendréis que preocuparos si tenéis mascotas.

También son unas plantas perfectas para crear kokedamas gracias a su porte.

¿La cinta es una planta invasora?

Como ya os hemos mencionado, se trata de una planta muy fácil de multiplicar, lo que la ha convertido en algunos lugares del mundo en una especie invasiva.

¿La cinta es una planta que purifica el aire?

Los lazos de amor son plantas muy eficaces a la hora de eliminar el monóxido de carbono y el xileno, unos componentes contaminantes muy peligrosos. ¿Lo sabías? Otras plantas purificadoras del aire son la lengua de tigre, el espatifilo, la areca, la Palmera de Roebelen...

Principales especies de Chlorophytum

En el mundo hay un total de 250 especiales de Chlorophytum. Algunas de las más conocidas son el Chlorophytum comosum, el Chlorophytum laxum y el Chlorophytum undulatum pero hay muchas más.

Cuidados de la cinta o malamadre

Luz

Aunque la cinta agradece la luz, es mejor no colocarla en sol directo para evitar quemar las hojas. Además, esta planta tolera los lugares en sombra o semisombra.

Cinta o malamadre

Si observáis que tiene las puntas secas, puede deberse a un exceso de sol o a una falta de humedad.

Temperatura

La cinta aguanta temperaturas mínimas de -2ºC y máximas de 30ºC.

Riego y abono

El riego debe ser más frecuente en verano, de dos a tres veces por semana, y reducirse a una vez por semana en invierno. Le gusta la humedad, por lo que es recomendable pulverizar las cintas de vez en cuando (sobre todo en verano).

Cuidado con excedernos ya que no tolera el encharcamiento y suele ser una de las principales causas por las que muere.

Para mejorar el desarrollo de la planta, es mejor abonar la cinta cada quince días en las estaciones de primavera y verano con fertilizante líquido en el agua de riego.

Plagas y enfermedades

Las cintas se ven afectadas, sobre todo, por la cochinilla y los pulgones, plagas que podemos solucionar rápidamente con un insecticida.

Si las hojas se ven sin brillo o grises pueden estar afectadas por la araña roja. Si se van secando, id retirándolas para así evitar que atraigan plagas y enfermedades.

Cinta o malamadre

Otros problemas que pueden surgir son los golpes de calor, cuando las hojas están arrugadas o las puntas secas. Para solucionarlo, ubicad la planta en un lugar más frío.

Tampoco uséis abrillantadores para las hojas porque pueden producir manchas marrones.

Reproducción de la cinta o malamadre

Existen varias formas de reproducir la cinta: el trasplante de hijuelos, por división de la mata (gracias a sus raíces compactas) y por semilla (en primavera).

Reproducción de la cinta o malamadre Estas plantas suelen tener unos tallos con unas pequeñas flores que, después de la floración, suelen aparecer pequeñas plantitas. Son con ellas con las que se realiza la reproducción, ya que tienen una zona superior con hojas y una zona inferior con pequeñas raíces latentes.

brotes de la cinta en sustrato A la hora de reproducir la cinta, utilizaremos esos brotes y los introduciremos en tierra o sustrato.

Reproducción de la cinta o malamadreHay que presionar ligeramente, colocar los brotes en un lugar luminoso y mantener el sustrato húmedo, pero no excesivamente. Así, la raíz se activará y, al cabo de unos 15 días, podremos comenzar a observar los cambios y el crecimiento de las cintas.

Enseguida comenzarán a aparecer hojas más grandes. A medida que estas pequeñas plantas vayan creciendo, comenzaremos a realizar los trasplantes.

Podremos colocar las plantas en pequeños recipientes y, así, los más pequeños podrán observar el proceso de crecimiento de las cintas.

La cinta es una planta de crecimiento bastante rápido de ahí que sea recomendable plantarla en un macetero profundo y ancho.

La cinta o malamadre, una planta perfecta para los niños

Si queremos que los más pequeños de la casa se animen a cultivar y cuidar diferentes plantas y se inicien lo antes posible en el mundo de la jardinería, lo más apropiado es que comiencen a practicar con plantas que tengan resultados lo antes posible. Es decir, plantas que no requieren de muchos cuidados y que sean fáciles de reproducir.

La cinta, una planta perfecta para los niños

Un buen ejemplo de ello es la cinta, una planta que muy resistente y los resultados de los trasplantes o de las reproducciones aparecen enseguida. De esta manera, no se aburrirán esperando a ver cambios en sus creaciones de jardinería.

Además de la cinta, hay otras plantas para niños fáciles de cuidar: la sanseviera o lengua de tigre, la aspidistra, el papiro, la begonia rex... Lo importante es que sean plantas fáciles de cultivar y que tengan un cierto atractivo.

Tags relacionados