Hogarmania.com

Plantas

Plantas trepadoras con flor perfectas para decorar las paredes de tu hogar


En el mundo de la jardinería existen multitud de tipos de plantas trepadoras. En esta ocasión, queremos presentarte 9 variedades de flor con las que, además de cubrir las paredes y muros de tu casa, les aportarán un toque natural muy elegante y lleno color. ¡Descubre estas plantas trepadoras con flor!


¿Qué son plantas trepadoras?

Las trepadoras son un grupo de plantas que van en busca de la luz y, por ello, crecen hacia arriba. Como su estructura es débil, buscan mecanismos para ir adhiriéndose a diferentes soportes y, así, lograr crecer hacia arriba.

No hay que confundir plantas trepadoras con las enredaderas. Estas últimas necesitan un soporte y una guía para poder trepar y, las trepadoras, con el tiempo, desarrollan un tronco leñoso mediante el cual se pueden sostener mucho mejor.

Utilizar este tipo de plantas para decorar tu fachada es una muy buena opción. Transforman una pared simple en algo con mucha vida y alegría.

Dentro de las plantas trepadoras, hay un grupo que no suele florecer y otro muy amplio que sí. En esta ocasión, queremos mostrarte distintas plantas trepadoras con flores realmente bonitas y decorativas. ¿Con cuál te quedas?

Descubre estas plantas trepadoras con flor

Si estás buscando una planta trepadora con flores para decorar las paredes de tu hogar, estamos seguros que en este listado encontrarás varias que te van a enamorar: diplademias, jazmines, buganvillas, rosales... ¡Descúbrelas todas!

1. Diplademias

Las diplademias son unas plantas muy floríferas que se pueden encontrar hoy en día de forma muy fácil en los viveros. Florecen sin parar durante toda la temporada veraniega.

diplademiasDipladenia en tonalidad rosada

Puedes encontrar sus flores en diferentes tonalidades (blanco, rojo y rosa), tamaños (bajo, intermedio y mini) y formas.

Hay una variedad de diplademia, la Diplademia amabilis, que es muy vigorosa y tiene unas flores muy grandes y elegantes.

2. Rosal trepador

Además de las diplademias, dentro de las trepadoras con flor están los rosales trepadores. Estos pueden ser de diferentes colores, variedades y formas (simples o compuestas).

rosal trepadorPoda del rosal trepador

Su forma de crecimiento consiste en crear grandes y vigorosos chupones que, una vez alcanzan su tamaño definitivo en altura, tienden a desarrollar la floración en las ramas laterales de menos vigor responsables de la floración. Otra planta trepadora con el mismo hábito de crecimiento es la buganvilla.

Para potenciar una pronta floración del rosal trepador, una vez alcance la estructura, arquearemos el tallo vigoroso responsable del crecimiento para potenciar la aparición de tallos laterales responsables de la floración.

3. Jazmín chino

Otra trepadora con flor perfecta para las paredes de tu hogar es el jazmín chino, jazmin de invierno o Jasminum polyanthum, un arbusto que puede alcanzar grandes dimensiones en poco tiempo.

Se recomienda ir dándole forma con la poda cuando no esté en floración.

jazmin

Es una planta trepadora también muy florífera. Las flores se presentan solitarias, aunque en cada racimo suele haber unas tres que se van abriendo independientemente.

Estas aportan un perfume embriagador. Por si te interesa, te mostramos un conjunto de plantas con un aroma embriagador.

El jazmín tolera la semisombra pero donde mejor está y donde más va a florecer es a pleno sol. En función de la exposición, crecerá en mayor o menor medida.

4. Plumbago

El Plumbago capensis o plumango es un arbusto trepador de crecimiento rápido. Puede llegar alcanzar los dos metros de altura.

plumbago capensisPlumbago capensis

Desarrolla una floración espectacular con flores de cinco pétalos en grandes ramilletes que dura durante todo el verano. Las flores del plumbago pueden ser de una tonalidad azul o blanca.

Para ayudar a la floración, es importante que la planta esté a pleno sol. Sufre mucho con las heladas por lo que habrá que protegerla del frío.

Al tratarse de una planta trepadora, es conveniente ayudarla a crecer colocando tutores o soportes para guiarla. Por si te interesa, te mostramos el paso a paso para hacer un soporte para las plantas trepadoras.

5. Buganvilla

Una de las plantas trepadoras con la flor más llamativa es la buganvilla.

Esta planta es muy vigorosa por lo que necesitará disponer de suficiente espacio para poder crecer. En las mejores condiciones, puede llegar a alcanzar hasta 12 metros de longitud.

buganvillaDiferentes plantas para decorar fachadas

Se caracteriza por tener una floración sencilla pero muy profusa. Sus flores, en realidad, son unas pequeñas florecillas blancas de la parte central.

La parte decorativa y llamativa de la planta son las brácteas. Estas son unas hojas modificadas que actúan como reclamo para que los insectos se acerquen a la flor y la polinicen.

Estas brácteas pueden ser de color fucsia, el más convencional, rojo, anaranjado y rosa.

6. Wisteria

La wisteria o glicina es una trepadora que crece de forma vigorosa y que, a finales de invierno-principios de primavera, florece regalándonos toda su belleza en forma de racimos.

wisteriaPoda de la wisteria

Estas flores pueden ser en tonos blancos, azules y rosas violáceos y se desarrollan antes de que crezcan las hojas.

La variedad rosa se caracteriza por tener un mata bastante enredada con muchos tallos finos y muy vigorosos. La variedad azul, sin embargo, es mucho más compacta.

Uno de los requisitos para esta trepadora con flor es que se plante en un suelo profundo ya que cuenta con unas raíces ramificadas y muy agresivas.

Respecto a los suelos, prefiere los ácidos, aunque puede cultivarse en cualquiera teniendo precaución con aquellos demasiado húmedos o muy calcáreos.

7. Thunbergia

La Thunbergia alata es una planta trepadora con flor de crecimiento rápido. Es muy vigorosa, de ahí que sea considerada en algunas zonas como planta invasora.

thunbergia

Destaca por sus llamativas flores amarillas con su centro de color negro. De ahí proviene su nombre vulgar: Susana ojos negros.

Requieres una ubicación al sol y un riego moderado, esperando siempre a que se haya secado el suelo antes de volver a regar

Durante el periodo de floración, que comprende de mediados de primavera a finales del otoño, hay que aumentar ligeramente el riego y abonar mensualmente con un fertilizante líquido equilibrado.

8. Ipomea

La Ipomea o Don Diego de día, también conocida como correhuela, es otra planta trepadora con flor que crece con mucha facilidad.

Produce masas de flores delicadas de verano hasta las primeras heladas. Estas son violetas, rosadas, blancas o multicolores y crecen de forma solitaria. Una curiosidad sobre ellas es que se cierran al atardecer y cuando no les da el sol.

Ipomoea purpurea

La Ipomea puede crecer hasta dos metros o más y es perfecta para enredarse en soporte montados sobre macetones.

Para que se desarrolle en perfectas condiciones, necesita una buena exposición a la luz. No es muy exigente en cuanto al suelo y es resistente a la sequía hasta cierto punto.

9. Pasionaria

La Passiflora caerulea, más conocida como pasionaria o Flor de la pasión, es una planta trepadora, perfecta para decorar el jardín cubriendo pérgolas, verjas, arcos o muros de forma elegante.

pasionaria

Florece durante el verano y el color de sus flores suele ser morado o púrpura y es realmente original. Son aromáticas y producen un fruto ovalado que, en la variedad Passiflora edulis, es comestible.

Para que esta planta pueda crecer de forma adecuada, debe estar situada a pleno sol o en un sitio muy luminoso.

Composición con plantas trepadoras con flor

Si en vez de dejar que las trepadoras crezcan por la pared de tu hogar, prefieres crear una composición en un macetero, ten en cuenta que no todas se desarrollarán de la misma manera. Por ejemplo, no es aconsejable cultivar la glicina en contendedor ya que su crecimiento será raquítico y su floración insignificante.

A continuación, te mostramos una composición de diplademias y varias plantas de temporada.

En un macetero de una tamaño grande introducimos un poco de sustrato universal.

A continuación, incorporamos un abono de dos acciones para que las plantas tengan nutrientes de forma inmediata y de una forma prolongada en el tiempo. Mezcla de forma homogénea todo y vuelve a echar más sustrato.

diplademia y geranios

En la posición central plantamos la diplademia y, periféricamente, iremos alternando geranios y Felicia amelloides o agatea, una bonita planta de flores azules con el centro amarillo.

Colocamos un soporte con cuidado para que los nuevos brotes de la diplademia, que tienden a crecer en forma de espiral, se vayan sujetando y, de esa forma, consigamos un buen volumen de esas campanillas en plena floración.

composición con plantas trepadoras con flor

Y listo. ¿Qué te parece el resultado? A nosotros nos encanta para decorar la entrada de una casa, una terraza o un balcón en verano.