Hogarmania.com

Plantas

¿Por qué las hojas de las plantas se vuelven amarillas y cómo solucionarlo?


Si las hojas de tus plantas se están empezando a poner amarillas y no sabes la razón, ¡no te preocupes! Te explicamos las causas más comunes que provocan este amarilleamiento y lo que sabemos que te interesa más: cómo solucionarlo de una forma sencilla. ¡Toma nota!


El amarilleamiento de las hojas de las plantas es una problemática bastante común en el reino vegetal.

Por qué las hojas de las plantas se vuelven amarillas y cómo solucionarloEn este briconsejo de jardinería os explicamos cuáles son los principales motivos por los que las hojas de vuestras plantas pueden amarillear y cómo solucionarlo de forma fácil y sencilla.

Causas del amarilleamiento en las hojas

Es cierto que las hojas tienden a volverse a amarillas y a secarse por el propio ciclo de vida de la planta. Pero ese no es un problema, es el final del ciclo de vida de esa hoja.

Sin embargo, en muchas ocasiones, unas hojas que deberían estar verdes, empiezan a ponerse amarillas. Si quieres saber por qué se ponen amarillas las hojas de las plantas en esos casos, sigue leyendo. Las causas pueden muy variadas:

Exceso de exposición al sol

hoja con exceso de exposición al sol

Cuando una planta de sombra tiene una exposición directa al sol o exceso de luminosidad. Es algo que le puede ocurrir a plantas de sombra como el espatifilo gigante.

La solución es bien sencilla, reducir su exposición colocando cada planta en su lugar, plantas de sol en lugares bien iluminados y plantas de sombra en lugares sombríos o protegidos de la luz.

Amarilleamiento por falta de hierro

hoja amarilla por falta de hierro

Cuando la planta no encuentra suficiente hierro en la tierra por que el ph del suelo no coincide con los que necesita la planta. Plantas que son de tierra ácida pueden absorber el hierro si la tierra es ácida.

Si la planta no se encuentra en esas condiciones optimas se produce la clorosis férrica de la que ya hemos hablado en otras ocasiones. Las gardenias, hortensias, gerberas... pueden sufrir de clorosis.

Amarilleamiento por falta de nitrógeno

hoja amarilla por falta de nitrógeno

Los factores de crecimiento de las plantas son nitrógeno, fósforo y potasio. El nitrógeno da verdor y crecimiento, el fósforo y potasio ayudan a las raíces y a la floración.

Por ejemplo, esta melisa, que es una planta muy vigorosa, al estar en un recipiente muy pequeño ya ha agotado todos los nutrientes y por eso sus hojas comienzan a cambiar de color, esto indica falta de abono.

¿Cómo solucionar las hojas amarillas de las plantas?

Para el exceso de exposición la solución es sencilla evitar el exceso de exposición solar.

Falta de hierro

echar quelato de hierro al agua de riego

Incorporando productos específicos con el riego o en forma de bolas que incorporaremos a modo de abono en la tierra. También aportando quelato de hierro al agua de riego aportaremos el hierro que la planta necesita para realizar la fotosíntesis.

Falta de nitrógeno

Implica falta de nutrientes para la planta, por eso la solución es aportar nutrientes con abono líquido o sustrato.

aportar nutrientes con abono líquido a la planta

Recordar, eso sí, que no todas las plantas que tiene las hojas amarillas les ocurre algo. Hay plantas cuyo color es el amarillo, pero por lo general, si vemos que cambian de color es un indicador de que algo puede estar pasando.

Además del amarilleamiento de las hojas, otro problema que suele surgir con las plantas es que se empiecen a secar. Os contamos 5 razones por las que se secan las puntas de las hojas de las plantas de interior.