Hogarmania.com

Plantas

¿Qué plantas son seguras para los gatos?


¿Queréis saber qué plantas no son tóxicas para vuestros gatos? Os mostramos 9 plantas 'pet-friendly' para tener en vuestros hogares.

Todos los que tenéis compañeros gatunos en casa, sabéis lo que les gusta jugar con todo lo que les rodea y, las plantas, no son una excepción.

Les encanta investigar, escarbar y mordisquear nuestras plantas de interior. ¡Está en su naturaleza! Iñigo Segurola ya nos dio una serie de consejos para evitar que se las coman o las destruyan.

Sin embargo, aunque sea un simple juego para ellos y un pequeño dolor de cabeza para nosotros, puede desembocar en problemas más graves para su salud.

Plantas tóxicas para mascotasPlantas tóxicas para mascotas
Siempre que tengáis en vuestra casa gatos como mascota, os recomendamos que evitéis tener ciertas plantas que son tóxicas para ellos. Algunas de las más conocidas son el acebo, el ciclamen y la flor de pascua. (Ante cualquier duda sobre alguna planta, mejor evitarla).

Pero, si ya disponéis de alguna de ellas, os aconsejamos que las situéis en alguna repisa para tratar de alejarla de ellos... Aunque, como todos sabéis, a los gatos les encanta subirse a los muebles.

Las esencias de cítricos también ayudan a que no se acerquen a nuestras plantas. Rociad alguna de limón o naranja sobre las hojas de las plantas.

¿Qué plantas son seguras para los gatos?

Después de conocer las plantas que sí son tóxicas, os mostramos cuáles no lo son para vuestros pequeños felinos.

A continuación, os mostramos un listado con 9 de ellas. ¡Vuestros gatos estarán seguros e, incluso, sanos gracias a algunas de ellas!

Hierba para gatos germinada1. Hierba para gatos germinada
La hierba para gatos ayuda a estimular la digestión y a favorecer la expulsión de las bolas de pelo. Este tipo de hierba se puede adquirir en forma de semillas en comercios especializados y solo tendréis que sembrarla en una maceta y colocarla en un sitio luminoso y cálido.

nepeta cataria2. Catnip o (nepeta cataria)
Los gatos se sienten terriblemente atraídos por esta planta y por los aceites aromáticos que desprende. Se comen sus flores, la olisquean, se frotan contra sus hojas una y otra vez y adquieren un comportamiento singular, como si estuvieran extasiados.

romero3. Hierbas aromáticas
Algunas hierbas aromáticas son beneficiosas para nuestros gatos por su propiedades medicinales. Aportan vitaminas y minerales. Las mejores son el tomillo, el romero, valeriana, la menta y el poleo.

Plantas seguras para los gatos: cinta4. Cinta o malamadre
No es tóxica para los gatos y tampoco les atrae demasiado. Agradece mucho la humedad y la luz, aunque es mejor no colocarla en sol directo para evitar quemar las hojas.

beaucarnea5. Pata de elefante o beaucarnea
¿Por qué les gusta tanto esta planta? Su cáudice, su ancho tronco en el que almacena agua, se convierte en un improvisado rascador para su zarpas. Es exigente en cuanto a luz., puede tolerar exposiciones no muy luminosas pero siempre crecerá mejor cerca de una ventana.

Areca o palmera amarilla6. Areca o palmera amarilla
Esta palmera de interior es totalmente inofensiva para los gatos. Tratad de mantener siempre el cepellón húmedo, aunque sin excesos. Su alto índice de transpiración, unido a la capacidad de eliminar las toxinas del aire, hace que sea considerada una de las mejores plantas de interior.

Pilea Peperomioides7. Pilea Peperomioides
La Pilea Peperomioides o planta del dinero china, además de ser una de las plantas de interior más deseadas, es segura para tu mascota. Puede ocurrir que crezca deforme ya que, al llegarle la luz de forma lateral entrando por las ventanas, crecerá en dirección a la luz. Girad la planta de vez en cuando.

Calathea8. Calathea
Además de ser una planta preciosa gracias a sus hojas, no es tóxica para nuestras mascotas. Necesita una exposición de luz moderada, evitando siempre el sol directo, y riegos abundantes durante su crecimiento, sin encharcar la tierra. En invierno, hay que reducirlos.

Cactus cebra9. Cactus cebra o Haworthia fasciata
Aunque se le conoce como cactus cebra, en realidad no es un cactus sino una planta crasa. Es una de las plantas que no afectan a los gatos, por lo que es una gran opción para tener en el hogar. Aunque es una suculenta, agrace ser regada de vez en cuando.