Plantas

Claves para el mantenimiento de las plantas de interior en otoño

Claves para el mantenimiento de las plantas de interior en otoño

Durante la época otoñal, nuestras plantas de interior requieren unos cuidados específicos para preparase para la llegada del invierno. ¡Os los contamos!

Canal de YouTube de Jardinatis

Durante el otoño, las plantas de interior están en un periodo de transición al invierno, la época más fría del año y en la que la mayoría de ellas se encuentran en parada vegetativa.

Hay que tener en cuenta ciertos factores que afectan directamente al estado de nuestras plantas: riego, luz y poda.

A continuación, explicamos qué cambios hay que adoptar para hacer que nuestras variedades comiencen el invierno lo mejor preparadas posible.

1. Riegos

Como todos sabéis, con la llegada de la estación otoñal, se deben reducir considerablemente los riegos de las plantas. ¿Por qué? Porque no hace tanto calor como en verano y el sustrato se mantiene húmedo durante mucho más tiempo.

¿Cómo saber si hay que regar o no? Depende de la planta. Por ejemplo, las plantas suculentas requieren un riego mucho menor que cualquier otra.

Podéis ayudaros de diferentes utensilios para controlar la humedad del sustrato. El más sencillo de todos es vuestro dedo. Introducid el dedo en el sustrato y comprobaréis si se os pega la tierra. Si es así, es que todavía está húmedo.

También podéis utilizar un palito de madera o, su versión más moderna, el sensor de humedad. Este aparato proporciona toda la información sobre la humedad de la planta a la vez que contabiliza la luz, la temperatura y los nutrientes. ¡Es muy sencillo de utilizar!

Claves para el mantenimiento de las plantas de interior en otoñoBeneficios de los humidificadores en el hogar

Por otro lado, durante esta temporada, aumenta el uso de las calefacciones en los hogares. Como consecuencia, los ambientes se vuelven más secos repercutiendo negativamente en el estado de nuestras plantas.

Una idea muy sencilla para mantener una humedad constante es la utilización de un humidificador cerca de las plantas.

2. Luz

Las plantas necesitan los rayos del sol para realizar la fotosíntesis. Durante los meses de otoño, hay menos horas de luz y, por lo tanto, baja su tiempo de exposición.

Siempre que podáis, colocad las plantas cerca de una ventana para que se puedan nutrir de todos los beneficios del sol. Sin embargo, no todas las casas disponen de ambientes tan luminosos.

Una opción muy útil en estos casos son las lámparas de crecimiento que sustituyen, en cierta manera, la acción del sol. Con ellas podréis controlar que las plantas reciben las horas suficientes de luz.

Plantas de interior con poca luzPlantas para interiores con poca luz
De igual forma, existen ciertas variedades de plantas de interior que pueden sobrevivir en ambientes más oscuros. Si os interesa conocerlas, os las presentamos en este artículo.

3. Poda

La poda en esta temporada sirve para que las plantas concentren toda su energía en sus hojas sanas.

Cortad las partes que estén afectadas de la planta y la estaréis preparando para la llegada del invierno, su época más dura. No es la mejor época para realizar el trasplante.

*ABONO: La época de abono depende de cada planta. Por regla general, no se recomienda abonar en invierno salvo, lógicamente, en aquellas cuyo desarrollo se concentre en esos meses. En otoño, se puede realizar un último abono de lenta absorción como el guano para que su efecto dure hasta la siguiente dosis.

Además