Cabello

Cómo hacer un protector de calor casero para el cabello

Cómo hacer un protector de calor casero para el cabello

¡Protege tu cabello del calor del secador, planchas y tenacillas! Os contamos cómo nos ayuda a cuidar la fibra capilar y cómo hacer un protector térmico casero para el pelo.

Ya sabemos que hacer un uso excesivo del secador y las planchas de pelo no es bueno, pero si además no usamos herramientas de calidad, los productos adecuados o cometemos errores en el uso, como calentar en exceso la plancha o pasarla de forma repetida cuando el pelo está húmedo, el efecto es aún peor.

La mejor forma de proteger la fibra capilar frente al calor es aplicar siempre antes un protector térmico. ¿Sabes qué puedes hacer un protector térmico casero gracias al poder de los aceites esenciales? ¡Nos os perdáis estos consejos!

Por qué usar un protector térmico para el cabello

¿Para qué sirve el protector de calor?

La queratina es una de las proteínas encargadas de proporcionar fuerza, resistencia y elasticidad a la fibra capilar. Pero con la exposición al calor ésta se va perdiendo.

El protector térmico actúa protegiendo la fibra capilar ante la exposición de altas temperaturas, es el producto que debes aplicar antes de usar secadores, planchas y tenacillas. Aún así debes procurar elegir una plancha con regulador de temperatura y no superar los 180ºC si tienes el pelo normal o de 120-150ºC si tienes el pelo débil.

protector térmico cabello

Qué protector térmico usar según tu tipo de cabello

Debes conocer cuál es tu tipo de cabello para saber aplicar los productos adecuados para él. Los pelos finos son más frágiles y necesitan productos especialmente nutritivos y protectores. El protector térmico también puede adaptarse a tus necesidades capilares y presentar diferentes formatos.

  • Protector térmico pulverizador. ¡Soy muy fáciles de aplicar! Son adecuados en cabellos con poca densidad, y se pueden aplicar tanto en pelo húmedo como seco.
  • Protector térmico en crema. Protegen de forma efectiva la fibra capilar y controlan el encrespamiento del cabello. Se aplican en pelo seco.
  • Protector en espuma. Perfectos para aplicar solo de medios a puntas en cabellos mixtos que tienen las raíces grasa y las puntas más secas.

¿Cómo se aplica el protector térmico?

  • Con el cabello húmedo aplica el protector de forma uniforme por todo el cabello, incidiendo en las puntas que son las más frágiles y quebradizas.
  • Cepilla el cabello para distribuir el producto. Seca el cabello suavemente con una toalla para eliminar la humedad.
  • Seca el cabello con secador. Si vas a usar otras herramientas de calor como tenacillas o planchas de pelo recuerda no cometer errores comunes como planchar el pelo desde la raíz, poner las planchas a una temperatura muy elevada, pasarlas cuando el cabello está húmedo, incidir demasiado en la misma zona...
¿Cuáles son los aceites naturales más resistentes al calor?

Aplicar un exceso de calor en el cabello provoca que se desintegre la queratina natural del cabello. Por eso en los cabellos secos, estropeados y con tendencia al encrespamiento es muy recomendable un tratamiento reparador de queratina que reponga la proteína pérdida. Además usar un protector térmico antes de aplicar calor siempre ayudará a proteger la fibra capilar.

Muchos protectores térmicos del mercado se nutren de aceite naturales para crear una capa que proteja la fibra capilar del calor aportando brillo extra y suavidad al cabello. No todos soportan las mismas temperaturas de calor, por eso se recomienda usar aceites con un "punto de humo" elevado más resistentes como son el aceite de aguacate que soporta hasta 270ºC, el aceite de oliva, el aceite de coco refinado y el aceite de argán o de almendras hasta 216ºC.

El aceite de aguacate es el más resistente al calor y, además, su contenido en ácidos grasos, le convierten en un aliado natural para proteger, nutrir e hidratar al máximo la fibra capilar.

Cómo hacer un protector térmico capilar casero de aguacate

protector calor cabello

Ingredientes

  • 1/2 taza de agua destilada
  • 1/4 de aguacate

Elaboración

  • Corta un aguacate por la mitad y coge una cucharada grande de pulpa (menos de un cuarto de la mitad). Con un tenedor aplasta la pulpa.
  • Pon un cazo al fuego, añade media taza de agua destilada y añade la pulpa de aguacate. Mezcla y cocina a fuego suave unos minutos. Retira del fuego.
  • Cuando la mezcla esté fría pasa la mezcla a un frasco con dosificador. ¡Y listo para pulverizar sobre el cabello!

El toque final: Puedes enriquecer el protector térmico capilar con otros ingredientes nutritivos como la manteca de karité. También puedes añadir unas gotas de sérum a la mezcla final o unas gotas de otros aceites hidratantes y resistentes al calor como aceite de coco, aceite de oliva o de ricino. ¿El objetivo? Protección e hidratación extra.

Tags relacionados belleza cuidados del cabello

Además