Ecología

5 formas de reutilizar los restos de café

5 formas de reutilizar los restos de café

Te contamos los múltiples usos de los restos del café en el hogar para hacer cremas caseras, eliminar malos olores o para acabar con las pulgas.

Tan sólo en España se consumen cerca de 80.000 toneladas de café al año. De hecho, según estudios recientes, el 87% de la población de entre 18 y 64 años consume café, de los cuáles un 70% lo hace a diario.

Los amantes de las cafeteras de toda la vida que se resisten a caer en la tentación de las cápsulas saben la cantidad de restos de café que se desperdician al año. Te contamos cómo reutilizar estos desechos de café y darles diferentes usos en tu hogar que te harán la vida más fácil:

1. Contra el mal olor de la nevera

Los restos de comida y la mezcla de alimentos pueden provocar un olor desagradable en la nevera. En estos casos, los restos de café absorben los malos olores. Tan sólo tienes que colocarlos en un vaso o recipiente y dejarlo abierto en el frigorífico.

2. Exfoliante natural

Determinados productos de cosmética emplean los restos de café en su proceso de fabricación. Un ejemplo de ello son las cremas exfoliantes. Puedes hacer tu propia crema exfoliante casera mezclando los desechos con aceite de oliva y sal.

La cafeína acelera el metabolismo. Es por esto que el café también se emplean en la elaboración de cremas anticelulíticas. Mezcla los desechos con aceite de oliva y aplica con movimientos circulares sobre las zonas afectadas.

Exfoliante casero de café.

3. Abono natural para las plantas

Los restos de café contienen nutrientes que favorecen el crecimiento de las plantas. Empléalos como fertilizante casero. Tan solo tienes que espolvorear un poco por el suelo.

Es especialmente bueno para aquellas plantas que necesiten un nivel mayor de ácido como las hortensias o en cultivos de zanahorias o setas. También actúa como repelente de plagas e insectos.

Los residuos del café actúan como un fertilizante natural.

4. Cabello brillante

Con los desechos del café no llega para una taza más en calidades óptimas. Sin embargo, si colamos una taza de estos restos de café fuerte y la dejamos enfriar, podemos utilizarla para dar color y brillo a nuestra melena.

Lava tu cabello como haces normalmente, después vierte la taza sobre el pelo y deja actuar durante 20 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, aclara con agua tibia y sigue con tu rutina habitual de cuidado del cabello. Es decir, si sueles aplicar mascarilla o acondicionador puedes hacerlo una vez enjuagado el café. Así de fácil.

5. Repelente de pulgas

El olor y acidez del café lo convierten en un aliado perfecto para luchar contra las pulgas de nuestras mascotas. Después de bañarlas, frota café húmedo sobre su piel y enjuaga.

De esta forma, no sólo eliminarás las pulgas, sino que además evitarás el olor desagradable que cogen algunas mascotas con el contacto con el agua.

El café neutraliza los malos olores y actúa contra las pulgas.

Además