Carnes

Receta de Costilla de ternera con zumo de uva

Receta de Costilla de ternera con zumo de uva

Autor:

Suculenta receta de carne la que elabora Karlos Arguiñano: Costilla de ternera con zumo de uva.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 1.200 gr. de costilla de ternera
  • 750 gr. de uva blanca
  • 8 pimientos de piquillo
  • 50 gr. de rúcula
  • azúcar
  • vinagre
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil (para decorar)
Elaboración

Para hacer el zumo de uva, lava las uvas, desgránalas y colócalas en un vaso batidor. Tritura con la batidora eléctrica, cuela y reserva el zumo.

Coloca la costilla en una bandeja apta para el horno. Sazona y hornea (con el horno precalentado) a 180º durante 90 minutos. Cada 10-15 minutos abre el horno y vierte unos cacitos de zumo de uva por encima de la costilla. Deja asar de esta manera hasta completar los 90 minutos. Pasado este tiempo retira la carne a una fuente y córtala en 4 raciones. Desglasa el jugo de la bandeja del horno, pásalo a una sartén y deja que reduzca a fuego fuerte. Reserva la salsa de uva.

Coloca los pimientos del piquillo en una sartén con un chorrito de aceite. Condimenta con la misma cantidad de sal que de azúcar y deja que se confiten por los dos lados a fuego suave durante 8-10 minutos.

Aliña la rúcula con aceite, vinagre y sal.

Sirve una ración de carne en un plato, acompaña con la ensalada de rúcula y con los pimientos del piquillo. Salsea la carne con la salsa de uva y decora con una hojita de perejil.

Consejo

A la hora de comprar azúcar hay que fijarse en que no presente aglomerados duros, ya que esto significa que el azúcar se ha apelmazado por la humedad.

La carne de ternera tiene una gran proporción de agua y poca grasa. Conforme el animal es mayor (vaca o buey) aumenta su contenido en nutrientes entre ellos el de grasa y disminuye el de agua. Luego la costilla de ternera es una carne con un contenido en grasa relativamente bajo que nos aporta proteínas de alto valor nutricional, hierro y vitaminas del grupo B.

La fibra aportada por los pimientos y la rúcula hará que mejore nuestro tránsito intestinal. Además la digestión de este plato se verá beneficiada por las sustancias amargas que presenta la rúcula.

Nuestra médico nos propone terminar la cena con un vaso de zumo de uva que nos va ayudar a hacer la digestión evitando la acidez.

El zumo de uva es beneficioso para los enfermos de riñones e intestinos y para la artritis y enfermedades de la piel (como eczema, urticaria¿). Además es una bebida reconstituyente para los deportistas¿pero recordad que se desaconseja en diabéticos y obesos por su contenido en azúcar.