Ecología

Beneficios de climatizar una vivienda con frío solar

Beneficios de climatizar una vivienda con frío solar

Se trata de un sistema que utiliza la energía renovable para refrigerar ambientes, siendo el sistema de aire acondicionado, el más utilizado. ¡Descubre sus beneficios!

¿Sabías que con frío solar se puede ahorrar entre un 80% a un 90% de energía en el acondicionamiento de un edificio? ¿Y qué España es uno de los países de Europa con mayor irradiación muy por encima de países como Alemania? País que mantiene desde hace años el liderazgo en la promoción de la energía solar.

Y es que el frío solar o refrigeración solar es un sistema que utiliza la energía renovable para refrigerar ambientes, siendo el sistema de aire acondicionado, el más utilizado. Partiendo de la base que los hogares españoles consumen aproximadamente un 40% en climatización, la refrigeración solar (frío solar) puede ser una alternativa real para ahorrar en consumo y obtener mayor eficiencia. Sin olvidar que es un sistema que se puede combinar perfectamente con una instalación que genere agua caliente y/o calefacción.

Sin duda, un sistema que aporta muchos beneficios

  • Respetuoso con el medio ambiente: permite disminuir las emisiones de gases tóxicos.
  • Ideal para zonas geográficas con mucho sol: es una manera idónea de aprovechar los rayos solares y reducir así el consumo eléctrico para el aire acondicionado.
  • Instalación no invasiva: tan solo necesitamos un espacio en nuestra vivienda para poder ubicar los paneles solares.
  • Energía limpia y gratuita: solo se necesita del calor del sol para poder activar el funcionamiento del aire acondicionado solar.
  • Menor demanda de red: el contar con placas solares que nos generen electricidad, se reduce hasta un 70% la demanda de electricidad.
  • Costos de electricidad reducidos: el consumo final en nuestra factura de la luz se verá reducido.

¿Cómo funciona un sistema de refrigeración solar?

Aunque pueda parecer contradictorio, este tipo de sistema funciona generando frío aprovechando el calor. Esto se debe a que su funcionamiento se lleva a cabo por una compresión térmica, donde el agua se calienta y se evapora.

¿Qué tipo de viviendas son aptas para la refrigeración solar?

En función del clima que tengamos en nuestra zona geográfica, nos decantaremos por uno u otro sistema de refrigeración solar. Dado que el funcionamiento que tienen es variable entre ellos, no todos se adaptan igual de bien a unas determinadas condiciones climatológicas.

Al nutrirse de los rayos del sol, es normal que lo adecuado sea que se encuentren en zonas en las que estos incidan en mayor medida. Es el caso principalmente del aire acondicionado solar híbrido. Los paneles solares tradicionales necesitan de la incidencia directa de los rayos solares para funcionar. Por ello, esa opción está especialmente indicada para aquellas zonas geográficas en las que hay más días de sol. Por ejemplo, la zona de Andalucía o también la costa mediterránea.

¿Qué tipos de sistemas de refrigeración solar existen?

Refrigeración por absorción

En este sistema se utilizan las placas solares térmicas como energía renovable para su funcionamiento y la distribución de la energía para enfriar el ambiente se hace generalmente por sistemas de techo o suelo radiante. Además, es un sistema que sólo utiliza fuentes de calor residuales, así que es más económico y ecológico, no obstante, tiene un menor rendimiento. La energía que se utiliza para su funcionamiento es la energía térmica.

En el caso de la refrigeración solar por absorción, la energía del sol se emplea para la evaporación de un líquido refrigerante que es el que se encarga de enfriar el aire. Cuando el agua es calentada a través de la energía solar, comienza un proceso dinámico de baja presión. Este enfría el agua a una temperatura que ronda los 7º. Esta agua circula por una serie de tubos de cobre, y así el aire frío recorre la vivienda enfriándola. Se necesita una torre de enfriamiento para que el agua se desprenda totalmente del calor sobrante.

Refrigeración por compresión

La refrigeración por compresión es un sistema más convencional y utilizado para el aire acondicionado. Necesita electricidad, por lo tanto, no es tan ecológico y económico como la refrigeración por absorción. Además, se utiliza un líquido refrigerante que resulta peligroso para el medioambiente.

Refrigeración solar con desecante

Existe otra opción en la refrigeración solar que no es muy conocida. En estos, los materiales de refrigeración son desecantes. Se utiliza por ejemplo el gel de sílice, aunque también funciona con líquidos. El aire se enfría por la evaporación del agua y llevan incorporados intercambiadores de calor. Aunque pueden utilizarse en cualquier clima, no se ven con demasiada frecuencia, y su precio es bastante elevado.

Como podemos ver, la refrigeración de una vivienda no sólo se puede enfocar a sistemas tradicionales de aire acondicionado como Split, Multisplit o Conductos, sino que se pueden valorar nuevas opciones de instalación en casa, eficientes, confortables y respetuosas con el medio ambiente.

Tags relacionados ecología

Además