Hogarmania.com
Hogarmania.com

Ecología

¿Funcionan los paneles solares en invierno?


Ante esta pregunta, debemos estar tranquilos. Sí, los paneles solares funcionan perfectamente en invierno. Una característica de las placas solares fotovoltaicas es que les gusta mucho la luz, pero no las altas temperaturas.

Es por ello que son igual de eficientes mientras tengan incidencia de la luz del sol.

El problema que se presenta durante el invierno en nuestro país y en todo el hemisferio norte es que hay menos horas de sol, por ello generan menos energía eléctrica.

Quizás sea este el motivo por el que muchas personas manifiesten sus dudas a instalar placas solares, alegando que en invierno no funcionan. No obstante, las placas solares funcionan en invierno sin ningún problema.

Sin embargo, es necesario indicar que las instalaciones de placas solares fotovoltaicas tienen sus ventajas y desventajas en invierno. Las vemos a continuación.

¿Funcionan las placas solares fotovoltaicas en invierno?

Placas solares en invierno

Observa al detalle todos los beneficios de las placas solares fotovoltaicas, así como sus ventajas y desventajas durante el invierno.

Ventajas de las placas solares en invierno

  • Respecto al frío: Las placas fotovoltaicas pierden rendimiento con el calor, por ello el invierno y sus bajas temperaturas ayudan que mantenga su eficiencia.
  • Respecto al precio de la electricidad: El precio de la energía eléctrica suele subir en invierno. Si dispones de paneles fotovoltaicos compensas esa subida con electricidad propia.

Desventajas de las placas solares en invierno

  • Hay menos sol: Al haber menos horas de sol, la producción eléctrica se ve disminuida.
  • Hay más suciedad y nieve: La suciedad, las hojas grandes de los árboles y la nieve tapan las placas y reducen su rendimiento.

Rendimiento de los paneles fotovoltaicos en invierno

El rendimiento o eficiencia de las placas solares en invierno es muy similar al resto del año. Aunque esta afirmación debe ir con la relación de horas de luz disponibles. Es decir, si consideramos solo la cantidad de electricidad que son capaces de producir, evidentemente en invierno nuestras placas solares generan menos energía eléctrica.

Sin embargo, si relacionamos la electricidad producida cada día, con las horas de sol que han aprovechado los paneles fotovoltaicos, veremos que el rendimiento es similar en invierno y en verano.

Por ello, el rendimiento de los paneles solares en invierno podemos considerarlo similar a otras estaciones del año. Esto se debe a que en invierno disminuye el "combustible" que usan las placas, es decir, las horas de sol. De este modo, aunque tengamos en mismo generador de electricidad, lógicamente con menos "combustible" se produce menos electricidad.

Eficiencia de los paneles solares en invierno

Esta claro que la eficiencia de las placas solares no disminuye en invierno y no es la causa de que generen menos electricidad en esta época del año. Las placas solares en invierno, al igual que el resto del año, transforman la luz del sol en electricidad.

No obstante, tanto la cantidad de horas disponibles, como la incidencia del sol afectan al total de energía que se puede generar.

Este es el motivo por el que las empresas instaladoras realizan diversos cálculos para adecuar la inclinación y orientación de las placas solares. De forma que se consiga una producción optima durante todo el año. O en su caso adecuándose a nuestros hábitos de consumo, priorizando el uso en fines de semana y verano, o general para todo el año.

Eficiencia de los paneles solares en invierno

La cantidad de paneles solares que necesita una vivienda dependerá del consumo eléctrico anual y de la potencia de los paneles.

¿Cómo afectan los días nublados a los paneles solares?

La nubosidad hace que el rendimiento de los paneles solares en invierno disminuya hasta el 20% de su capacidad normal. Aunque esto sucede igual en verano, ya que las nubes evitan la incidencia directa del sol sobre las placas.

En estos casos, solo la luz difusa aporta energía para generar electricidad, pero obviamente es inferior, y por ello su rendimiento o eficiencia disminuye.

La importancia del mantenimiento de la instalación en invierno

Un buen mantenimiento es importante durante todo el año. Y más concretamente la limpieza de las palcas solares. ya que cualquier obstáculo que impide la llegada de luz solar a las placas fotovoltaicas perjudica la generación de electricidad.

Las hojas de los árboles, la nieve y cualquier otra suciedad que se deposite sobre las placas pueden ocasionar una disminución del rendimiento de las placas solares de hasta un 15%.

¿Tiene sentido invertir en paneles solares durante el invierno?

Ya que no instalamos las placas solares solo para una temporada, debemos contestar que "SI". Sencillamente porque cuando solicitamos varios estudios y presupuestos para montar un sistema fotovoltaico en nuestra vivienda es para 25 años o más. Por ello el instalador nos hará cálculos para conocer su rendimiento a largo plazo, no solo para un verano o un invierno.

Las placas solares son una instalación que tendremos como mínimo 25 o 30 años. Lo que nos debe importar y preocupar es que en todo ese tiempo nos genere más energía que el coste de su instalación. Y que su amortización se realice antes de 10 años.

¿Cómo afecta la nieve a los paneles solares en invierno?

Los que vivimos en zonas donde es habitual la nieve, debemos considerar que esto es un obstáculo para que los paneles solares en invierno reciban los rayos del sol. Por ello, si las placas fotovoltaicas están tapadas por nieve que generen menos electricidad o incluso nada. Por esta razón, es importante realizar una limpieza regular de las placas y mantenerlas libres de nieve o cualquier suciedad.

En estas zonas, principalmente del norte de España o en las montañas altas de la meseta o de Andalucía, se realizan las instalaciones fotovoltaicas con una pendiente adecuada.

Esta ayuda a que las placas tengan la inclinación adecuada para provocar la caída de la nieve con mayor facilidad. Así la superficie de los paneles solares en invierno queda libre para recibir los rayos del sol.