Carnes

Receta de Codornices asadas con manzanas y chalotas

Ingredientes (4 personas):

  • 6 codornices
  • 1 boniato grande
  • 200 ml de vino oporto
  • 25 g de mantequilla
  • 3 manzanas
  • 8 chalotas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de mostaza antigua
  • 30 ml de salsa inglesa
  • 1 naranja
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • 1 rama de romero
  • perejil

Elaboración de la receta Codornices asadas con manzanas y chalotas:

Pela el boniato, córtalo en dados y ponlo en un recipiente apto para el horno. Sazona y riégalo con un chorrito de aceite. Introdúcelo en el horno y ásalo a 190º durante 40 minutos.

Pon a reducir en un cazo el vino con la mantequilla durante 10 minutos o hasta que reduzca a la mitad.

Mezcla el boniato con la reducción de oporto y mantequilla y pásalo por el pasapurés.

Corta las codornices por la mitad y salpimiéntalas. Ponlas en un bol, añade la mostaza y vierte la salsa inglesa y un chorrito de aceite. Mezcla bien y déjalas macerando durante 40 minutos aproximadamente. Extiéndelas sobre una bandeja de horno y hornéalas a 225º durante 12-15 minutos aproximadamente.

Calienta una sartén con un chorrito de aceite, pela las chalotas y añádelas. Pela los ajos y agrégalos. Sazona y cocina las verduras a fuego suave durante 20 minutos.

Descorazona las manzanas, pela, córtalas en gajos, incorpóralas a la sartén y cocínalas durante 3-4 minutos. Exprime la naranja y viérteles encima el zumo. Cocina todo junto durante 8-10 minutos a fuego suave.

Sirve 3 medias codornices, una porción de manzanas y chalotas y un poco de puré de boniato.

Adorna los platos con una rama de perejil

Consejo:

La codorniz es una carne magra muy interesante para personas con sobrepeso y problemas cardiovasculares.

Información nutricional de la receta:

En el plato de hoy predominan las codornices representando el 62% del mismo.

Escasez de hortalizas y verduras no llegando al 50% recomendado (37,9%) y ausencia total de alimentos energéticos.

Consejo de la Doctora Telleria:

Las 180 calorías por una ración de avellanas (un puñado de unos 25-30 gramos) se convierten en una buena dosis de energía para el deportista aportándole además una buena dosis de minerales como el magnesio, el fósforo y el potasio, necesarios para el ejercicio muscular.

Además