Plantas

Geranio hiedra o gitanilla

Geranio hiedra o gitanilla

El geranio hiedra o gitanilla es una de las variedades de geranios más populares. Os contamos cuáles son los cuidados que debéis tener en cuenta con esta planta.

Canal de YouTube de Jardinatis

Características generales

  • Nombre común: Geranio hiedra, geranio de hiedra, geranio gitanilla
  • Nombre científico: Pelargonium peltatum
  • Familia: Geraniaceae
  • Origen: Sudáfrica
  • Ubicación: Exterior
  • Floración: Primavera-verano
  • Luz: A pleno sol
  • Temperatura: Zonas templadas protegidas de viento y lluvia
  • Riego: Dos veces por semana en verano
  • Abono: Una vez cada 15 días con fertililzante para plantas con flor

Descripción del geranio gitanilla o hiedra

Los geranios hiedra o gitanillas son plantas de exterior que florecen durante el verano y son bastante resistentes. Dentro de las diferentes variedades de geranios, la gitanilla o geranio hiedra, con su porte colgante, es una de las más populares.

El geranio gitanilla, a veces, se diferencia del geranio hiedra por ser algo más pequeño que el geranio hiedra común, aunque ambos tienen una flor pequeña normalmente en colores rosa o rojo.

Los cuidados del geranio hiedra o gitanilla son comunes a todas las variedades de geranios: necesita mucha luz, así como algunas horas de luz solar directa y se puede situar a pleno sol o en semi-sombra, sobre todo allí donde hace mucho calor. Puede soportar temperaturas de hasta 30º pero no resiste el frío(menos de 10º) ni las heladas.

En primavera y verano hay que regar los geranios con frecuencia, al menos dos veces por semana, mientras que en otoño basta con un riego semanal. Hay que evitar los encharcamientos y tampoco es necesario pulverizarlos ni mojar las hojas.

Plagas de los geranios

Entre las plagas que más afectan a los geranios la más importante es la mosca del geranio o mariposa africana, proveniente de Sudáfrica.

Se trata de unas orugas de unos dos centímetros aproximadamente que atacan la planta agujereando los tallos y picando las hojas.

Si se descubre algunos de estos síntomas hay que actuar cuanto antes podando los tallos y las hojas afectadas y aplicando un insecticida especial. Además, el geranio es sensible a la araña roja, los pulgones, las cochinillas y la mosca blanca.

Además