Hogarmania.com
Hogarmania.com

Ecología

Todo lo que puedes limpiar con bicarbonato y vinagre, la mezcla milagrosa en limpieza


Si tuviésemos que elegir un solo detergente para toda la vida, ¿cuál seria? Probablemente pienses en productos clásicos como el jabón chimbo o lagarto, el cepillo de hebras naturales, los estropajos de cobre o el detergente de ropa con olor a jabón de Marsella que tantos recuerdos nos trae. Incluso hay quien no puede vivir sin una piedra blanca de limpieza o su KH7 de toda la vida.

En cuestiones de limpieza, nosotros lo tenemos muy claro: No existe en el mundo un multiusos casero con tantas aplicaciones como la combinación de bicarbonato y vinagre. Más abajo las razones y, créenos, te encantará saber todo lo que puedes limpiar con esta mezcla casi mágica.

Ecológico, económico y efectivo, así definimos a uno de los multiusos caseros más famosos del mundo. Hablamos de una mezcla que ya utilizaban nuestras abuelas (y algunos abuelos) para limpiar la casa de forma rápida y efectiva: Sí, hablamos de la pasta con bicarbonato de sodio y vinagre blanco (o de manzana).

Tanto el vinagre como el bicarbonato, por separado, tienen multitud de usos. Por ejemplo, el vinagre es un excelente eliminador de malos olores; por su parte, el bicarbonato hará maravillas a la hora de quitar las manchas amarillas de la ropa blanca, pero ¿qué pasa cuando los mezclamos? Sencillamente, obtenemos un poderoso limpiador casero con distintas aplicaciones en el hogar: desatasca baños, elimina manchas antiguas y complicadas, quita el amarillo de las bañeras ... ¡y mucho más!

Descubre todo lo que puedes limpiar con la mezcla de bicarbonato y vinagre.

¿Qué puedo limpiar con bicarbonato y vinagre?

En distintas ocasiones hemos explicados cómo esta milagrosa mezcla era capaz de quitar el mal olor de la ropa o cómo era capaz de acabar con el olor a tubería de fregaderos y lavabos. Ahora sí, toma buena nota del siguiente listado:

Bicarbonato y vinagre, para manchas difíciles en la ropa

1. Tejidos con moho

  • En los tejidos, aparte de eliminar eliminar el olor a tufillo de la ropa, es perfecto para quitar el moho (manchas negras) y recuperar las prendas afectadas por la humedad. Para ello, tan solo debes añadir una disolución de bicarbonato de sodio con vinagre en agua fría en un barreño y poner la ropa a remojo de 30 a 60 minutos

2. Tejidos con sangre y mal olor

  • ¿Manchas de sangre en tus prendas íntimas? Despídete de estas odiosas manchas espolvoreando bicarbonato de sodio y rociando vinagre blanco sobre la mancha. Deja a reposo por 2 horas y lava como de costumbre.
  • La solución ideal para acabar con los malos olores que desprende una alfombra o moqueta, en especial cuando han caído sobre ella restos de comida o bebida.

3. Tejidos con manchas amarillas

  • Es perfecto para blanquear la ropa de forma natural, especialmente cuando tienen manchas amarillas por causas del sudor o los desodorantes. Incluso es perfecto para blanquear manchas amarillas de almohadas, sábanas, toallas y muchas otras prendas.
  • Es el truco viral para blanquear unas Converse blancas y que recupere su color original, ¡sin dañar los materiales de la zapatilla! ¿lo mejor? Esta solución es apta para bambas, playeras, zapatillas y tenis de color blanco (incluyendo la limpieza de las plantillas).

4. Zapatillas blancas muy sucias

  • Es el truco viral para blanquear unas Converse blancas y que recupere su color original, ¡sin dañar los materiales de la zapatilla! ¿lo mejor? Esta solución es apta para bambas, playeras, zapatillas y tenis de color blanco (incluyendo la limpieza de las plantillas).

5. Sandalias con huellas y mal olor

6. Ropa con maquillaje y vino

  • ¿Manchas de carmín o base de maquillaje en tus camisas y vestidos favoritos? Esta mezcla mágica es perfecta para limpiar las manchas de maquillaje de la ropa y dejarla impecable.
  • ¿Y las de vino? ¡También es posible! En especial, para eliminar las manchas de vino que llevan mucho tiempo en la ropa. El método es muy sencillo, tan solo debes aplicar bicarbonato en la mancha, rociar vinagre y esperar 2 horas. Luego a la lavadora y prenda como nueva.

Por último, puedes crear un fantástico suavizante casero, bicarbonato y agua destilada, ¡perfecto para suavizar prendas delicadas!

Bicarbonato y vinagre en limpieza de cocinas y baños

Y en los electrodomésticos, suelos y paredes su efecto es igual de potente. ¡Lo vemos!

7. Microondas muy sucio

  • Uno de los mejores trucos para limpiar el microondas y quitar su mal olor es colocando en un bol 1/2 taza de vinagre, chorrito de zumo de limón y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. ¡Limpieza garantizada!

8. El depósito de la plancha

  • Con el uso, el depósito de la plancha se llena de cal, se oxida y comienza a desprender manchas oscuras y marrones. Limpiarlo con vinagre y bicarbonato solucionará el problema, siempre y cuando se realice un enjuagado exhausto y repetido del depósito.

9. Mamparas de baño con cal

  • No hay nada peor que los depósitos de cal en las mamparas del baño. ¿La solución? ¡Esta mezcla casera! Para ello, crea una pasta con ambos ingredientes y frótalo contra la mampara. La suciedad se irá fácilmente.

10. Hervidor de agua

  • Si tienes una tetera o pava eléctrica con manchas blanquecinas o de oxido y quieres limpiarla en profundidad, recurre a esta mezcla para dejarla como nueva.

11. Horno muy sucio

  • Excepto para hornos pirolíticos, esta combinación es perfecta para limpiar un horno muy sucio o que lleva mucho tiempo con grasa incrustada.

12. Moho en la lavadora

  • Si la goma de tu lavadora tiene manchas negras o amarillas, límpialas con esta mezcla. Tan solo debes preparar una pasta espesa con bicarbonato y vinagre y aplicarla. Deja a reposo por 45 minutos y retira con un paño húmedo.

13. Sarro del inodoro

  • Al igual que el moho en la lavadora, esta combinación es perfecta para limpiar el sarro del inodoro y dejarlo como nuevo. Otro truco ideal es usar refresco de cola.

14. Desagües y tuberías atascadas

Otra cosa que puedes hacer con esta mezcla es limpiar, desatascar y desodorizar las tuberías de fregaderos y lavabos. ¿Cómo? Muy sencillo, tan solo debes echar medía taza de bicarbonato en el sifón y agregar dos tazas de vinagre blanco. Se producirá una reacción espumosa. Para finalizar, abre el grifo de forma potente y con agua caliente. ¡Solución práctica y sencilla para acabar con los atascos en estos lugares!

Estas son las 14 aplicaciones más comunes y conocidas de esta mezcla, aunque existen más. ¿Las conoces? ¡Cuéntanos!