Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Ropa y tejidos

Cómo limpiar zapatillas blancas con trucos caseros (¡Quedarán como nuevas!)


Las zapatillas blancas se han convertido en un imprescindible de armario gracias a que su color combina con prácticamente todo. Sin embargo, al ser blancas tienden a ensuciarse con mucha facilidad y perder ese color blanco impoluto que tanto nos gusta.

Por ello, te traemos una guía completa para limpiar, lavar y secar tus zapatillas blancas de forma que recuperen el blanco impoluto del primer día. ¿Lo mejor? Lo hacemos con trucos caseros que te van a encantar.

Actualizado a 05/03/2021 a las 12.11

Las zapatillas o playeras blancas son muy versátiles e ideales para llevar con pantalones, faldas o vestidos. Lo mejor de todo es que puede llevarlos cualquiera, adultos, jóvenes, niños... Pegan con todo y ¡son comodísimas! Las zapatillas blancas de referencia son las converse, las chunky, las playeras blancas y las bambas.

Sin embargo, el gran problema de las zapatillas de color blanco (sean de Nike, Adidas, Puma, Reebok o las famosísimas New Balance ...) es que se manchan con solo mirarlas. Por ello, nos hemos puesto manos a la obra y te enseñamos cómo limpiar tus zapatillas blancas, sean de la marca que sean, y conseguir que vuelvan a recuperar su tono blanco del primer día.

1. Fuera cordones y plantillas

Para empezar, retira los cordones para que quede toda la tela de la zapatilla expuesta y sea más fácil de limpiar. Para lavar los cordones ponlos a remojo en un recipiente con agua tibia, jabón y un chorrito de vinagre blanco (el limón y el vinagre blanco también son muy efectivos eliminando las manchas negras de los calcetines).

Si ves que los cordones están muy sucios o presentan manchas negras, frótalos a conciencia tras el remojo. Si observas que aún así las manchas no se quitan, en un recipiente añade una 2 tazas de agua, 4 cucharadas de bicarbonato de sodio y otras 4 de vinagre blanco. Introduce los cordones de las zapatillas y déjalas a remojo unos 30 minutos. Te garantizamos que saldrán tan blancas como el primer día.

Si las plantillas de tus zapatillas se pueden quitar, retíralas y déjalas a remojo junto a los cordones.

2. Trata las manchas de las zapatillas

Tras dejar en remojo los cordones, humedece la tela de las zapatillas con agua limpia y fría. Lo que vamos a hacer es un prelavado para tratar las manchas de suciedad o amarillas y que su limpieza sea más eficaz. Para tratar las manchas de tus playeras necesitarás bicarbonato de sodio, vinagre blanco o jabón de Marsella.

Con bicarbonato de sodio y vinagre blanco

En un bol mezcla 1/4 de taza de bicarbonato sódico más 2 tazas de vinagre blanco. En seguida notarás la formación de una espumita blanca. Cuando haya bajado, frota la mezcla sobre la zapatilla con la ayuda de un cepillo de ropa (o uno de dientes que vayas a reciclar).

Para que este truco casero sea aún más efectivo, deja que la mezcla repose en las zapatillas de 15 a 20 minutos. ¡Importante! No utilices recipientes o cucharas metálicas para remover, ya que podría reaccionar mal el vinagre.

Con jabón de Marsella

Si tus zapatillas no están muy sucias, puedes sustituir el vinagre por jabón de Marsella. Para ello, solo tienes que humedecer la tela de la zapatilla y frotar con jabón de Marsella. Después de tratar las manchas más duras, tienes dos opciones: continuar con el lavado a mano o finalizar su lavado en la lavadora.

Cómo lavar las zapatillas blancas* Para lavar las zapatillas, retira los cordones y las plantillas.

3. Limpiar las zapatillas blancas a mano

Si optas por continuar con el lavado a mano, en un recipiente profundo agrega una cantidad generosa de agua fría. Es mejor lavar las zapatillas en frio, ya que el agua caliente puede hacer que las manchas se adhieran más a la tela.

1. Frota con un cepillo de ropa o de dientes

Echa un poco de jabón (especial para lavar a mano) y comienza a frotar la zapatilla con un cepillo de ropa o con un cepillo de dientes viejo (que es una manera estupenda de reciclar los cepillos de dientes y reducir su impacto ambiental). Haz hincapié en las zonas más sucias y en el interior de la zapatilla. No olvides que la suela también se limpia.

2. Enjuga con abundante agua fría

Tras haber frotado y eliminado las manchas, es el momento de enjuagar las zapatillas, sus cordones y las plantillas con abundante agua fría. Procura que no queden restos de detergente en ninguno de ellos.

3. Sécalos en el exterior

Para secarlos puedes tenderlos en la terraza, ventana o jardín al sol. Procura que la lengüeta de las zapatillas este siempre fuera. Otra opción es tenderlos en el tendedero de casa aplicando pinzas en la lengüeta.

Cómo limpiar las zapatillas blancas * Frotar con un cepillo elimina las manchas más difíciles.

4. Lavar las zapatillas blancas en la lavadora

Cuando hayas pretratado las manchas de tus playeras, retira la mezcla con agua fría y frotando un poco. A continuación, introdúcelas en la lavadora y lávalas con tu detergente habitual, agua fría y en un ciclo de lavado corto.

¿Introducir las zapatillas en la lavadora con ropa es un error? No, puedes hacerlo perfectamente. Aunque no es lo más recomendable, sobre todo si son zapatillas de deporte, ya que la potencia del tambor podría deformar la ergonomía de un calzado deportivo.

Si lo haces, coloca tus zapatillas blancas en una bolsa de lavado con cremallera. Así evitarás que se desperdiguen o desaparezcan los cordones y las plantillas. Evita el uso de la secadora, ya que podría deformar tus zapatillas.

Cuando el ciclo de lavado haya terminado, deja que se sequen al aire libre. Puedes acelerar el proceso dejando las zapatillas en una zona cálida o bañada por el sol, ya que al ser blancas no hay riesgo de que la luz del sol deteriore el color.

Cómo lavar las zapatillas en lavadora

* Procura secar las zapatillas al aire libre.

Trucos para limpiar la suela de goma

Para conseguir que la parte de la suela recupere también el tono blanco puedes probar estos 3 trucos caseros:

  • Agua y jabón: Uno de los trucos más sencillos para manchas superficiales es el clásico agua con jabón. Mezcla jabón neutro con agua hasta que salga espuma y frota con movimientos circulares la parte de la goma con una esponja humedecida en la mezcla.
  • Limón: El limón ha venido siendo un excelente sustituto natural de la lejía. En este caso no tienes más que cortar un limón por la mitad y frotar las marcas de la goma directamente con el limón. También puedes utilizar zumo de limón exprimido y frotar con un cepillo de dientes o un trapo si te resulta más cómodo. En ambas opciones deja que el cítrico actúe sobre las manchas unos 20 minutos antes de aclarar con agua limpia.
  • Pasta de dientes: Uno de los trucos más extendidos es la pasta dental blanqueadora. Frota la goma con la pasta blanqueadora con un cepillo de dientes y ¡listo!

Como puedes ver, limpiar tus zapatillas o playeras de forma que estén tan blancas como el primer día es muy sencillo. Te recomendamos no utilizar lejía o productos altamente abrasivos a no ser que sea muy necesario, por ejemplo para tratar manchas amarillas.