Sopas y cremas

Receta de Sopa de repollo con albóndigas

Receta de Sopa de repollo con albóndigas

Autor:

Karlos Arguiñano nos propone el siguiente plato: Sopa de repollo con albóndigas.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 1/2 repollo
  • 500 gr. de morcillo o zancarrón
  • 1 cebolla
  • 1 manzana
  • 1 tomate
  • 2 yemas de huevo
  • harina (para rebozar)
  • 1 limón
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil
Elaboración

Pon abundante agua en la olla rápida e introduce el zancarrón, unas ramitas de perejil y unos granos de pimienta negra. Sazona y cierra la olla. Cocina durante 15-20 minutos a partir de que suba la válvula de seguridad. Cuela el caldo y reserva la carne.

Trocea el repollo y escáldalo durante 2 minutos en una cazuela con agua hirviendo y sal. Escurre y resérvalo.

Pela y pica la cebolla y ponla a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite. Descorazona la manzana, pica (con piel) y añádela. Una vez pochado, agrega el tomate pelado y picado. Añade el repollo y el caldo del zancarrón. Exprime un limón y vierte el zumo a la cazuela.

Desmenuza la carne y ponla en un cuenco. Separa las yemas de los huevos y mézclalas con la carne junto con un poco de perejil picado y sal. Dale forma de albóndigas, enharínalas y fríelas en una sartén con abundante aceite caliente. Retíralas a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Sirve la sopa en un plato hondo y acompaña cada ración con cuatro albóndigas. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

Se aconseja evitar los repollos que tengan las hojas interiores del mismo color que las exteriores, porque es un signo de falta de frescura. Elegidlos duros, crujientes, compactos y que no desprendan fuertes olores.

Este es un plato de gran interés nutricional por la diversidad de ingredientes que presenta: verduras y hortalizas, carne y huevo y frutas: manzana y limón.

El repollo pertenece a la familia de las coles, las verduras más ricas en vitamina C. Su fuerte olor se debe a compuestos azufrados que tienen y que nos protegen del cáncer y de las enfermedades degenerativas, como las cardiovasculares.

Es una verdura con gran efecto diurético, muy beneficioso para los hipertensos y los que sufren de retención de líquidos.

Nuestra doctora recomienda a estas personas que añadan un poquito de apio a la sopa para potenciar ese efecto diurético.

Quienes estéis cuidando el peso, servíos la sopa acompañada del zancarrón cocido, sin freír.

El zancarrón es una carne que aporta proteínas, hierro, zinc y vitaminas. Está especialmente aconsejada a las personas mayores y a los niños que les cuesta tragar el filete.

De postre podemos tomar un arroz con leche en representación de los cereales y la leche.