Trucos

Cómo hacer el eyeliner perfecto

Cómo hacer el eyeliner perfecto

Autor: Hogarmania

¿Te da miedo hacerte la línea del ojo?, ¿nunca consigues que te queden los dos ojos iguales? Aprende a hacer el eyeliner perfecto en tres pasos, cuáles son los errores más comunes y algunos trucos.

El eyeliner es un básico de maquillaje imprescindible en nuestro neceser. Un buen delineado cambia por completo la forma de los ojos. Es, sin duda, el aliado perfecto para conseguir una mirada bonita y profunda que agrande tus ojos. Pero, hacerlo bien a la primera no es tan fácil como parece. Hace falta técnica y mucha práctica.

Existen diferentes tipos de eyeliner:

  • Lápiz de ojos: Si buscas un resultado más difuminado, es preferible que utilices un lápiz de ojos. Traza una fina línea en la parte superior a ras de pestañas y después difumínala. También es perfecto para aquellas que no buscan una línea muy precisa y marcada.
  • Crema o gel. Consiste en un pequeño recipiente con el producto en crema o gel. La mejor forma de aplicarlo es utilizar un pincel fino con punta biselada que te permitirá realizar un trazo armónico y equilibrado.
  • Eyeliner líquido. Es el formato más cómodo y el que mejor se desliza por el párpado. Lo mejor es que tenga una pinta fina que te démargen a corregir el trazo si te equivocas y te permita dibujar la forma que quieras con más facilidad. También te recomendamos que tenga forma de rotulador porque será mucho más fácil de manejar y agarrar.
Delineado de ojos en tres sencillos pasos
  • En primer lugar, dibuja el rabillo del ojo. Para ello, traza una línea diagonal desde el final de ojo hacia la ceja. Actualmente, existen en el mercado delineadores de ojos con punta en forma de "sello" para hacer el rabillo. Basta con posar la punta donde queremos dibujar el rabillo y ¡listo!. Tiene la forma ideal para que quede perfecto.
  • Une el rabillo con la línea de pestañas superior.
  • Traza una fina línea a ras de pestañas en la parte superior del ojo, de dentro hacia fuera, y conéctala con el rabillo. Puedes delinear todo el ojo o de la mitad, a la altura de la pupila, hacia afuera. De esta última forma, conseguirás una mirada más abierta y natural.
  • Por último, para conseguir un resultado de infarto, riza tus pestañas y aplica un poco de máscara.
Errores frecuentes y trucos

Descubre cuáles son los errores más frecuentes que todas cometemos a la hora de aplicar el eyeliner:

1. Estirar el párpado. Al pintarse el eyeliner, es muy frecuente tirar del final del ojo hacia la sien. Aunque a simple vista pueda parecer que de esta forma conseguiremos delinear el ojo con mayor precisión y facilidad, no es así. Cuando dejemos de estirar el ojo y este vuelva a su forma habitual, la línea que hemos dibujado se acortará y distorsionará, teniendo que volver a pintarla.

Eyeliner.

2. Pintar de dentro hacia afuera. La primera pincelada siempre es más gruesa que el resto. Por ello, los expertos maquilladores recomiendan no empezar a delinear el ojo por la parte más cercana a la nariz.

3. Trazar un delineado demasiado grueso. La línea debe ser fina y a ras de pestañas con un trazo armónico y equilibrado. Si después quieres engrosarla tan sólo tendrás que marcarla un poco más. Aunque siempre con cuidado, pues de lo contrario lograrás un resultado demasiado artificial.

5. Corregir con desmaquillante bifásico. Si el delineado no te ha quedado como esperabas o te equivocas, no recurras a un desmaquillante bifásico para intentar arreglarlo. Este tipo de productos tienen una base oleosa que emborrona el maquillaje. Finalmente, te verás obligada a desmaquillarte por completo para arreglar el estropicio.

Para evitar que esto suceda, impregna un bastoncillo en agua micelar o leche desmaquillante para borrar con precisión justo lo que necesitas y no estropear el resto del maquillaje. También puedes arreglarlo con ayuda de un pincel finito y un poco de corrector. No desesperes, la clave para conseguir un delineado perfecto esta en la práctica y la paciencia.

Usa un bastoncillo con un poco de agua micelar para borrar pequeñas imperfecciones en tu eyeliner.

4. Seguir pintando para arreglar una línea mal dibujada. Si no consigues un trazo perfecto a la primera, no sigas pintando sobre la línea ya marcada para intentar arreglarlo. De esta forma, tan sólo conseguirán engrosarla. Es preferible volver a empezar.

Un truco es dibujar primero una fina línea a ras de pestañas con sombra de ojos o lápiz blando, sin apretar casi nada, para después repasarla con eyeliner líquido. Nos servirá de guía y nos ayudará a que el trazo con el eyeliner sea mucho más preciso.

Para controla el pulso los maquilladores profesionales recomiendan colocar el dedo meñique en la mejilla durante la aplicación.

Cómo hacer el eyeliner perfecto

Tags relacionados maquillaje maquillaje ojos belleza