Hogarmania.com

Postres

Natillas caseras, receta fácil de Karlos Arguiñano


Aprende a preparar natillas caseras siguiendo paso a paso esta receta de Karlos Arguiñano.

Las natillas son uno de los postres más tradicionales de la cocina española, una receta muy sencilla y económica que se prepara con alimentos básicos que todos tenemos en casa: huevos y leche. Además, estos alimentos convierten a las natillas en un plato nutritivo rico en proteínas. Este postre no falta en las casas con niños y de hecho, su aroma nos trae recuerdos de la infancia.

Como todas las recetas tradicionales, tiene muchas variaciones y se puede adaptar al gusto de cada uno cambiando la cantidad de azúcar, aromatizando la leche con canela o limón en lugar de vainilla, dejando una textura más líquida o más espesa...

Si alguna vez te has preguntado cómo hacer natillas caseras, es más sencillo de lo que parece. Solo debes aromatizar la leche y después incorporarla a las yemas de huevo para terminar de cocer todo al fuego. Las natillas se espesan con la cocción, consiguiendo su característica textura cremosa. ¡Vamos con la receta de natillas caseras de Karlos Arguiñano!

Karlos Arguiñano

Tiempo de preparación: 20 minutos | Tiempo total: 30 minutos


Ingredientes para hacer natillas (6 personas)

  • 1 litro de leche
  • 12 yemas de huevo
  • 200 g de azúcar
  • 1 cucharada de maicena
  • 2 vainas de vainilla

Para decorar:

  • 6 galletas tipo María
  • canela en polvo
  • hojas de menta

Elaboración de la receta de natillas caseras de Karlos Arguiñano

En primer lugar, pon a calentar 850 ml de leche en una cazuela al fuego (reserva los otros 150 ml de leche).

Con la ayuda de un cuchillo, abre las vainas de vainilla por la mitad a lo largo y extrae las semillas. Agrega todo a la cazuela de la leche (las semillas y las vainas). Deja calentar la leche a fuego suave hasta que quede bien aromatizada, unos 10 minutos.

Bate las yemas con el azúcar

Mientras tanto, separa las claras de las yemas de los huevos. En esta receta de natillas solo vamos a utilizar las yemas, por lo que puedes reservar las claras para otras recetas.

Añade la leche a las yemas para hacer las natillas

Coloca las 12 yemas de huevo en un bol, añade la maicena y el azúcar. Mezcla bien e incorpora los 150 ml de leche fría reservada anteriormente. Sigue removiendo hasta que los ingredientes queden bien integrados.

Vierte la leche aromatizada

Vierte sobre las yemas la leche caliente aromatizada y mezcla bien.

A continuación, pasa todo a una cazuela y cocina las natillas a fuego suave-medio hasta que espesen. Es importante que no llegue a hervir para evitar que se corte.

Cuece las natillas hasta que espesen

Cuando las natillas estén hechas, pásalas a un bol grande y deja templar. Después, repártelas en recipientes individuales, tápalas con papel film o tapas de silicona y déjalas enfriar en la nevera al menos 2-3 horas.

Para decorar las natillas caseras coloca una galleta de tipo Maria sobre cada una, espolvorea por encima un poco de canela y si lo deseas, añade unas hojas de menta. Sirve las natillas frías.

Con qué acompañar las natillas caseras

Aunque la forma tradicional de servir las natillas es con canela y una galleta, puedes acompañarlas con frutos rojos, frutos secos como avellana picada o almendra en láminas, caramelo, chocolate rallado... También puedes sustituir la galleta, que tiende a reblandecerse, por trozos de galleta servidos en el último momento para que se mantengan crujientes.

Otra sugerencia de Eva Arguiñano para acompañar las natillas es el merengue de lima y crumble de avellana.

Dónde servir las natillas caseras

Tradicionalmente las natillas se sirven en cazuelas individuales de barro y se presentan con una galleta y canela. Sin embargo, también puedes servir las natillas en cuencos de cerámica de colores que encantarán a los más pequeños, en copas o en cualquier tipo de bol individual.

Preguntas y respuestas sobre las natillas

¿Cuál es el origen de las natillas?

Aunque no se conoce a ciencia cierta, se cree que el origen de este dulce está en los conventos a lo largo de Europa, donde era habitual preparar postres con alimentos básicos y económicos como los huevos y la leche. Hoy en día las natillas son un postre típico en muchas países del mundo, como España, Italia, Portugal, Francia, Reino Unido y Australia. En algunos países las natillas se conocen como "crema inglesa".

¿Cómo hacer que espesen las natillas?

La maicena ayuda a que las natillas tengan una textura más espesa y contundente, por lo que si has probado esta receta y te gustan las natillas más espesas, puedes aumentar la cantidad de maicena. También es importante respetar el tiempo de cocción a fuego lento de las natillas.

¿Se pueden hacer natillas sin maicena?

Sí, puedes preparar las natillas sin maicena. Sin embargo, la maicena o harina de maíz refinada te ayuda a evitar que las natillas se corten en el caso de que llegue a hervir y le aporta más consistencia.

¿Cómo evitar que se corten las natillas?

Uno de los problemas más habituales al preparar natillas es que se corten. ¡Esto puede arruinar tu postre! Para evitar que esto ocurra, te recomendamos hacerlas con maicena como en esta receta y vigilar la temperatura de la cocción, no deben llegar a hervir.

Natillas caseras de Karlos Arguiñano

¿Cuánto tiempo duran las natillas caseras en la nevera?

Puedes conservar las natillas en el frigorífico durante un máximo de 3-4 días. Recuerda que deben estar en recipientes herméticos o bien tapados con papel film.

¿Para quién están recomendadas las natillas caseras?

Las natillas son un postre que gusta mucho a los niños y también puede ser una buena opción para las personas mayores, personas con poco apetito o con dificultades para masticar, ya que es nutritivo y de textura suave. Sin embargo, como ocurre con los postres y dulces, se debe consumir de manera ocasional por su contenido en azúcar.

¿Cuál es la diferencia entre las natillas y la crema catalana?

La crema catalana es una variación de las natillas y se distingue por su característica capa de azúcar caramelizado, que le aporta un toque dulce y muy crujiente. Otra variante es la crema pastelera, que se diferencia en que se utiliza menos cantidad de leche que en las natillas.

¿Qué hacer con las claras de huevo que sobran?

Las claras de huevo se pueden utilizar para hacer merengue básico o merengue de lima, un postre cásico como la leche merengada, mousse de yogur, un batido de plátano rico en proteínas, limones rellenos o incluso una tortilla francesa hecha solo con claras.

Más recetas de natillas caseras para todos los gustos

Una vez hayas probado la receta de natillas tradicionales que hemos explicado, te animamos a experimentar y probar otras variantes. Puedes añadir fruta fresca en la elaboración, como en esta receta de natillas de fresa de Eva Arguiñano, que le dan un sabor y color muy especial.

Otra opción es agregar frutos secos, como las natillas de avellana, que además están hechas sin huevo ni leche y son aptas para veganos.

Para los más golosos, en Cocinatis explican paso a paso cómo hacer natillas de chocolate de manera muy sencilla y con solo 4 ingredientes.