Hogarmania.com
Hogarmania.com

Cuerpo

Cómo hacer cera casera con miel, azúcar y limón para depilarse en casa


Depilarse en casa con cera casera de miel es una de las mejores formas para decirle adiós al vello y lucir una piel sana, bonita, limpia e hidratada.

Te explicamos, paso a paso, cómo hacer cera para depilar con azúcar y miel, una opción ideal, económica y ecológica para depilarte en casa. ¡Los resultados te encantarán!

Uno de los métodos naturales más efectivos y sanos para retirar el vello de raíz del cuerpo es la depilación con cera de miel, azúcar y limón, tres productos que, por separado, destacan enormemente por sus infinitas propiedades en el mundo de la belleza y los cuidados de la piel y el cabello.

Por ejemplo, a base de miel podemos hidratar los labios y a base de azúcar podemos exfoliarlos. El limón, por su parte, es excelente para quitar las manchas y la grasa del rostro.

Veamos cómo actúan estos tres ingredientes juntos sobre la piel y qué beneficios tiene la depilación casera.

Beneficios de la depilación casera con miel y azúcar

Uno de los mayores beneficios de depilarse en casa con productos naturales es que, a parte de resultar más económica, es menos invasiva para la dermis.

Más beneficios de depilarse con cera de miel y azúcar:

  • La miel tiene la capacidad de abrir los poros y facilitar la extracción total del vello y células muertas.
  • Esta cera casera retarda el crecimiento del vello, pues tiene el poder de debilitar la fuerza del folículo piloso.
  • La miel posee innumerables beneficios. Uno de ellos es que protege e hidrata la piel cuando actúa sobre ella.
  • La cera que se elabora de miel, azúcar y limón estimula regeneración celular.

En definitiva, cualquier depilación casera es controlable, más sencilla, económica y saludable. Por ello, le decimos un sí rotundo.

Ingredientes para preparar cera casera

Cera casera (ingredientes)

  • Azúcar blanco (200 gramos)
  • Zumo natural de 1 limón
  • 3 cucharadas de agua
  • 4 cucharadas de miel (1/4 parte de una taza)
  • 5 gotas de aceite esencial (opcional)

Como puedes ver, son ingredientes sencillos que tienes en casa o que puedes adquirir a coste muy económico.

Preparación de la cera de miel y azúcar

Para elaborar una excelente cera de miel para depilarse, sigue estos pasos:

  • 1. Pon en una cazuela los ingredientes a fuego medio. La temperatura nunca debe superar los 43 grados centígrados.
  • 2. Remueve de forma constante para que todos los elementos se integren bien formando la cera depilatoria. Haz esto durante al menos 15 minutos. No permitas que salga humo o se formen burbujas en el proceso.
  • 3. Cuando la mezcla adquiera un color y tono marrón acaramelado, apaga la cocina, retira la cazuela y deja que la cera se enfríe de 10 a 15 minutos. Si tienes la piel muy sensible, deja que repose 20 minutos.
  • 4. Haz una prueba de sensibilidad y toca la cera antes de aplicarla sobre tu piel. Solo tienes que confirmar que no quema. Ahora viene el último paso, ¡la depilación!

Consejo: Recuerda que estas manipulando un elemento líquido caliente. ¡Ten mucho cuidado en su elaboración!

Cómo hacer cera casera con miel, azúcar y limón

La textura de la cera de miel debe ser ligera, cremosa y sin grumos. Es importantísimo remover constantemente la mezcla con un palito de naranjo mientras está en el fuego.

Cómo depilarse en casa con cera de miel y azúcar

Antes de cualquier depilación en casa, bien sea con cera comercial o cera casera, debes limpiar y exfoliar la piel. Esto hazlo un día antes. De esta manera favoreces una depilación segura y eficaz.

Ahora llega el momento de ver cómo aplicar una cera casera en la piel:

  • 1. Lava y seca bien la zona antes de aplicar la cera. Un buen truco para proteger la piel y mejorar el efecto de la cera es aplicar maicena o polvos de talco en la zona a depilar y retirar el exceso.
  • 2. Haz una prueba de sensibilidad de la cera, no debe quemar o abrasar la piel.
  • 3. Aplica la cera de miel con un palito de madera ancho y plano, siempre con movimientos rápidos en dirección contraria al crecimiento del vello. Debes cubrir bien la zona (o zonas) a depilar. Con pequeños toques asegúrate de que se haya pegado bien a la piel. En este paso, deja un margen de la tira de cera de 5 centímetros sin pegar a la piel, es la zona de la que tiraremos para arrancar el vello.
  • 4. Cuando la cera esté seca, estira bien la piel hacía arriba y retira la cera de un tirón. El movimiento debe ser seco, ligero y muy rápido para evitar irritaciones y ¡dolor!

Una opción para retirar la cera de miel de la piel, es pegar un trozo de tela sobre ella y tirar en sentido contrario al crecimiento del vello.

Cómo depilarse con miel, método casero

Si todavía quedan pelitos, aplica nuevamente la cera y repite el proceso. Si son poquitos, puedes retirarlos con una pinza.

Consejos tras la depilación

Cuando hayas depilado todas las zonas, lava la zona depilada un poco de agua tibia y jabón suave sin parabenos para retirar cualquier resto de cera y - muy importante - utiliza una crema hidratante.

Si no tienes a mano una crema hidratante, puedes aplicar un poquito de aceite de coco o aceite de oliva.

¿Cada cuánto hay que depilarse?

Una de las mayores ventajas de depilarse con cera es que el vello se va debilitando tras cada sesión y el nuevo vello saldrá más fino y en menor cantidad. Estas sesiones de depilación casera es conveniente realizarlas solo cuando el vello haya crecido al menos un centímetro.

Puedes usar esta cera de miel en: piernas, brazos, nudillos de las manos y el vello de los dedos de los pies, patillas, bigote y barbilla.

Tags relacionados belleza estética rostro