Hogarmania.com
PARTNERS Cortinadecor

Decorar cocina

Cómo darle vida a una cocina blanca


Las cocinas blancas tienen un montón de ventajas: Son más luminosas, atemporales y combinables con cualquier tipo de material. Sin embargo, también es fácil que, si no incorporamos un elemento estrella, puede que la decoración no destaque o no sea lo suficientemente acogedora. ¡Te damos las claves para darle vida a una cocina blanca! Teniendo en cuenta las diferentes distribuciones. ¡Toma nota!

El blanco es, sin duda, un clásico de la decoración de cocinas, pero también uno de los colores más utilizados en decoraciones modernas, ya que generalmente es un acierto seguro.

El blanco aporta claridad y amplitud, y combina prácticamente con cualquier tonalidad, lo que lo convierte en un color ideal para hogares con decoraciones más sencillas, minimalistas y nórdicas.

Sin embargo, al blanco también tenemos que darle vida. Y para hacerlo, necesitamos un elemento estrella o algunos detalles que se diferencien: Texturas y estampados (terrazzo, baldosas hidráulicas con mosaicos) en frisos, suelos o pared, complementos de cocina originales (relojes, recipientes para utensilios...) y adornos varios. En definitiva, incorporar pequeños detalles en color.

¿Tienes una cocina blanca y necesitas darle vida? Te damos unos cuantos consejos para conseguir una cocina blanca bonita, acogedora y moderna.

Vamos a analizar cómo renovar y darle vida a una cocina blanca dependiendo de la distribución y de la forma de esta (cocinas americanas, abiertas al salón, cocinas pequeñas, grandes, alargadas...) cómo elegir el punto de color, las texturas y estampados perfectos y qué complementos harán mejorar la decoración.

Además, te dejamos unas cuantas fotos con ejemplos para que te inspires y renueves tu cocina con algunas de estas ideas.

¡Toma nota!

¿Dónde dar el punto de color?

Aunque cada cocina es un mundo, sí que podemos destacar algunas zonas concretas donde, generalmente, darle el toque de color siempre mejora la decoración.

El suelo y la encimera suelen ser los puntos clave, como también lo es la zona frontal de la pared encima de la vitrocerámica o fogones.

A continuación, te contamos qué estampados y texturas destacamos y en qué materiales puedes encontrarlos:

Estampados y texturas

Los estampados y texturas se utilizan, generalmente, para darle más vida a las cocinas a través de superficies grandes, esto es, pared, encimera o suelo.

Para ello, podemos elegir baldosas o revestimientos monocolor con textura, lisos con estampados, vinilos...

Actualmente la mezcla de blanco con detalles en tonos grises tiene bastante éxito, y también lo tienen los mosaicos o el terrazzo renovado, que vuelve a estar de moda.

El brillo (aunque hay excepciones) ha quedado bastante desfasado, dando paso a elementos satinados y mates.

Para darle un toque más rústico, la madera o elementos de imitación también son la clave.

Suelo de terrazzo moderno en cocina blancaSuelo de terrazzo moderno en una cocina blanca.

Baldosas hidráulicas y revestimientos de PVC

Todos estos estampados y texturas podemos encontrarlos en baldosas hidráulicas y revestimientos de PVC. Actualmente se tratan de los materiales más comunes a la hora de renovar las casas, y también algo más económicos.

Las baldosas hidráulicas con estampado de mosaicos están en plena tendencia, ya que encajan en diversas zonas de la cocina.

Puedes utilizarlas para hacer un pequeño friso en la zona frontal de la cocina (el espacio de la campana extractora y los fogones o vitro) o cubrirla por completo.

Y en el caso del suelo algo similar, una franja que sirva de toque estrella, o también revestir el suelo por completo. Ambas ideas son geniales y darán un aire renovado a tu cocina.

Baldosas hidráulicas de mosaicos en el frontal de una cocina blanca. Baldosas hidráulicas de mosaicos en el frontal de la cocina.

Los muebles

Después de la propia decoración de la cocina, lo siguiente más importante es una buena elección del mobiliario.

Además de escoger muebles prácticos y funcionales, podemos valernos de ellos para darle más vida a la cocina, ya que ocupan más de la mitad del espacio en la estancia.

Mesas y sillas

De esta manera, por ejemplo, debemos pensar bien la elección de las mesas y sillas. ¡Cambiarlas por unas más bonitas y actuales hace que la cocina parezca otra!

Elije combinaciones de colores, y tonalidades que no sea demasiado estridente, pero al mismo que de un poquito de vida a una cocina blanca.

Actualmente, las mesas de cristal que combinan aluminio con algún detalle rojo están en plena tendencia, y pueden quedar genial combinados con sillas en la misma línea. Nuestra cocina seguirá siendo blanca, pero tendrá un toque diferente que la haga más personalizada, bonita y original.

Sillas de colores en una cocina blancaSillas de colores para darle un toque de color a una cocina blanca.

Armarios

Para darle un toque diferente a los armarios de la cocina sin gastar mucho y manteniendo la decoración blanca, te recomendamos utilizar vinilos decorativos.

Son una opción muy práctica, sencilla de colorar y barata, y con la que podemos cambiar totalmente la atmósfera de nuestra cocina.

Los complementos y utensilios

Además, no debemos dejar de lado la cubertería, vajilla y, en general, los utensilios de cocina.

Actualmente, si visitamos las tiendas o webs de accesorios para decoración, veremos que los materiales más naturales como maderas (de bambú generalmente, que es más resistente), yute o esparto o piedra se repiten en prácticamente todas.

Lo natural está de moda en todos los ámbitos: Manteles, cuencos, botes, colgadores... ¡Y hacen que una cocina blanca se vea mucho más acogedora!

Complementos y adornos bonitos en una cocina blancaLos complementos y utensilios decorativos también son esenciales para darle más vida a una cocina blanca.

Darle vida a una cocina blanca según la distribución

Cocinas abiertas al salón

En cocinas blancas abiertas al salón debemos tener en cuenta que la combinación de ambas estancias debe ir en consonancia.

En estos casos, generalmente, hablamos de cocinas y salones más amplios, por lo que tenemos más facilidad para incorporar elementos estampados que quizás no encajaran tan bien en espacios más pequeños.

En estos casos, uno de los materiales más comunes es la madera clara o los revestimientos decorativos de imitación a madera. El blanco mezclado con la madera en el mobiliario de cocina aporta un toque campestre y rústico muy acogedor, y además es fácil de traspasar a la decoración del salón.

Te dejamos un par de ejemplos de cocinas abiertas al salón siguiendo esta idea decorativa:

Cocina blanca abierta al salónCocina amplia y abierta en blanco con detalles en madera (suelo, encimera y mesa).

Cocina blanca abierta al salónCocina abierta al salón en tonos blancos con armarios en turquesa como elemento estrella. Las sillas combinan blanco y madera.

Cocinas pequeñas

En el caso de las cocinas pequeñas debemos tener en cuenta que introducir elementos con muchos estampados o colores oscuros puede restarnos amplitud. Sin embargo, sí que podemos jugar con tonalidades claras, algún detalle en madera y losetas decorativas que no engloben la cocina, sino que vistan una de las paredes.

Si colocamos la pieza estampada en el frontal de la cocina seguiremos creando amplitud a través de las demás paredes, y al mismo tiempo le daremos más vida a la cocina.

Cocina blanca pequeña con detalles en negroCocina con detalles en gris, blanco y negro en la zona frontal.

Cocina blanca pequeñaCocina blanca de estilo industrial con suelo en blanco y negro.

Cocinas alargadas y estrechas

Para elegir la decoración adecuada de las cocinas alargadas y estrechas también debemos tener en cuenta en qué zona colocamos el punto de color y qué complementos elegimos. En estos casos, y a nivel de mobiliario, cuanto más sencillo y minimalista mejor, para ganar espacio.

Si tienes una cocina alargada y estrecha en color blanco, puedes darle más vida con los complementos. Manteles individuales de colores, yute o bambú, pizarras organizadoras, recipientes para utensilios de cocina...

Cocina blanca alargada y estrecha con armarios en azulCocina blanca, estrecha y alargada, ¿el detalle clave? Los armarios y frontal azules.

Cocinas amplias

Las cocinas amplias son las más fáciles de decorar, ya que al encontrarnos con un buen espacio es más sencillo trabajar sobre él. En este caso, podemos permitirnos más detalles coloridos, texturas y estampados. ¡Hasta podemos incorporar un friso! Que nos ayudará a vestir las paredes blancas más vacías, por ejemplo, en la zona de la mesa.

Para eso, las losetas o revestimientos decorativos son la clave.

En las cocinas grandes, como en las abiertas al salón, es también común añadir elementos de madera grandes: Mesa, encimera, armarios... Y darle un toque más rústico.

Puedes elegir también un mobiliario más amplio: Sillas, mesas... Con las que decorar y completar tu cocina. Si la mayor parte de la cocina es blanca, puedes darle el toque diferente con muebles en diferentes colores: Rojos, grises... ¡O blanco y negro! En este caso, los extremos pueden aportar un toque de lo más elegante a tu estancia.

Cocina blanca amplia Una cocina amplia nos permite incorporar detalles coloridos y más complementos.

Cocina blanca con detalles en gris y negro y muchos complementos.Si tenemos una cocina grande, podemos alargar la superficie con estampado sin perder amplitud.

Cocinas con barra

Si tienes una cocina blanca con barra, ¡aprovéchala! Y conviértela en la pieza estrella de tu decoración. Enfoca en ella el punto de color y las texturas (piedra, mármol, ladrillo, madera...), y conseguirás una decoración genial.

Cocina blanca con barra en maderaCocina blanca con barra en madera oscura y mate.

Beneficios de tener una cocina blanca

Como te comentábamos, tener una cocina blanca tiene un montón de beneficios decorativos. Para empezar, porque son completamente atemporales. El blanco, al ser un color tan neutro, no pasa de moda, así que la decoración de nuestra cocina estará actualizada más tiempo.

El color blanco se trata de una de las claves de las decoraciones minimalistas y nórdicas, las dos tendencias más fuertes que podemos encontrar desde hace ya algún tiempo en decoración.

Y qué decir de la luz. El blanco aporta luminosidad a las estancias, y también amplitud. Así que una cocina blanca es un acierto seguro, especialmente si no es demasiado grande y queremos que visualmente, parezca más de lo que es.

Además, entre otras de las múltiples ventajas de las cocinas blancas es que combinan con prácticamente cualquier color. Podemos incluir detalles en todo tipo de tonalidades: Azules turquesa, rojos, negros... o estampados, ¡y conseguir una decoración preciosa!