Aves

El colibrí, el ave más pequeña del mundo

El colibrí, el ave más pequeña del mundo

Descubre por qué estas aves son tan especiales, cómo su vuelo se distingue de cualquier otra ave y ¡mucho más!

El colibrí es una especie de ave muy pequeña originaria de América. Con un total de 343 especies identificadas, el colibrí abeja se considera la especie de ave más pequeña del mundo. Su minúsculo tamaño, su rapidez y su gran capacidad de vuelo hacen del colibrí una ave muy especial objeto de numerosas investigaciones.

Hábitat

Los colibríes son originarios de América, tanto del sur como del norte. Con un hábitat muy diverso, se extienden desde Alaska hasta el sur de chile. Tan solo en Ecuador, donde se encuentra el registro más amplio de especies diferentes en una misma zona, se contabilizan 163 tipos de colibríes.

Son animales territoriales, que suelen vivir individualmente en zonas de bosque, donde por su tamaño y colores se camuflan fácilmente. Solo se unen para el apareamiento y la temporada de migración. Durante la temporada de cría requieren climas más cálidos, por lo que las temporadas más frías del año emigran hacia el sur. Llegan a recorrer hasta 800 kilómetros, con una gran resistencia teniendo en cuenta su tamaño.

Durante la temporada de invierno el territorio de México se ha convertido en un lugar muy común para observar los colibríes.

Colibrí

Alimentación

Los colibríes se alimentan básicamente de azúcar, savia, polen y pequeños insectos. Su alimento principal es el azúcar, el cual extraen del néctar de las flores o savia de los árboles. Pueden llegar a comer tres veces su peso cada día en época de abundancia, al igual que son capaces de ralentizar su metabolismo en épocas de escasez.

Una de las características más populares de este tipo de aves en el tiempo que dedican a la alimentación. El colibrí come hasta ocho veces por hora, en cortos intervalos de entre 30 y 60 segundos.

Una manera de protegerlos durante el invierno, donde su principal fuente de alimentación no es muy común, es ofrecer en los jardines comederos de aves. Y durante del año, también podemos velar por ellos, plantando una gran variedad de flores de donde puedan extraer su alimento.

Colibrí comiendo

El vuelo

Los colibríes pueden volar como ninguna otra ave. Es la única especie que puede volar en todas las direcciones. Pueden hacerlo al revés y sorprendentemente, boca abajo. El diseño de sus alas, el cual se distingue de cualquier ave, le permita moverse a una velocidad imperceptible por el ojo humano. En un vuelo sostenido, sin moverse del lugar puede batir las alas hasta 55 veces por segundo, alcanzando las 75 veces por segundo en un vuelo hacia delante.

La principal diferencia con las demás aves es su capacidad de mover alas no solo hacia abajo, sino también hacia arriba, permitiéndole conservar un equilibrio vertical. Una capacidad que les acerca más a los insectos que a las propias aves.

Colibrí volando

Algunas especies

Con una amplia variedad, existe un registro de casi 350 especies diferentes. Entre ellas os presentamos estas siguientes tres especies:

- Colibrí rufo: Esta especie en concreto es muy reconocible. Caracterizado por sus tonos rojizos, destaca sobre los demás al realizar el recorrido de migración más largo. Algunas de ellas, debido a su ubicación, llegan a realizar un viaje de 2.000 kilómetros para pasar el invierno en Centroamérica.

Colibrí rufo

- Colibrí de Anna: Este tipo de colibrí es uno de los más vistosos gracias a sus colores. Se trata de una especie de tamaño medio, unos 11 centímetros. Destaca principalmente porque, según la zona en la que habite, su tamaño y color de plumas pueden variar. Es fácilmente reconocible por los colores rosados que decoran la cabeza.

Colibrí de Anna

- Colibrí abeja: El colibrí abeja conocido también como el zunzuncito, colibrí zunzuncito, ​ pájaro mosca o elfo de las abeja, es la especie más pequeña conocida con, tan solo, entre 5 y 6 cm de altura.

Colibrí abeja

Otras curiosidades

- Esperanza de vida: La esperanza de vida de estas aves es más bien corta. La mayoría raramente supera el año de vida, pero pueden llegar a vivir unos 4 años.

- Depredadores: Entre sus depredadores más comunes se encuentras los gatos, halcones y serpientes. Aunque las especies más pequeñas pueden llegar a ser víctimas de arañas, mantis religiosas o incluso abejas.

Uno de los principales focos de peligros somos el ser humano. El cambio climático y la deforestación pone en peligro la supervivencia de estas aves, entre otras muchas especies.

- Latidos por segundo: La rapidez que tanto caracteriza a los colibríes no solo es perceptible en el movimiento de sus alas, su corazón puede alcanzarlos 1.200 latidos por minuto.

- Resistencia: Son capaces de soportar largos periodos de vuelo. Tienen unas alas fuertes y resistentes, que compensan sus patas más débiles que no les permite caminar igual que otras aves.

- Simbolismo: Son unas aves muy populares en muchas culturas. Simbolizan la buena suerte, la felicidad y la protección. El avistamiento de esta ave es tomado en muchas culturas como un buen augurio.

Es una de las aves (junto las golondrinas) más populares en cuanto a tatuajes.

El colibrí

Tags relacionados aves mascotas

Además