Otros

Gramaje del papel según la técnica: Lápiz, rotulador de alcohol, acuarela y otros materiales

Gramaje del papel según la técnica: Lápiz, rotulador de alcohol, acuarela y otros materiales

¿Quieres iniciarte en el dibujo y pintura y no sabes cuál es el papel más adecuado? ¡Te explicamos las diferencias!

Los vídeos de Karlos Arguiñano

El papel, su textura y gramaje, es uno de los materiales más importantes para conseguir un buen resultado cuando dibujamos, pintamos o hacemos escritura creativa.

Depende de la técnica que utilicemos: acuarela, rotuladores, rotuladores de alcohol, lápiz… necesitaremos una textura y un gramaje diferentes, ya que no todos los papeles soportan los mismos materiales.

Los materiales al agua, en general, necesitan siempre un papel más grueso que el lápiz, que nos permite dibujar en las hojas más finas.

¡Te explicamos qué papel elegir según la técnica!

Acuarela (o pinturas y rotuladores acuarelables)

Las acuarelas son una de las técnicas más conocidas de la pintura, pero también de las más difíciles, ya que controlar el agua justa, ¡es de lo más complicado!

El mejor papel para acuarela es el que ronda los 300g/m2, y es mejor que lo supere a que se quede escaso.

Si utilizamos un papel demasiado fino, terminará pelándose y arrugándose al no tolerar tanta agua.

Como truco, para que el papel no se doble al pintar (puede pasar incluso con un buen gramaje), pega el papel a la mesa con washi tape. Además, esto te ayudará a no dibujar torcido.

Sobre su textura, podemos encontrar hojas más algodonosas (con ligero granulado) o lisas, y depende un poco de los gustos del artista.

Dibujo a acuarela

Lápiz

El lápiz es la técnica básica que puede permitirse un papel más fino, aunque no te confundas, porque un folio tampoco es precisamente la mejor opción.

Para lápiz, es recomendable que el papel tenga un gramaje de entre 150 g/m2 y 200 g/m2 y que su textura sea lisa, para poder difuminar cómodamente.

Aunque podemos encontrar cuadernos de bocetos de 100 g/m2, se tratan de hojas demasiado finas (tengamos en cuenta que un folio suele ser 80 g/m2) y es complicado conseguir un resultado profesional.

Dibujo a lápiz

Lápices de colores

Los lápices de colores requieren de un gramaje similar al lápiz, ya que también es una técnica seca, aunque es preferible que el gramaje roce los 200 g/m2.

Sobre la textura, una superficie lisa es muchísimo mejor que una rugosa, ya que nos facilitará pintar de forma uniforme.

Rotuladores de alcohol

Los rotuladores con base de alcohol tienen una característica especial, y es que sus colores se pueden mezclar y nos permiten hacer transiciones difuminadas.

Sin embargo, para conseguir este efecto, los rotuladores son mucho más húmedos que un rotulador normal.

¿Pero esto requiere un gramaje superior? ¡En absoluto!

Las mejores hojas para los rotuladores de alcohol son muy finas y casi transparentes, de aproximadamente 70 g/m2. Su textura es lisa, muy suave y de apariencia ligeramente plástica, para que no destiñan ni traspasen.

Rotuladores de alcohol

Blocs de técnicas mixtas

Los blocs de técnicas mixtas son también una opción estupenda, ya que podemos utilizar las mismas hojas para hacer un dibujo a lápiz, rotulador o una acuarela.

Su gramaje es intermedio (200g/m2) y su textura generalmente lisa, y admite técnicas al agua de forma adecuada.

Aunque es preferible utilizar hojas de acuarela si queremos un resultado más profesional y cuidado, si sabemos controlar bien el agua, podemos conseguir un resultado excepcional con este tipo de material.

Tags relacionados manualidades

Además