Karlos Arguiñano en tu cocina

Naranja y fresa, ricas en vitamina C

El postre de hoy nos ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y nos ralentiza el proceso de envejecimiento.

Es un postre recomendado para personas con colesterol.

Naranja:

Buena fuente de vitamina C que potencia nuestras defensas frente a los resfriados típicos de la época invernal.

Nos hidrata, ya que nos aporta agua.

Como todas las frutas, nos aporta azúcar, de manera que lo recomendable para no tener problemas de sobrepeso es no pasarse de 3 piezas de fruta al día.

Es mejor comerla entera que en zumo, ya que así aprovechamos toda su fibra, necesaria para evitar el estreñimiento y además nos sacia más y nos engorda menos.

Fresa:

La fresa tiene más vitamina C que la naranja.

Nos aporta sustancias que nos protegen de las enfermedades del corazón, del Alzheimer y nos frenan el envejecimiento.

Se trata de una fruta depurativa que nos ayuda a evitar la retención de líquidos y el estreñimiento.

Azúcar moreno:

Tiene las mismas calorías y los mismos efectos que el azúcar blanco.

Aceite de oliva:

Estudios de la Universidad de Navarra concluyen que la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva puede revertir la arteriosclerosis en un año, de manera que se consiguieron mejores resultados con el cambio de dieta en un año que con los fármacos en dos.

Eso sí, los investigadores insisten en controlar la cantidad recomendada de cuatro cucharadas al día, ya que las grasas no deben sobrepasar el 30% del total de las calorías diarias para mantenernos sanos.

También nos recuerdan que es el aceite virgen extra el único que mantiene todos sus componentes protectores de nuestra salud.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: