Hogarmania.com
Hogarmania.com

Cocinas y baños

Cómo limpiar una bañera muy sucia con trucos caseros


Descubre la mejor fórmula definitiva para quitar la suciedad más incrustada de la bañera, jacuzzi o plato de ducha. Incluso te proporcionamos los mejores trucos para evitar que se atasque el desagüe y que proliferen el moho, las manchas amarillas o el sarro.

Tan solo necesitarás 4 productos que tienes en casa: lejía, vinagre blanco, bicarbonato de sodio y amoniaco líquido. ¡Apunta bien estos trucos de limpieza!


La limpieza de la casa siempre requiere un sobreesfuerzo cuando los objetos y electrodomésticos llevan mucho tiempo acumulando suciedad, bacterias y otros gérmenes.

Si a este factor se le suma el poco tiempo que se le dedica a diario, es casi imposible tener una casa impoluta, bien desinfectada y tan limpia como el primer día, especialmente en el caso del baño y todos los elementos que lo componen. Por ejemplo, el inodoro es propenso al sarro, el plato de ducha acumula moho, en la mampara de la ducha se crea una capa gruesa de cal y los armarios tienden a la humedad.

En el caso de la bañera, las manchas negras de las esquinas (moho), las bacterias y los gérmenes crecientes (manchas amarillas) pueden crear un AUTÉNTICO caos de insalubridad. Y con este tema se debe tener especial cuidado, pues es aquí dónde nos aseamos el cuerpo y el cabello con frecuencia. Para evitar que la suciedad se adueñe de la bañera, te proponemos las siguientes soluciones con los productos más eficientes y económicos.

Cómo quitar las manchas negras de la bañera con lejía o lavandina

Presencia de moho (manchas negras) en la bañera.

Trucos para quitar la suciedad de la bañera

Para que esta labor no te lleve mucho tiempo, debes tener a mano los siguientes productos de limpieza:

Productos de limpieza

  • Lejía o lavandina.
  • Vinagre blanco.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Amoniaco líquido.
  • Un par de guantes de limpieza.
  • Cepillo, bayetas y esponjas.

1. Lejía o lavandina para arrasar con el moho

Si tu bañera, jacuzzi o plato de ducha presenta manchas ennegrecidas en sus esquinas, alrededor del grifo o el desagüe, ¡preocúpate! ¡Es moho y puede ser perjudicial para tu salud! El mejor producto desinfectante que matará y eliminará el moho de raíz es la lejía, también conocida como "lavandina" o "cloro". Se trata de un producto barato que puedes encontrar en cualquier tienda de limpieza, supermercados como Eroski, Aldi, Mercadona o Carrefour y en cualquier gran superficie como Walmart, Falabella, Homecenter Sodimac o Elektra.

El proceso es muy sencillo, pues para dejar impoluta la bañera se debe empezar por la mugre más incrustada: EL MOHO. Y para hacerlo, sigue estos dos pasos:

  • En un aerosol diluye 20 ml de lejía pura (un tapón) en 1 litro de agua fría. Agita la mezcla y pulveriza la lejía en las zonas de la bañera que se presenten manchas negras, especialmente entre las juntas de los azulejos y el desagüe.
  • Deja que el producto actúe de 5 a 10 minutos y luego frota con un cepillo de dientes viejo o con la parte rugosa de una esponja. Notarás que las manchas van desapareciendo. Por último, aclara la bañera con abundante agua caliente y listo.

Si tienes un plato de ducha angular, es posible que haya moho en el mecanismo de los rieles de la mampara. Para retirarlo, pulveriza la lejía entre las rendijas de los rieles y retíralo con agua a presión. ¡Es un truco que nos encanta!

Cómo limpiar una bañera amarillenta con bicarbonato y vinagre

Sin embargo, la labor de limpieza no termina aquí, pues hemos acabado con el moho pero pueden quedar manchas amarillas, sarro y cal. Veamos cómo darle solución.

2. Bicarbonato y vinagre para las manchas amarillas y de óxido

Tras haber eliminado el moho, es hora de quitar todas las manchas amarillas y de óxido que pudiera tener la bañera, el jacuzzi o el plato de ducha. Estas manchas se producen por la falta de limpieza y por la falta de ventilación diaria. Pero, no te preocupes que ¡tienen solución!

Para quitar las manchas amarillas y las manchas de óxido de la bañera vierte una generosa cantidad de bicarbonato de sodio por toda la bañera. A continuación y con la ayuda de un atomizador, pulveriza vinagre blanco de limpieza sobre las zonas cubiertas con bicarbonato de sodio. Notarás que ambos productos reaccionan y generan una espuma blanca. ¡Es muy normal! Deja que ambos productos actúen durante 30 minutos.

Después, con una esponja o cepillo de cerdas suaves comienza a frotar en las zonas manchadas, especialmente en aquellas que presentan más suciedad. Tras frotar a conciencia, enjuaga toda la superficie con abundante agua fría y abre puertas y ventanas para que se seque de forma natural.

¿El resultado? Una bañera tan reluciente como el primer día.

3. Amoniaco líquido para quitar la cal

¿Tu bañera está dotada de mampara? Lo más probable es que sí o que tengas un plato de ducha con mampara de cristal o plástico en vertical. El gran problema de las mamparas no es tanto la suciedad, sino la gruesa película de cal que van acumulando en el tiempo. Para identificar la cal solo basta ver pequeñas manchas blancas en formas de gotículas que no se van si se limpia sólo con agua y jabón. Estas gotículas también se presentan con frecuencia en la superficie de la bañera, el jacuzzi y los azulejos.

Para retirar toda la cal de la mampara y superficie de la bañera y los azulejos, recurre al siguiente truco: En un aerosol diluye 2 tapones de amoniaco líquido más 2 tazas de agua tibia. Agita el bote y pulverízalo por todas las áreas que presenten cal y un tacto duro o pegajoso. Esto incluye los azulejos y el grifo de la ducha. Después de hacerlo, deja que el producto actúe de 5 a 10 minutos antes de frotar con un trapo viejo o esponja. Por último, aclara con abundante agua fría y listo. Procura que tanto la ventana como la puerta estén abiertos, pues el líquido amoniacal desprende un olor muy fuerte.

Por último, para evitar que la cal se acumule, te aconsejamos pasar una rasqueta por la mampara tras cada baño o ducha para evitar que se forme y acumule la cal del agua.

Cómo quitar la suciedad y la cal de la bañera y la mampara

4. Sal y vinagre para eliminar el sarro

En el caso de que tu bañera se haya llenado de sarro, lo mejor es aplicar una mezcla de vinagre y sal de mesa. Por ejemplo, en un aerosol vierte dos tazas de vinagre blanco más 1 taza de agua caliente más el zumo natural de 1 limón. Añade también 3 cucharadas de sal marina o normal y agita el bote para que se integren los ingredientes.

Este limpiador casero acabará con la cal de una sola pasada. Lo hemos probado para quitar el moho y también resulta muy eficaz. Para utilizarlo, basta con echarlo sobre las superficies afectadas de la bañera y usar un cepillo para frotar.

Otro producto que es muy eficaz quitando el sarro y las manchas amarillas de la bañera es el agua oxigenada. Solo tienes que rociarlo por las superficies afectadas, dejar que actúe unos 30 minutos y enjuagar con agua tibia. ¡No será necesario frotar!

5. Salfumán para bañeras realmente sucias

El salfumán, también conocido como «agua fuerte», es un líquido acuoso que se obtiene a partir del gas de cloruro de hidrógeno. Es muy corrosivo, debe utilizarse con sumo cuidado y solo cuando la bañera o jacuzzi se encuentre en pésimas condiciones y con la suciedad muy adherida.

Para usarlo con seguridad, primero dilúyelo en agua, utiliza guantes de goma y mascarilla. De forma general, puedes seguir estos pasos:

  • En un recipiente de plástico, añade 1 vaso de agua fría. A continuación agrega 2 centímetros de salfumán y remueve bien. Para evitar dañar el esmalte de la bañera, no sobrepases la cantidad de agua fuerte recomendada (dosis recomendada: 1/10).
  • Aplica la mezcla con un pincel o brocha de pintor sobre las zonas más afectadas de la bañera, jacuzzi o plato de ducha. Espera unos segundos antes de continuar.
  • A continuación, frota con un cepillo de limpieza y aclara con abundante agua fría mientras vas retirando la suciedad.

Si haces un buen uso de este producto, serás capaz de limpiar piscinas, inodoros y suelos realmente sucios.

Cómo quitar las manchas negras de una bañera

El mejor producto para quitar la suciedad más difícil es el salfumán, pero debe manipularse con cuidado.

6. Jabón para la limpieza frecuente

Los métodos anteriores dejarán tu bañera, jacuzzi o plato de ducha tan limpio como el primer día. Sin embargo, ten en cuenta que es una limpieza profunda y que no debe realizarse a diario. Para mantener tu bañera limpia, sana y segura con regularidad, lo mejor es que lo limpies con jabón, agua y un chorrito de vinagre blanco.

Porque no solo basta limpiar en profundidad, sino mantener la limpieza en el día a día para evitar que la suciedad arraigue y sea más difícil de retirar. Así que, dedica unos segundos a repasar la bañera después de cada uso y solo tendrás que dedicar unos minutos por semana para mantenerla limpia y desinfectada.

Incluso puedes hacer uso de la piedra blanca de limpieza, cuyos ingredientes (arcilla blanca, jabón, agua, glicerina vegetal y carbonato de sodio) lo hacen ideal para una limpieza y desinfección frecuente.

Cómo limpiar una bañera muy sucia y con cal

Trucos adicionales

A continuación, te presentamos algunos trucos para limpiar el grifo de la ducha y para desatascar el desagüe si va lento.

  • Para devolverle el brillo al grifo de la bañera, la ducha o el jacuzzi, te recomendamos frotar medio limón por toda su superficie. La acidez del limón limpiará, desinfectará y evitará la formación de cal en el grifo.
  • Para quitar el moho de la junta de la bañera, aplica un fungicida en aerosol. En cuanto esté limpio, vuelve a ponerlo con regularidad para evitar la reaparición.
  • Para quitar los arañazos de una bañera acrílica, frota suavemente con abrillantador de metales y luego con limpiador. No apliques un limpiador ni una esponja abrasiva, ya que rayaría indeleblemente la superficie.
  • ¿Tuberías lentas o atascadas? Si tu bañera o plato de ducha no traga bien el agua, probablemente se deba a un atasco sencillo de arreglar. Para solucionarlo, solo debes desatornillar el soporte, retirar la tapa extraer los objetos que lo atascan. En la mayoría de los casos, el atasco lo provoca los pelos que se nos van cayendo mientras nos duchamos. Con unas pinzas retira la máxima cantidad posible y, luego, echa un buena cantidad de amoniaco líquido por la tubería, incluida la entrada. Deja que actúe unos 5 minutos y luego aclara con agua caliente. Vuelve a colocar la tapa y atorníllala bien.
  • Un truco para evitar la acumulación de cal, es mezclar vinagre blanco y agua a partes iguales. Pulveriza la esponja con el preparado y pásalo por toda la bañera, incluidos los grifos. Por último, aclara la bañera a fondo y finalmente seca los grifos y el resto de los elementos cromados. Utiliza el lado suave de la esponja y lustra con una bayeta de microfibra seca.

Cómo limpiar una bañera amarilla y dejarla blanca

Con estos trucos de limpieza el cuarto de baño se mantendrá siempre limpio. Si te ha gustado este artículo, no pierdas detalle de cómo limpiar y desinfectar el baño en 10 minutos. ¡A por la limpieza exprés!