Hogarmania.com
Hogarmania.com

Salud

Qué es y cómo prevenir la torsión de estómago en perros


Es muy importante cuidar la salud estomacal de tu peludo. Las malas digestiones pueden ser muy dañinas para nuestros amigos perrunos. La torsión de estómago es un problema muy habitual que, si no se resuelve rápidamente, puede provocar la muerte del animal. Te contamos qué es y cómo evitarla.

La torsión de estómago es por tanto muy peligrosa y tiene una tasa de mortandad muy elevada, sobre todo si no se actúa a tiempo. Os hablamos de qué es, sus síntomas y cómo prevenirla.

¿Qué es la torsión de estómago en perros?

La torsión sucede cuando el estómago, estando lleno y ante un movimiento brusco, gira sobre sí mismo. El estómago de los perros está sujeto por dos ligamentos, uno de entrada y uno de salida, y cuando estos ligamentos no son lo suficientemente fuertes para sujetarlo durante los movimientos bruscos, se produce la torsión de estómago.

La torsión se produce después de una dilatación del estómago, que puede ser provocada por un exceso de comida por ejemplo, y una obstrucción en el mecanismo de vaciamiento gástrico. Si en este estado el estómago bascula con brusquedad, se produce la torsión. El estómago gira sobre sí mismo retorciendo los ligamentos que lo sujetan, impidiendo que el perro pueda vaciar el contenido del estómago e interrumpiendo la circulación sanguínea en ambos sentidos. La presión aumenta y se producen graves daños en órganos como el riñón, el páncreas y el corazón.

¿Qué perros son propensos a la torsión de estómago?

Los perros grandes son más propensos a la torsión de estómago porque el volumen de la cavidad abdominal es mayor y el estómago puede albergar más comida, dificultando su sujeción por parte de los ligamentos que, además, en el caso de estos perros son menos firmes.

Aunque todos los perros pueden sufrir este problema, los más propensos son los de talla grande, cuerpo delgado y tórax profundo como el Dobermann, una raza bastante propensa. En el mismo caso se encuentran las razas: Akita Inu, Rottweiler, Bóxer, Dogo alemán, Galgo, Bullmastiff, Mastín español, Mastín del Pirineo, Pastor Alemán, Pastor Belga, Setter Inglés, San Bernardo, Schnauzer Gigante... y en general todos los perros de tamaño grande, incluidos los mestizos.

perro torsión estómago

¿Cuáles son los síntomas de la torsión de estómago en perros?

  • El perro se muestra nervioso e inquieto.
  • Se le hincha el abdomen, si lo tocas levemente se queja y si lo golpeamos con suavidad suena hueco, como un tambor.
  • Tiene espasmos abdominales, gases, intenta vomitar pero no lo consigue.
  • Babeo y dificultades para respirar.

Si notamos estos síntomas en nuestro perro hay que llevarlo al veterinario con urgencia, lo más rápido posible. El animal puede aguantar la torsión como mucho de 48 a 72 horas, por eso es tan importante intervenir de urgencia.

Tratamiento de la torsión de estómago en perros

No existe un tratamiento que podamos hacer los dueños del animal. El único tratamiento para la torsión de estómago de un perro es la intervención de urgencia de un veterinario.

Lo primero que harán será reestablecer la circulación de nuestro amigo perruno hasta estabilizarlo. Entonces, deberá ejecutarse la operación cuanto antes. Suele producirse la intervención unas pocas horas después de acudir a urgencias. El veterinario accederá al abdomen del animal mediante un corte y dará la vuelta al estómago, cosiéndolo a la pared abdominal para evitar así que se repita la situación.

¿Cómo prevenir la torsión de estómago en perros?

Aunque la única forma de solucionar la torsión de estómago es la cirugía, podemos tomar varias medidas para prevenirlo:

  • Evitar que el perro haga grandes ingestas de comida y agua. Es mejor darle de comer en raciones pequeñas varias veces al día que ofrecerle una muy abundante, por lo que deberemos fraccionar su comida en al menos 2 raciones.
  • Evitar que beba mucha agua después de comer, sobre todo si está fría.
  • Restringir la actividad física antes y después de la comida, con al menos dos horas de margen. No debe subir escaleras, correr ni saltar.
  • Hay que procurar no estresar ni excitar al animal mientras come o lo hará con más ansias y compulsivamente. Es mejor esperar a que se tranquilice para darle de comer.
  • Si va a realizar algún viaje en coche o en algún medio de transporte, mejor que lo haga en ayunas.
  • No proporcionarle comida a última hora de la noche.
  • Evitar las comidas que puedan producirle gases o una digestión pesada.

torsión estómago

En algunos casos los veterinarios recomiendan realizar una cirugía preventiva, sobre todo en razas de cierto tamaño como puede ser el gran danés. Esta cirugía llamada gastropexia profiláctica consiste en coser el estómago de un perro sano a su pared abdominal, para reforzar la sujeción de los ligamentos. Se puede realizar mediante técnicas denominadas «de mínima invasión» (laparoscopia).