Hogarmania.com
Hogarmania.com

Ecología

Cómo hacer jabón casero y natural (receta fácil y segura)


Te enseñamos cómo elaborar tu propio jabón casero, paso a paso, con aceite reciclado y con aceites esenciales para aportarle un aroma único y 100% a tu medida.

Con este jabón casero podrás limpiar la vajilla, la ropa doméstica, los suelos y mucho más. ¿Lo mejor? ¡Tan solo te llevará unos minutos elaborarlo!

El jabón es un artículo de higiene sencillo y económico que no puede faltar en casa, ya sea en formato líquido o en pastillas. Y es que el jabón, aparte de todas sus aplicaciones en limpieza, sirven también para aromatizar y decorar.

Asimismo, como es un producto de limpieza que no debe faltar, te animamos a que aprendas a elaborar tu propio jabón casero, un acto simple que te hacer ser más responsable con el medio ambiente y que supondrá un extra de ahorro en tu cartera personal y familiar.

Cómo hacer jabón casero y natural

Una forma de aprovechar los restos de jabón es convertirlos en gel ducha, crema de afeitar o bolsitas aromáticas.

Cómo hacer jabón casero, paso a paso

Para que las pastillas de jabón salgan perfectas y en poco tiempo, ten a mano un cubo o palangana, un palo de madera, moldes de plástico y los siguientes ingredientes:

Ingredientes para hacer jabón

  • 1 kg de aceite usado.
  • 500 gr. de cera virgen.
  • 135 gr. de sosa cáustica (hidróxido sódico).
  • 338 gr. de agua destilada.
  • Aceites esenciales.

Después solo tendrás que seguir el siguiente proceso:

Paso 1: Derrite la cera virgen en el aceite

En una cazuela al baño maría coloca el aceite usado (mejor si es de oliva) y derrite la cera virgen. En este paso no olvides filtrar el aceite y que no hayan restos o posos de comida.

Paso 2: Diluye la sosa cáustica en el agua

En otra cazuela vierte el agua destilada y, poco a poco, ve introduciendo la sosa cáustica. Lo que vamos a hacer es diluir la sosa cáustica. Pero, ¡cuidado! Esta mezcla hará reacción y producirá calor (es decir, se calentará solo), por lo que tienes que ser muy cuidadoso y esperar unas horas hasta que se enfríe y no queme al tacto.

  • La sosa puede dañar la piel si entra en contacto con ella, por eso es muy importante que utilices guantes de goma largos y gafas protectoras. Además, este paso es fundamental que lo realices en un ambiente muy ventilado y que no estén presentes niños pequeños o mascotas.

Procura pesar y utilizar las cantidades que indicamos para que el jabón salga con la textura y consistencia adecuada. Si no lo haces, podrías elaborar un jabón que irrite tu piel.

Cómo hacer jabón casero, paso a paso

Recuerda, prepara el jabón en un lugar bien ventilado y con todos los elementos de protección (guantes de goma, gafas, mascarilla).

Paso 3: Mezcla el aceite y la sosa cáustica

Una vez que hayas disuelto la sosa cáustica, echa el aceite usado y reciclado y remueve con un palo de madera. El movimiento tiene que ser regular y siempre hacia el mismo lado, de lo contrario podría cortarse el jabón.

El proceso de remover durará unas dos horas, hasta que adquiera una consistencia cremosa y el color inicial se haya aclarado. Al principio, siempre y cuando hayas usado aceite reciclado, el color de la mezcla será marrón. A medida que vayas removiendo se irá blanqueando y espesando.

Paso 4: Añade aceites esenciales para que tenga aroma

Si quieres que el jabón sea perfumado puedes emplear hierbas naturales, aromas o aceites esenciales y añadirlo cuando la consistencia del jabón esté cremosa.

Por ejemplo, podrías añadir unas gotas de aceite esencial de limón, lavanda o aceite esencial de árbol de té. Todos son aptos para dar aroma y aportar un extra de desinfección.

Paso 5: Dale forma al jabón

Es el momento de darle forma al jabón. Cuando la mezcla se haya espesado, échala en los moldes de plástico. Para que no se pegue el jabón al molde, este se puede enharinar o frotar con aceite.

Después, deja que los jabones reposen hasta que se endurezcan. Si quieres que este proceso sea más rápido puedes meter los moldes al congelador.

Cómo hacer jabón casero, paso a paso

Todo jabón casero debe reposar hasta que finalice el proceso de saponificación y se neutralice la sosa cáustica.

Paso 6: Deja que repose 1 mes

Los jabones caseros necesitan un mes de reposo para que se finalice el proceso de saponificación y se neutralice toda la sosa cáustica. Solo pasado este tiempo, podrás usar el jabón.

Por ello, tras finalizar el paso 5 y una vez que los jabones se hayan endurecido, extráelos del molde, envuélvelos en papel de periódico o papel de cocina y déjalos a reposo durante 1 mes en un lugar seco y oscuro.

Cuando haya pasado este tiempo, la sosa cáustica se habrá neutralizado y el jabón estará seco y con una textura cristalizada. Enjuga bien los jabones con agua limpia, sécalos y listo.

¿Qué puedo limpiar con jabón casero?

Este jabón al no tener ningún tipo de químico añadido, se puede utilizar para infinidad de usos como para limpiar la ropa, la vajilla, los electrodomésticos, etc. Incluso lo puedes utilizar para el aseo personal.

Por último, en el caso de que quieres preparar un jabón especial para el aseo del cuerpo con aromas y demás, puedes leer otras recetas cómo la del jabón del jardinero de lavanda, el de manzanilla y caléndula o el limpiador de nim.