Tecnología

6 peligros de Internet en niños y adolescentes

6 peligros de Internet en niños y adolescentes

Nacidos o no en una era digital, casi todos poseemos un dispositivo con acceso a Internet. Su utilidad en educación, formación e información propicia su uso activo en adultos y menores. Pero, ¿existen riesgos en la red para los menores? ¿cuáles son?

Nos hemos acostumbrado a preocuparnos por los peligros exteriores, dejando de lado los nuevos peligros que han surgido con el uso creciente de Internet.

  • ¿Sabías que...? Los orígenes de Internet se remontan a 1969 cuando se estableció la primera conexión entre ordenadores de tres universidades de California, Estados Unidos.

En el año 2019 el 91,4% de los hogares españoles tenía acceso a Internet, un 5% más respecto al año anterior.

A escala mundial, en enero de 2020, navegaban por Internet 4.540 millones de internautas (el 59% de la población mundial), lo que supone un aumento del 7% respecto al año 2019.

Es muy importante velar por la seguridad y salud psicológica de los menores en el uso de la red. Por ello, te traemos seis peligros habituales en Internet para los menores.

1. Contenido

Proporcionar a los niños y adolescentes un acceso total a Internet es como enviarlos a un mundo en el que todo es posible. Es exponerlos a ingentes cantidades de información, vídeos, juegos y personas que pueden ser tan beneficiosos como maliciosos ellos.

  • Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España un 66% de menores de entre 10 y 15 años poseen un teléfono móvil y 9 de cada 10 usan ordenador y navegan por Internet (Datos 2019).

La capacidad de aprendizaje de los niños es tan grande que es habitual que muchos de ellos dominen y utilicen los teléfonos móviles, ordenadores y tablets mejor que sus padres. Por eso, es muy importante que los adultos supervisen - de forma razonada - la actividad de los menores en la red.

Una función de gran utilidad es el control parental que tienen los propios dispositivos. Activando está función podremos limitar, bloquear e impedir la navegación por contenidos inapropiados o no seguros.

El control parental es una barrera que puede ser fundamental para que los niños y adolescentes tengan una calidad de vida digital adecuada y productiva.

niños con telefonos

2. Redes sociales

No es raro ver que adolescentes de entre 13 y 16 años posean una cuenta en algún tipo de red social. Sin embargo, el boom de las redes sociales ha propiciado que muchos menores se estrenen antes de tiempo, desconociendo de forma total o parcial qué supone tener una red social.

Aplicaciones como Instagram, Tik Tok o Snapchat son muy populares y el contenido que generan es muy atractivo tanto para niños como para adolescentes, creando las llamadas “modas de Internet”.

Esta nueva forma de socialización pone en peligro las formas tradicionales de los niños y adolescentes a la hora de crear relaciones saludables con su entorno. Otro peligro de las redes sociales es que pueden causar adicción y riesgo de dependencia.

3. Ciberacoso o Ciberbullying

El ciberacoso es una modalidad de hostigamiento y agresión en la red, en la que una persona es acosada por otros. Este acoso puede afectar gravemente la salud psicológica de un menor.

Este tipo de acoso puede venir de los propios amigos del menor o de sus compañeros de clase o, incluso, de extraños. Y, las redes sociales son el lugar más habitual en donde se producen.

Conviene que los padres supervisen, manteniendo un dialogo abierto, el contenido que los menores producen y reciben de las diferentes plataformas digitales.

4. Grooming

Se denomina grooming a una estrategia que utiliza un adulto para ganarse la confianza de un menor (adolescentes, en su mayoría) con el objetivo de abusar o explotarlo sexualmente.

Para conseguirlo, estos adultos crean y difunden perfiles con identidades falsas que llamen la atención y permitan una interacción con un menor.

Hay dos fases en este tipo de peligro:

  • Fase previa: El acosador genera una relación de confianza con el menor.
  • Fase posterior: El acosador logra que el menor le envié material de tipo sexual por si mismo a través del cual le manipula o chantajea.

5. Sexting

El sexting se produce cuando un menor es presionado a enviar fotos o vídeos de contenido sexual por su pareja o compañeros. Este intercambio se produce por teléfonos móviles y/o Internet (redes sociales, emails, etc.) y pone en riesgo la privacidad del menor.

Una vez que el menor comparte este tipo de contenido es propenso a sufrir acoso por la otra parte.

6. Compras online

Este es un gran peligro para ellos y un dolor de cabeza para los padres. El hecho de que los menores dispongan de un canal de pago electrónico supone el alcance de todo a golpe de "clic".

Por eso, es muy peligroso dejar a los niños manejar un dispositivo en el que se han guardado los datos de una tarjeta de crédito.

Consejos

Es muy importante hablar con los niños y adolescentes sobre el uso adecuado que deben hacer de Internet. Explicarles qué les puede aportar y cuáles son los riesgos y peligros que existen en la red.

Mantener un dialogo abierto y de confianza hará que los niños y adolescentes aprendan a enfrentarse a cualquier peligro que puede surgir en la Internet.

Además