Ropa y tejidos

Cómo limpiar zapatillas de tela blancas

Cómo limpiar zapatillas de tela blancas

Sigue estos pasos para limpiar las zapatillas de tela y conseguir que vuelvan a lucir el blanco del primer día con estos remedios caseros.

Autor: Hogarmania

Las converse blancas se han convertido en un imprescindible de la última temporada. Son súper versátiles adaptándose a distintos modelitos, ideales para llevar ya sea con pantalones, faldas o vestidos. Pegan con todo ¡y son comodísimas!

Aunque al ser de tela blanca es común que se manchen con gran facilidad. Os dejamos el paso a paso para limpiarlas y conseguir que vuelvan a recuperar el blanco del primer día.

1. Fuera cordones

Retira los cordones para que quede toda la tela de la zapatilla expuesta y fácilmente accesible.

Puedes lavar los cordones aunque en este caso no recuperen el brillo del primer día. Pon los cordones a remojo en un recipiente con agua tibia y jabón (o sumérjelos en la mezcla que veremos a continuación). Frota si la mancha se resiste, pero siempre queda la opción de comprar unos cordones blancos nuevos.

2. Mezcla mágica

Humedece la tela de las zapatillas con agua limpia. Procura que el agua esté fría, del tiempo, ya que el agua caliente puede hacer que se fijen más las manchas al tejido.

En un bol mezcla una parte de bicarbonato sódico y una parte y media de detergente.

  • Puedes sustituir el detergente por vinagre, aunque ten en cuenta que la mezcla será más agresiva y tendrás que tener cuidado y limpiar las zapatillas sobre un trapo para no estropear ninguna superficie.

    En caso de optar por el vinagre, mezcla poco a poco el suficiente bicarbonato y vinagre hasta obtener una pasta espumosa. ¡Importante! No utilices recipientes o cucharas metálicas para remover, ya que podría reaccionar mal el vinagre.

3. Frotar, aclarar y ¡a la lavadora!

Utiliza un cepillo de dientes viejo y empápalo en la mezcla. Frota la tela con la mezcla de bicarbonato, haciendo hincapié en las zonas más sucias, y deja actuar durante un rato.

Aclara las zapatillas asegurándote de eliminar bien la mezcla. A continuación, introdúcelas en la lavadora y lávalas con un poco de detergente común y agua fría.

No utilices lejía, podría estropearlas.

Lavar zapatillas blancas

4. Deja secar

Deja que se sequen al aire libre. Puedes acelerar el proceso dejando las zapatillas en una zona cálida o bañada por el sol, ya que al ser blancas no hay riesgo de que el sol deteriore el color.

Es muy importante que no utilices una secadora, ya que podría deformar las zapatillas.

Tres trucos para limpiar la suela de goma:

Para conseguir que la parte de la suela recupere también el tono blanco puedes probar estos tres efectivos trucos:

  • Agua y jabón: Uno de los trucos más sencillos para manchas superficiales es el clásico agua con jabón.

    Mezcla jabón neutro con agua hasta que salga espuma y frota con movimientos circulares la parte de la goma con una esponja humedecida en la mezcla.
  • Limón: El limón ha venido siendo un excelente sustituto natural de la lejía. En este caso no tienes más que cortar un limón por la mitad y frotar las marcas de la goma directamente con el limón.

    También puedes utilizar zumo de limón exprimido y frotar con un cepillo de dientes o un trapo si te resulta más cómodo.

    En ambas opciones deja que el cítrico actúe sobre las manchas unos 20 minutos antes de aclarar con agua limpia.
  • Pasta de dientes: Uno de los trucos más extendidos es la pasta dental blanqueadora. Frota la goma con la pasta blanqueadora con un cepillo de dientes y ¡listo!

    Os recomendamos que utilicéis una pasta con bicarbonato de sodio, ya que este ingrediente actúa como limpiador y es un abrasivo suave, pero una pasta común blanqueadora también da resultado.

Cómo limpiar zapatillas de tela blancas

Además