Hogarmania.com

Postres

Panna cotta de café con chocolate, el mejor postre al estilo italiano


De cuerpo y textura gelatinosa pero firme, y sabor con aroma de café y chocolate, este dulce se ha convertido en uno de los postres italianos más deseados. ¡Y no es para menos!

Si ya lo estás degustando sólo con la mirada, anímate a prepararlo porque su sabor todavía es mejor que la apariencia. Además, su elaboración es tan sencilla como mezclar los ingredientes y añadir la mezcla en un molde. Luego sólo habrá que desmoldar la panna cotta y combinarla con la irresistible crema de café Marcilla y chocolate que te proponemos. ¡Y a triunfar!

Hogarmania

Tiempo de preparación: 30 minutos | Tiempo total: 90 minutos


Un flan de café sin horno, así definiríamos nosotros este postre italiano tan fresco y apetitoso. Su apariencia es similar al flan de café con la diferencia que no necesitarás usar huevo ni horno para elaborarlo. Simplemente se trata de mezclar nata, café Marcilla, azúcar y aroma de vainilla y darle forma y consistencia con ayuda de la gelatina (aunque también te enseñamos la opción de hacerlo sin ella).

Luego se añade en un molde y se deja enfriar en el frigorífico. Y ya estaría listo para desmoldar y disfrutar. Aunque, en esta ocasión también te enseñamos a elaborar una exquisita crema de chocolate para decorar la panna cotta. Su presentación y combinación serán pura delicia.

Pero el truco para conseguir que su resultado sea 100% perfecto está en elegir un buen café Marcilla que le aporte el característico aroma y sabor de este dulce italiano. Un toque especial que será difícil de igualar.

Si buscas un postre fresco para sorprender, no dudes en elegir una rica panna cotta de café. Y aunque podemos prepararla de múltiples formas (con albaricoque, con naranja y chocolate, con mango o cualquier fruta) os recomendamos que probéis esta con la crema de café chocolateada. ¡Dejará boquiabiertos a más de uno!

Y en sólo 2 pasos para la panna cotta y otros 2 para la crema. ¿Te animas a prepararlo en casa? ¡Vamos allá!

Ingredientes para 6 personas

Ingredientes de la panna cotta de café

Cómo preparar este postre

En un recipiente con agua, coloca las 4 láminas de gelatina y déjalas en remojo unos 10 minutos aproximadamente para que se hidraten. Vigila que no se peguen unas a otras.

Prepara el café molido Marcilla (Natural) con agua en tu cafetera habitual y reserva para usar más tarde.

Añade la nata en una cazuela al fuego con el azúcar, el aroma de vainilla y el café Marcilla.

Paso 1 de la panna cotta de café

Remueve hasta que empiece a hervir. Cuando hierva, añade la gelatina (ya hidratada) y sigue removiendo unos 5 minutos más aproximadamente.

Paso 2 de la panna cotta de café

Una vez consigas una mezcla homogénea, retira la cazuela del fuego y déjala enfriar.

Vierte la mezcla en un molde e introdúcelo a la nevera entre 6 y 7 horas.

Paso 3 de la panna cotta de café

Para preparar la crema de chocolate

Incorpora el chocolate con la leche, la nata y las dos cucharadas de café Marcilla soluble.

Paso 4 de la panna cotta de café

Calienta en el fuego hasta que empiece a humear. Remueve poco a poco hasta obtener una mezcla más espesa y deja reposar unos minutos.

Paso 5 de la panna cotta de café

Desmolda el molde y sirve la panna cotta con crema de chocolate por encima. ¡Y a triunfar!

Paso 6 de la panna cotta de café

Panna cotta de café sin gelatina

Emplear gelatina en este postre nos facilita y agiliza la elaboración del mismo, pero si no tiene en casa o no puedes conseguirla, puedes sustituirla por claras de huevo.

Éstas conseguirán darle cuerpo a nuestra panna cotta sin necesidad de usar las placas de gelatina. No obstante, en esta versión sí deberás usar el horno.

Panna cotta de café sin gelatina

No hace falta batirlas o montarlas. Simplemente remuévelas un poco para romper las claras y viértelas en la mezcla de nata, café y vainilla (que habrás preparado previamente en el fuego).

Es importante que dejes enfriar esta mezcla antes de añadir la claras. Remueve un poco con una cuchara y vierte la mezcla en un molde apto para horno.

Hornea la panna cotta al baño maría a 150º durante una hora aproximadamente hasta que cuajen. Lo sacamos y lo dejamos enfriar en el frigorífico de un día para otro. ¡Y listo! Ya podrás servir este postre con la crema de café chocolateada.

Panna cotta de café vegana

Para que este dulce italiano sea apto para veganos, sólo tendrás que sustituir la leche o la nata por otra bebida vegetal (de avena, de almendra, de soja o la que más te guste) y la gelatina por agar-agar.

Bebida vegetal para panna cotta vegana

Sigue los mismos pasos para elaborar la mezcla de café Marcilla, azúcar, aroma de vainilla y (en esta ocasión) 50 ml. de leche o bebida vegetal. Incorpora también el agar-agar y una vez lista, añade la mezcla al molde para llevarla al horno.

En cuanto a la crema de café y chocolate, sustituye también los 100 ml. de leche por tu bebida vegetal favorita y mézclala con el chocolate y el café. En este paso, debes tener un poco más de paciencia porque te llevará un poco más de tiempo conseguir el resultado deseado.

Su origen

La panna cotta se originó en la región italiana de Piamonte a principios del siglo XX y surgió a raíz de un pudín que elaboró una mujer húngara. Lo combinó con nata, leche, azúcar y gelificante y lo aromatizó con ramitas de vainilla.

Panna cotta

Aunque según cuentan, la receta tradicional no incluye gelatina (por ser un ingrediente posterior a la aparición del postre), si no que se empleaban huevos (que a temperatura fuerte se cuajaban) junto al azúcar y la nata.

Por otro lado, la versión moderna incluye la gelatina, la nata la leche y el azúcar. Se mezclan los ingredientes, se llevan a ebullición y se deja enfriar.

No obstante, existen varias formas de hacer la panna cotta. Por ejemplo, en la receta francesa, una parte de la nata se monta en chantilly antes de añadir la gelatina. En cualquier caso, el objetivo es el mismo, que quede un postre similar al flan pero con textura gelatinosa.

Otros postres con café

Si eres fan de todos los dulces con aroma de café, no te puedes quedar sin degustar el tradicional tiramisú italiano con sus bizcochitos bañados en café Marcilla y su crema Mascarpone irresistible. ¡Te aseguramos que es el postre favorito de muchos!

Tiramisú

O simplemente, sorprender tu paladar con un goloso crep de café relleno de nata y pasas. Una merienda ideal para sorprender a tus seres queridos.

Y si por otro lado, quieres probar un café cremoso, siempre puedes optar por darte un capricho con un riquísimo café Dalgona. ¡Te dejará sin palabras!

Café Dalgona