Hogarmania.com
Hogarmania.com

Shopping

Relojes para hombre: qué tener en cuenta para comprar uno


Un reloj es un regalo muy personal, pero a la vez es una idea de lo más práctica y original. Si estás pensando en regalar un reloj a un ser querido, ¡tenemos la guía definitiva para que no falles!

Te contamos, con todo lujo de detalles, qué tener en cuenta para comprar un reloj para hombre. ¡Sorprenderás y acertarás seguro!

¿Estás pensando en regalar un reloj y no sabes qué tener en cuenta para acertar y evitar tener que andar con gestiones de cambios y devoluciones? Si es así, coge papel y boli porque con la guía que te mostramos a continuación, ¡acertarás seguro!

La gran variedad de dispositivos disponibles en el mercado hace que elegir un reloj que se ajuste a nuestras necesidades sea, en ocasión, una difícil misión. El tipo de cristal, el material de la correa o si es o no resistente al agua son, cuestiones a la que debemos prestar especial atención.

Para ayudarte en la elección de un reloj, hemos preparado, con la ayuda de la empresa de accesorios para hombre Trendhim una guía de lo más completa que te será muy útil. ¿Te lo vas a perder?

Qué tener en cuenta para comprar un reloj para hombre

Cristal del reloj

El cristal es una de las partes del reloj a la que más atención hay que prestar. Y que, aunque en ocasiones pasa desapercibido, el material del cristal del reloj juega un papel fundamental. Porque sí, hay varios tipos de cristal para relojes y cada uno de ellos tiene unas características que los hacen únicos.

Imagen de un hombre mirando el reloj.

El primer lugar tenemos el vidrio mineral, uno de los materiales que más se utilizan para construir cristales para relojes. Aunque eso sí, esto no significa que sea de mala calidad, ni muchísimo menos. Para verlo un poco en contexto, el vidrio mineral presenta una mayor resistencia a los arañazos que el acrílico y una menor frente al zafiro, de los que hablaremos a continuación.

El acrílico, por su parte, no es cristal como tal, es plástico. Se recurre a él porque, pese a no ser un material muy fuerte, es económico y fácil de moldear para crear los diseños.

Y por último tenemos el zafiro, un material que se utiliza para construir relojes de calidad, pues es uno de los materiales más duros que hay y, por lo tanto, extremadamente difícil de arañar.

En función del uso que la persona en cuestión le dará al reloj, optaremos por comprar un reloj con un tipo de cristal o por otro. Una vez ya sabemos cuáles con los tipos de cristales que nos podemos encontrar, ¡vamos con el material de la correa!

Correa del reloj

La correa es, junto con el cristal, la otra gran protagonista de un reloj. No solo por la talla, de la que hablaremos más adelante, si no por el material de la misma. Y todo depende del uso que se le va a dar al mismo.

Cuero

Imagen de un reloj con la correa de cuero.Las correas de cuero son las más comunes, pues es clásico, cómodo, resistente, ligera y elegante. ¿Se le puede pedir más? Asimismo, aunque el material sea el cuero, las correas pueden tener una gran variedad de diseñas, tales como plano, rígido, con costuras o de colores.

Tela

Un material sintético que, además de económico, tiene un mantenimiento bajo y es muy cómodo. El tipo de material tipo tela más utilizado es el nailon, un gran material para usar con ropa deportiva. ¡Duradero, resistente al agua y con infinidad de opciones de diseño!

Metal

Imagen de un reloj con la correa de metal.Las correas de los relojes pueden estar hechas de oro, acero, titanio o cualquier otro metal. Este tipo de correas, suelen estas hechas de eslabones o malla. Las que estás hechas con eslabones de metal pueden ser resistentes, pero se rayan con facilidad.

Cómo elegir la talla de la correa del reloj adecuada

Si hay algo además del diseño y de lo puramente estético que puede complicar la elección de un reloj, ese es el tamaño del reloj. Pero no el tamaño de la esfera del reloj propiamente dicho, que también lo es y al que no queremos restarse importancia, si no el tamaño o la talla de la correa.

Aunque, antes de entrar a profundizar en cuestiones de medidas, cabe destacar que la mayoría de los relojes, ya sean de vestir o deportivos, tienen un sencillo sistema de agujeros que permite ajustarlos fácilmente.

Entrando un poco más en materia, es interesante destacar que la longitud de la correa depende del tamaño de tu muñeca e incluye dos medidas, la de la correa larga y la de la correa que tiene la hebilla.

Si has llegado hasta aquí porque vas a comprarle un regalo a un familiar, lo ideal es que conozcas cuánto mide la muñeca de la persona a la que le vas a sorprender con este accesorio o que, al menos, puedas calcularlo con la tuya.

A continuación, puedes ver una guía estándar, proporcionada por Trendhim, para seleccionar una longitud que se ajuste a la muñeca. ¡No pierdas detalle!

  • Muñeca de 150 a 164 mm = correa de 120/70 mm
  • Muñeca de 165 a 178 mm = correa de 125/75 mm
  • Muñeca de 179 a 190 mm = correa de 130/80 mm
  • Muñeca de 191 a 203 mm = correa de 135/80 mm
  • Muñeca de 204 a 216 mm = correa de 140/85 mm
  • Muñeca de 217 a 229 mm = correa de 145/90 mm

¿Qué son los ATM en un reloj?

Es posible que, si alguna ocasión, has mirado la caja de un reloj te hayas encontrado con los caracteres ATM y el término resistente al agua grabado en ella. Pero, ¿qué significa ATM y por qué es un aspecto que también tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un reloj?

Pues bien, ATM es la abreviatura del término atmosferas en relación a la resistencia al agua. Una ATM son 10 metros, aunque como referencia debes saber que, a no ser que en la parte de atrás del reloj y/o en la caja refleje 10 ATM o más, no debes sumergirlo en el agua.

Porque no es lo mismo que es el reloj sea resistente al agua, a que se pueda sumergir. Es decir, no es lo mismo ponernos a nada con él a que se moje con una gotas de agua al lavarnos las manos, por ejemplo.

Tags relacionados shopping moda