Hogarmania.com
Hogarmania.com

Rostro

Tipos de manchas solares y cómo evitarlas


Si has tomado mucho el sol sin protección, pueden salirte manchas oscuras o marrones en la piel sobre todo en zonas delicadas como el rostro, las manos, el escote o la espalda. Conoce cómo evitarlas.

Las exposiciones prolongadas al sol sin ningún tipo de protector puede provocar una reacción en la piel, que se manifiesta en forma de lesiones, lo que comúnmente llamamos manchas oscuras o manchas marrones en la piel.

Estas manchitas, propiciadas por un alteración en la producción de la melanina, son muy antiestéticas, pero no te preocupes, que te enseñamos los tratamientos clásicos para eliminar las manchas solares de la piel. Pero antes, conozcamos un poco más sobre las manchas solares, tipos y métodos de prevención.

Manchas solares: tipos y tratamiento

Tipos de manchas solares

Las manchas solares, a parte de ser muy antiestéticas, pueden ser muy dañinas e incluso peligrosas, ya que podrían desarrollar algún tipo de melanoma. Por ello, debemos diferenciar dos tipos de manchas solares: lentigos y melasmas.

1. Léntigos solares o seniles

Los lentigos, también llamados seniles, son las manchas solares más típicas del sol. Son de tono oscuro o marrón, planas e irregulares. Se producen porque crecen las células de melanina o melanocitos.

Estas lesiones o manchitas marrones, suelen aparecer en el rostro, las manos, el escote y la espalda. No deben confundirse con las pecas, ya que las pecas son más pequeñas.

Cuando estas manchas aparecen se mantienen estables, sin aumentar o disminuir en su tamaño, ni aclararse u oscurecerse. Eso sí, cuanto más te expongas al sol sin protección, más manchitas marrones te saldrán. Otro factor a tener en cuenta es que las pieles claras (de fototipos 2-3) son más propensas a desarrollar este tipo de manchas solares.

¿Cómo se quitan las manchas marrones de la piel o lentigos?

Los lentigos o manchas marrones causadas por el sol no desaparecen por sí solas ni cremas estéticas. Para quitar estas manchitas marrones de tu piel tienes que recurrir a un tratamiento medico, como unas sesiones de láser, la criocirugía o la eliminación de manchas con nitrógeno liquido.

Sin embargo, es posible reducir o mejorar el aspecto de las manchas solares con remedios caseros y naturales.

Tipos de manchas solares y tratamiento

2. Melasmas

Las melasmas, también conocido como cloasmas, son manchitas que aparecen por el aumento de la melanina en la piel, pero no del número de células. Este tipo de manchitas aparecen principalmente en el rostro, el labio superior, frente, mejillas y el puente de la nariz.

Puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque las mujeres son más propensas a sufrirlas, ya que se cree que esta ligado a los cambios en los niveles hormonales. El embarazo y el uso de anticonceptivos orales también suele fomentar su aparición.

Al contrario que en el caso anterior, los melasmas son más frecuentes en pieles morenas, estilo mediterráneo (fototipos 4-5). Estas manchas no se desaparecen por si solas, aunque en invierno, al no haber estímulo solar, la mancha tiende a aclararse. En verano, con la exposición al sol se reactivan y vuelven a oscurecer. Por eso es muy importante utilizar protector solar.

¿Cuál es el tratamiento para los melasmas o manchas oscuras?

De igual forma que en el caso de los lentigos solares, para eliminar estas manchitas oscuras o melasmas se debe recurrir a un tratamiento médico, como sesiones de laser a baja potencia, una exfoliación química o microdermoabrasión, que elimina la capas superficiales de la piel.

También existen diversas cremas que pueden disminuir su oscuridad. Son cremas cuyo principio activo es el ácido azelaico y el ácido kójiko, que tienen un efecto aclarador en la piel.

Tipos de manchas solares y tratamientos para eliminarlas

Prevenir las manchas solares

La única forma de prevenir las manchas solares es proteger bien la piel del sol con cremas de factor de protección total en las zonas más expuestas (rostro, manos, escote). No te fíes de los días nublados y aplícate crema protectora siempre que salgas de casa, incluso en invierno.

Convierte a los sombreros y gorras en tus aliados del verano para evitar la radiación directa sobre el rostro. Protegerás tu piel del los efectos nocivos del sol, del envejecimiento prematuro y de la aparición de manchas.

Cuida tu rutina de limpieza e hidratación facial

Seguir una rutina de limpieza e hidratación facial puede ayudarte a mejorar el aspecto de las manchas solares. Por ejemplo, una buena exfoliación, un serum facial casero, una crema hidratante con principios activos de de ácido kójico y, muy importante, un buen protector solar favorecen la regeneración celular.