Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Ecología

11 formas de reutilizar los restos del café, ¡no lo tires, recíclalo!

El café, la bebida más consumida en nuestro planeta, tiene el poder de ser reutilizado y seguir beneficiándonos de muchas maneras. Para que nos hagamos una idea de cuán grande es el consumo de café debes saber que la Unión Europea (UE) es el mayor importador de café del mundo, siendo Finlandia el país en el que se consume más café del mundo, 11,6 kilos por persona, según los últimos datos de ICO (Internacional Coffe Organization) en 2020.

En España, en la actualidad, se consume una media de 4,5 kg. de café per cápita por año, es decir, una media de 3,5 tazas por día. De hecho, según estudios recientes, el 87% de la población de entre 18 y 64 años consume café, de los cuáles un 70% lo hace a diario.

Pero ¿qué tiene el café para que despierte en nosotros ese placer, un tanto adictivo, hacia su consumo? Quizá sea su delicioso sabor o tal vez la dulce forma en la que nos despierta por las mañanas. Sea cual sea la razón, te traemos muy buenas noticias si eres un ávido consumidor de café y es que ... ¡puedes volver a usar los restos (posos o borras) del café hasta de 11 formas diferentes! Conócelos con nosotros.

Cómo reutilizar los restos de café

1. Evita y elimina los malos olores

Los restos de comida y la mezcla de alimentos pueden provocar un olor desagradable en la nevera o en el cubo de la basura. Si colocas los restos de café en un cuenco o vaso y lo introduces en el interior de la nevera, los posos de café absorberán los malos olores que se puedan generar en el frigorífico. Y, si le añades unas rodajas de limón, te servirá como un ambientador natural exquisito.

Elimina el olor "a tabaco"

El café es uno de los mejores remedios naturales para eliminar el olor a tabaco de casa. En este caso, bastará con que coloques los restos de café en recipientes pequeños alrededor de tu casa. ¡Una solución muy eco!

¿Y para quitar el olor de las manos tras manipular pescado o ajos? ¡También funciona! Frota los restos de café en tus manos junto a un chorrito de jabón. Cuando aclares tus manos, notarás que el olor a pescado o ajo ha desaparecido.

2. Exfoliante natural para la piel

Determinados productos de cosmética emplean los restos de café en su proceso de fabricación. Un ejemplo de ello son las cremas exfoliantes. De hecho, puedes hacer tu propia crema exfoliante casera mezclando los desechos con aceite de oliva y sal. Para ello, solo tienes que aplicar la mezcla obtenida en la zona afectada con movimientos circulares.

La razón de que sea un buen exfoliante radica en que la cafeína acelera el metabolismo y es por ello que el café también se emplea en la elaboración de cremas anticelulíticas. De hecho, una de las mejores formas de reutilizar los posos de café es para hacer un exfoliante natural para la celulitis o piel de naranja.

Exfoliante casero de café.

3. Abono natural para las plantas

Los restos de café contienen nutrientes que favorecen muchísimo el crecimiento de las plantas, es por ello que también lo puedes utilizar como fertilizante. Si eres aficionado a la jardinería prueba a hacer compost con los posos de café para tus plantas. Es un fertilizante casero muy recomendable, sobre todo por sus propiedades para nutrir las plantas con minerales como el cobre, el potasio, el magnesio y el fósforo.

Si cultivas setas, hongos, zanahorias u hortensias, que son plantas que necesitan una tierra ácida, espolvorea los restos de café por el suelo. Con esta acción mejorarás y acelerarás su crecimiento. Además, los restos de café actuarán como repelente de plagas e insectos.

Los residuos del café actúan como un fertilizante natural.

4. Cabello fuerte y brillante

Con los desechos del café no llega para una taza más en calidades óptimas. Sin embargo, si colamos una taza de estos restos de café fuerte y la dejamos enfriar, podemos utilizarla para dar color y brillo a nuestra melena.

Lava tu cabello como haces normalmente, después vierte la taza sobre el pelo y deja actuar durante 20 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, aclara con agua tibia y sigue con tu rutina habitual de cuidado del cabello. Es decir, si sueles aplicar mascarilla o acondicionador puedes hacerlo una vez enjuagado el café. Así de fácil.

5. Repelente de animales e insectos

El olor y acidez del café lo convierten en un aliado perfecto para luchar contra las pulgas y garrapatas de nuestras mascotas. Después de bañarlas, frota café húmedo sobre su pelaje y enjuaga. De esta forma, no sólo eliminarás las pulgas, sino que además evitarás el olor desagradable que cogen algunas mascotas con el contacto con el agua.

En el caso de las típicas plagas de primavera y verano, los restos de café te ayudarán a prevenir que aparezcan en tu casa insectos como las hormigas, mosquitos, caracoles o babosas. Todo ello gracias a que este tipo de plagas detestan el olor que desprende el café. ¿No es maravilloso?

El café neutraliza los malos olores y actúa contra las pulgas.

6. Elimina el mal olor de las tuberías

Uno de los mejores trucos para desatascar las tuberías de la cocina y del baño es utilizar bicarbonato de sodio y vinagre. No solo se irá la suciedad, sino también el mal olor. Si quieres añadir un producto extra para quitar de raíz ese mal olor, utiliza posos de café. Pero, cuidado, no los tires por el desagüe. Pon a calentar los posos de café en 2 litros de agua y añade el zumo de 1 limón. Cuela los posos de café y vierte el agua (caliente) por el desagüe.

¿Por qué no es recomendable tirar los posos de café por el desagüe?

No es recomendable tirar los restos de café porque podrían causar atascos en los codos de las tuberías o adherirse a las paredes causando moho y mal olor. Así que nuestra mejor solución, tras reutilizarlos, será tirarlos al cubo de los desechos orgánicos.

Cómo reutilizar los posos de café para las tuberias

7. Elimina el mal olor de los zapatos

Ya sea por la falta de ventilación, el uso reiterado de un mismo calzado o porque esas botas que tanto te gusta "no se pueden lavar", hay calzados que tienden a adquirir mal olor. Esto sucede porque las bacterias prosperan en ambientes cálidos y húmedos.

La excelente noticia es que los restos de café te ayudarán a eliminar el mal olor de los zapatos. ¿Cómo? En un saquito de tela, tipo filtro, coloca los posos de café e introdúcelo en el zapato o bota. Déjala en el interior durante 24 horas. Después, retira el café y ventila los zapatos. Este uso de los posos del café es tan bueno que, ¡nos hemos rendido ante él!

8. Inhibidor del polvo o ceniza en lugares como chimeneas

En nuestro top 8 de formas increíbles de reutilizar los restos de café se encuentra en que es un perfecto inhibidor de polvo o cenizas en lugares como las chimeneas. Para ello solo se debe regar restos de café húmedo sobre las cenizas y listo.

El polvo es nuestro enemigo principal a la hora de realizar la limpieza de casa. Por ello, nos hemos ocupado de facilitarte una guía para limpiarlo correctamente.

Cómo limpiar el polvo de muebles, electrodomésticos, suelos y paredes

Cómo limpiar el polvo de los muebles, electrodomésticos, suelos y paredes (y evitar que se acumule).

9. Tiñe telas (¡nuestro favorito!)

Que el café sigue desprendiendo color y aroma tras el primer uso es un hecho. Y que sus restos sirven para teñir telas o crear acuarelas (color café, claro) también es un hecho. Para ello solo se debe calentar los restos de café, llevar el agua a ebullición e introducir la tela a teñir. La cantidad siempre dependerá de las telas que desees teñir.

Cuanto más tiempo dejes la tela a remojo, más penetrará el color en las fibras de la tela. Asegúrate de enjuagar la tela y de plancharla.

Utilizar posos de café para pintar

Sí, como has leído. El artista Ghidaq al-Nizar es conocido por utilizar los restos de café para crear auténticas obras de arte. Bajo el hashtag #zerowastecoffee, el artista nos enseña unas creaciones muy originales. Para crear pintura con restos de café, sigue estos pasos:

  • 1. Acumula restos de café hasta tener una buena cantidad. Para hacer pintura con café se necesita por lo menos media taza de pozos de café.
  • 2. Con un poquito de agua pon a hervir los restos hasta que quede una mezcla elástica, densa, oscura, tirando a pegajosa.

Después, tan solo necesitarás un pincel y dejar volar tu imaginación sobre un papel.

Cómo hacer pintura con los restos de café

10. Para limpiar parrillas

Un uso poco conocido es que con los restos del café puedes limpiar la parrilla de una barbacoa. Tras pasa el día y después de tomar una buena taza de café, puedes aprovechar los posos para limpiar la parrilla, eso sí, solo cuando se haya enfriado. Después solo tienes que colocar los posos del café en papel de periódico y frotar con ello la parrilla.

Los restos eliminarán la grasa y cenizas. Después, solo debes aclarar con una esponja con jabón, dejar que se seque por completo y guardarlo en un sitio limpio y seco.

11. ¡Para cocinar!

Este uso no podía faltar. Con los restos o posos del café puedes hacer un excelente marinado para las carnes. ¿Cómo? Mezcla los restos de café con pimienta, azúcar y sal. Después embadurna la pieza de carne con un chorrito de aceite de oliva y cúbrela con el marinado anterior. Déjalo en reposo unas horas y, luego, cocínalo al gusto. Toda una delicatesen.

Estos son solo 11 usos conocidos de los restos del café. Sin embargo, recientemente la prestigiosa revista Journal of Agricultural and Food Chemistry publicó un estudio en el que indicaba que los posos del café también podrían usarse para extraer antioxidantes saludables para fabricar suplementos dietéticos. Increíble, ¿no?

Los restos de las cápsulas de café, ¿se pueden reutilizar?

Una de las dudas más frecuentes a la hora de reciclar las cápsulas de café es saber si se puede extraer los restos de una cápsula. No es aconsejable hacerlo si las cápsulas son completamente de aluminio, ya que podrías cortarte en el proceso. Si son de plástico o usas cápsulas reutilizables, sí podrías extraer los restos del café de forma fácil y segura.

Actualizado a 10/06/2021 a las 09.33 h.