Hogarmania.com

Plantas

Cuidados de la planta de aguacate


¿Quieres tener tu propia planta de aguacate? Te mostramos las claves del cultivo y los cuidados de aguacatero tanto si está plantado en maceta como en el jardín. ¿Sabes que estuvo a punto de extinguirse? Te contamos esta y muchas más curiosidades.

El aguacate es un fruta que todos conocemos, aunque quizás no sepamos tanto a cerca de la planta de la que procede: el aguacatero o planta de aguacate. ¿Sabíais que estuvo a punto de extinguirse?

En este artículo hablaremos sobre esta especie, sus cuidados y su historia. En el Mediterráneo podemos cultivarla tanto en el suelo como en maceta ¡Es apasionante!

Descripción general de la planta de aguacate

El aguacatero (Persea americana) es una especie perteneciente a la familia Lauraceaea cuyo fruto, el aguacate, es una baya comestible que actualmente es muy popular y utilizada de manera habitual en nuestra dieta. Es una planta originaria de Mesoamérica, aunque actualmente se ha logrado replicar su crecimiento y, por tanto, cultivar aguacates en muchas partes del mundo.

Los ejemplares en estado silvestre suelen alcanzar unos 10 metros de altura, llegando a existir ejemplares que rebasan los 20 metros, por lo que gozan de una gran robustez debido a su tamaño.

aguacatero

Se trata de un árbol perennifolio que presenta hojas de color verde oscuro muy brillantes y que es dioico, es decir, produce tanto órganos femeninos como masculinos.

Esta especie ha desarrollado unas pequeñas flores amarillas en forma de estrella que, al abrirse por primera vez, lo hacen en estado femenino para, horas después, cerrarse y volverse a abrir en estado masculino. Esto provoca que no coincidan ambos órganos a la vez por lo que, aunque un solo individuo podría producir frutos por sí mismo, es más recomendable intercalar individuos para que la producción de aguacates sea mayor.

El fruto, el aguacate, es una baya en forma de pera cuya cáscara puede ser de una gama de colores que van desde el color verde al morado oscuro. Su nombre proviene del náhuatl "ahuacatl" que significa testículo, ya que los aztecas creían que su consumo aumentaba la virilidad. Su interior carnoso es de color verde claro-amarillo y de tacto untuoso, acompañado de una gran semilla que puede utilizarse para la propagación de la especie.

Aunque botánicamente se trata de una fruta, no tiene el característico sabor dulce de las mismas, por lo que es común que se utilice en platos principales en lugar de como postre.

aguacate Cómo saber si un aguacate está maduro

Como veis, es una especie apasionante y muy decorativa, que podemos alternar entre nuestro jardín y el interior de nuestro hogar. Su labor es extremadamente fácil y resistente. ¿Te animas a cultivarla?

Cultivo y cuidados del aguacatero

Luz, clima y ubicación

Al ser una especie subtropical es bastante probable que nuestros ejemplares no soporten el frío del invierno. Así, cuando las temperaturas sean inferiores a los 10 ºC, deberemos trasladarlos al interior de nuestros hogares y cuidarlos como una planta de interior, a no ser que nos encontremos en un clima especialmente suave.

Es importante saber que existen diferentes variedades de aguacatero, más o menos resistentes al frío, por lo que podremos elegir cuál es la ideal en función de donde queramos colocar nuestro ejemplar. Lo mismo sucede con las temperaturas especialmente altas (más de 30 ºC) o el Sol muy directo, que le podría resultar fatal al no estar acostumbrado a ello.

Por tanto, respecto a la ubicación de nuestras plantas, es importante protegerlas del sol directo pero también de las corrientes de aire, ya que puede facilitar la sequedad o afectar a las flores y frutos, por lo que deben estar algo resguardados.

Riego

El riego es un factor importante a tener en cuenta si queremos lograr un cultivo óptimo del aguacate. Aunque en estas plantas es necesario que mantengamos el suelo con un cierto nivel de humedad, no toleran los suelos encharcados, por lo que es más recomendable realizar riegos frecuentes y en poca cantidad, que grandes riegos. Por otro lado, un déficit de agua provoca que pierdan las hojas, por lo que es fundamental entender cuáles son las necesidades de la especie para poder ofrecerle el mejor cuidado posible.

Abono

El árbol del aguacate necesita principalmente potasio, magnesio, fósforo y nitrógeno, por lo que el abono se focaliza en estos elementos. Suele recurrirse a la fertirrigación, un método eficaz en el que fertilizante se diluye con el agua de riego, y también a la fertilización foliar.

Un déficit de alguno de estos elementos puede afectar a la planta, que desarrollará sintomatología como hojas amarillas (déficit de nitrógeno) o raíces y frutos poco desarrollados (déficit de fósforo).

Suelo

La tierra en la que cultivemos nuestro aguacatero debe tener una textura ligera y bien drenada para impedir encharcamientos, pudiendo ser suelos del tipo arcilloso o franco-arcilloso. El suelo debe ser neutro o ligeramente ácido, con un pH que oscile entre 5 y 7,5 aproximadamente.

planta de aguacate

Poda

El aguacatero no requiere poda de formación y solo se recomienda realizar podas en las ramas de crecimiento vertical que cuenten con demasiada altura, las ramas bajas o pegadas al suelo y en los tallos que estén débiles o enfermos. En el caso de que el cultivo se realice en maceta debemos retirar las hojas secas y amarillas y pinzar las hojas superiores para detener el crecimiento vertical y así promover la ramificación.

Enfermedades y plagas

El aguacate puede ser atacado por diferentes plagas, como el ácaro cristalino del aguacate o las cochinillas periforme y espinosa del aguacate.

Entre las enfermedades más comunes podemos encontrar la podredumbre de la raíz, que ocurre cuando aparecen hongos debido al encharcamiento del suelo, o la antracnosis, donde nuevamente un hongo causa podredumbre, pero en este caso en los frutos.

Reproducción del aguacate

La reproducción del aguacate es bastante sencilla mediante su semilla. Suele colocarse la mitad inferior de esta en agua o tierra húmeda hasta que comienza a germinar unos 30 días después.

Sin embargo esta técnica, que es muy recomendable para realizarla en nuestro jardín, no lo es si queremos realizar una producción de aguacates. Esto es debido a que el fruto del cual proviene la semilla no tiene por qué tener las características de los frutos que dará la nueva planta terminada, por lo que en grandes explotaciones suele recurrirse al injerto para conservar la producción.

reproducción del aguacateCómo cultivar aguacates en casa

La semilla del aguacate nos podría parecer que es más grande que otras a las que estamos más acostumbrados. Esto es debido a que el aguacate evolucionó para que la conocida como megafauna (animales prehistóricos de gran tamaño) le ayudase en su dispersión.

Estos animales se alimentaban del aguacate entero, llegando a tragarse la semilla, que era incluso mayor a la actual. Tras circular por su sistema intestinal, esta semilla era excretada junto a los excrementos, lo que ayudaba no solo a la dispersión, si no también a la fertilización de la planta.

aguacateAguacate, un aliado para bajar el colesterol

Cuando la megafauna desapareció, el aguacate estuvo en riesgo de desaparecer, ya que no podía seguir dispersándose como lo había hecho hasta ese momento, pero se logró mantener gracias a la llegada y cultivo de los seres humanos, que salvaron la especie y la domesticaron, reduciendo considerablemente el tamaño del hueso del aguacate.

Como veis, es una especie apasionante y muy decorativa, que podemos alternar entre nuestro jardín y el interior de nuestro hogar. Su labor es extremadamente fácil y resistente. ¿Te animas a cultivarla?

Tags relacionados aguacate árboles frutales