Ecología

5 beneficios del aire acondicionado por conductos

5 beneficios del aire acondicionado por conductos

Es un sistema que distribuye el aire a través de rejillas colocadas en las diferentes habitaciones o estancias a climatizar. ¡Descubre sus beneficios!

En los últimos años en las construcciones de nuevas viviendas en España, se está añadiendo por regla general, la preinstalación del aire acondicionado dejando ya preparado el recorrido de las tuberías y sus canalizaciones. Una ventaja que facilita a los usuarios decidirse por la instalación de un aire acondicionado por conductos. Un sistema centralizado que distribuye el aire a través de rejillas colocadas en las diferentes habitaciones o estancias a climatizar.

¿Sabías que el sistema por conductos de aire acondicionado es uno de los equipos más eficientes y econonómicos del mercado? Y que además, si optamos por su instalación, la rentabilidad a largo plazo es mayor a diferencia de sistemas de climatización como pueden ser los aires acondicionados Split o Multiplit.

Según datos de la IDAE, el 35,5% de las viviendas en España cuentan con aire acondicionado y un 10,4% en todas las habitaciones de la casa. Por lo que en este caso, el sistema por conductos es una buena opción para tener en el hogar. Así todo, para poder optimizar al máximo la instalación de los aires acondicionados por conductos es recomendable contar con un sistema de zonificación. Sobre todo, si se quiere climatizar múltiples zonas de la vivienda o estancias.

A continuación, te damos 5 beneficios de contar con un sistema de aire acondicionado por conductos:

Ahorro económico y de consumo

Los sistemas de aire acondicionado por conductos, cuentan con un termostato independiente donde se regula la temperatura y el flujo del aire. Este sistema controla el uso del mismo en la vivienda. Si queremos podemos apagarlo completamente e incluso activarlo en otras habitaciones o estancias. Así que, al poder regularse cada habitación de manera independiente, una vez que se alcanza la temperatura deseada, el sistema controla el caudal de aire frío o caliente, volviendo sólo a climatizar la habitación en el momento que se necesite.

Además, en el caso de contar en la vivienda con habitaciones o estancias donde unas sean más calientes o frías que otras, con la zonificación, a través de dicho termostasto, se puede controlar el posible desperdecio de energía que se pueda dar, y fomentar un consumo responsable en la vivienda.

Eficiencia energética

Con este sistema de climatización se puede obtener un ahorro energético anual de hasta un 50%. Algunos modelos cuentan con mecanismos que controlan la energía. Además, a la hora de la instalación de un aire acondicionado por conductos, un aislamiento correcto del sistema, garantiza no sólo ahorro de energía, sino el confort en la vivienda.

Otro aspecto que asegura una buena eficiencia energética del aire acondicionado por conductos es que, desde al año 2015 todos los sistemas deben estar etiquetados con el factor de eficiencia energéticas estacional, SEER para el modo frío; y el coeficiente de rendimiento estacional, SCOP para el modo calor.

Bienestar térmico durante todo el año

Ayuda a lograr en las habitaciones esa sensación de confort térmico que muchas veces nos hace falta cuando tenemos, por ejemplo, altas temperaturas durante el período estival. Si se opta por este sistema para el aire por conductos, resulta más fácil controlar las condiciones de húmedad, movimiento del aire en las habitaciones y la temperatura. Y además de manera independiente. Todo un beneficio para el hogar, ya que las necesidades de cada habitación son diferentes en función del tipo de uso que tenga y de la propia sensación térmica de cada persona que esté en ese momento utilizándola.

Además, a diferencia de otros sistemas que solo generan calor, los aires acondicionados por conductos, gracias a la bomba de calor, satisfacen las necesidades tanto en invierno, como en verano. Con ello se consigue que un sólo equipo, climatizar nuestra vivienda para todo el año, ofreciéndonos una solución completa

Estética

Los sistemas de aires acondicionado por conductos se instalan en falsos techos con lo que no son tan visibles como puede ser el caso de otros tipos de equipos aire acondicionado como el Split o Multisplit. Con el aire por conductos sólo se aprecian en las habitaciones las pequeñas rejillas por donde se distribuye el aire. Además, existe también la posibilidad de añadir a dichas rejillas revestimientos de colores para mejorar el diseño de la habitación.

Zonificación

Sin duda alguna, una de las grandes ventajas de estos sistemas, es que se pueden zonificar. Tienen la capacidad de regular la temperatura y el flujo de aire en las habitaciones o en cada espacio de la estancia.

Si se realiza una instalación zonificada cada habitación cuenta con un termostato propio que va comunicado con las rejillas motorizada de dicha habitación. Cuando se alcanza la temperatura anteriormente fijada, la rejilla se encarga de cerrar el paso del aire y reduce la potencia de la máquina. De esta forma no se sigue climatizando la habitación o espacio, ahorrando en el consumo eléctrico.

Cuando el termostato de la habitación detecta que la temperatura está fuera de los márgenes configurados, comienza a funcionar de nuevo el sistema de manera automática. Controlando así, que la temperatura ambiente sea la adecuada. Una ventaja que permite máximo confort en las estancias y ahorro energético.

Tags relacionados ecología hogar sostenible hogar

Además